Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desayuno de creadores

La reunión de guionistas que convocó EL PAÍS sirvió para que pasaran la mañana juntos y contar cómo ha sido pasar del guion de ficción televisiva a la literatura narrativa que este verano publicarán en la Revista de Verano

  •  El pasado miércoles EL PAÍS convocó a siete de los mejores guionistas de series de la televisión española en La China Mandarina, una cafetería-restaurante en la plaza de Cascorro, en el madrileño barrio de La Latina. La pregunta es ¿para qué?   En la imagen, de izquierda a derecha, Carlos López, Helena Medina, Eduardo Ladrón de Guevara, Virginia Yagüe, Javier Olivares, Mónica Martín-Grande y Manuel Ríos. En primer plano, el fotógrafo Luis Sevillano.
    1

    El pasado miércoles EL PAÍS convocó a siete de los mejores guionistas de series de la televisión española en La China Mandarina, una cafetería-restaurante en la plaza de Cascorro, en el madrileño barrio de La Latina. La pregunta es ¿para qué?

    En la imagen, de izquierda a derecha, Carlos López, Helena Medina, Eduardo Ladrón de Guevara, Virginia Yagüe, Javier Olivares, Mónica Martín-Grande y Manuel Ríos. En primer plano, el fotógrafo Luis Sevillano.

  •  Durante los meses de julio y agosto, a partir del próximo lunes 6 de julio, cada guionista publicará un relato en seis entregas cada semana en la Revista de Verano.  En la imagen, de izquierda a derecha, Mónica Martín-Grande, Carlos López, Manuel Ríos y Javier Olivares hablando en la cafetería durante las entrevistas.
    2

    Durante los meses de julio y agosto, a partir del próximo lunes 6 de julio, cada guionista publicará un relato en seis entregas cada semana en la Revista de Verano.

    En la imagen, de izquierda a derecha, Mónica Martín-Grande, Carlos López, Manuel Ríos y Javier Olivares hablando en la cafetería durante las entrevistas.

  • Carlos López, a la izquierda, y Javier Olivares, a la derecha, fueron los primeros en sentarse frente a la cámara y frente al bloc de notas. López es la mano detrás de 'Hospital Central', 'Cita a ciegas' o 'El Príncipe'.
    3Carlos López, a la izquierda, y Javier Olivares, a la derecha, fueron los primeros en sentarse frente a la cámara y frente al bloc de notas. López es la mano detrás de 'Hospital Central', 'Cita a ciegas' o 'El Príncipe'.
  • Mónica Martín-Grande y Manuel Ríos han trabajado juntos en 'Compañeros' y 'Dos de mayo - La libertad de una nación'.
    4Mónica Martín-Grande y Manuel Ríos han trabajado juntos en 'Compañeros' y 'Dos de mayo - La libertad de una nación'.
  • A la derecha, el veterano del grupo, Eduardo Ladrón de Guevara. Él es el hombre de las frases de los personajes de series tan míticas como 'Farmacia de guardia' o 'Cuéntame cómo pasó'. A su izquierda, en el centro, Virginia Yagüe, creadora de 'Amar es para siempre' o 'La Señora'. Y a la izquierda, Helena Medina, la guionista de series históricas como '23F: El día más difícil de Rey' o 'Mario Conde, los días de gloria'.
    5A la derecha, el veterano del grupo, Eduardo Ladrón de Guevara. Él es el hombre de las frases de los personajes de series tan míticas como 'Farmacia de guardia' o 'Cuéntame cómo pasó'. A su izquierda, en el centro, Virginia Yagüe, creadora de 'Amar es para siempre' o 'La Señora'. Y a la izquierda, Helena Medina, la guionista de series históricas como '23F: El día más difícil de Rey' o 'Mario Conde, los días de gloria'.
  • Todos coincidieron en varios puntos. El principal, que la narrativa da una libertad que no permite la estructura del guion.
    6Todos coincidieron en varios puntos. El principal, que la narrativa da una libertad que no permite la estructura del guion.
  • Durante la entrevista, tras la sesión de fotos, una palabra se repitió mucho: visibilidad. Ahora, por fin, los guionistas en España empiezan a ser visibles, conocidos. Y es una reivindicación justa para un sector opacado hasta el momento.
    7Durante la entrevista, tras la sesión de fotos, una palabra se repitió mucho: visibilidad. Ahora, por fin, los guionistas en España empiezan a ser visibles, conocidos. Y es una reivindicación justa para un sector opacado hasta el momento.