Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Famosos que huyen de su pasado en Wikipedia

La agencia de relaciones públicas Sunshine Sachs ha reconocido que violó las normas de enciclopedia online y cambió los perfiles de Naomi Campbell y Mia Farrow

La modelo Naomi Campbell.
La modelo Naomi Campbell. Cordon press

Quien diga que no ha consultado Wikipedia jamás, seguramente miente. Los 500 millones de visitantes únicos al mes que tiene la enciclopedia libre online más grande del mundo vienen de algún lado. Puede que no sea la fuente más fiable, pero su éxito y la razón por la que este año recibirá el Premio Princesa de Asturias en Cooperación se basan en su carácter democrático y objetivo. Todo el mundo puede escribir, editar y consultar en ella.

Precisamente, por esta libertad de uso, la enciclopedia online lleva tiempo intentando luchar contra las ediciones interesadas y las empresas que contratan gente para manipular sus páginas a su favor. Esta semana, el New York Times desvelaba un nuevo caso de alteración de las entradas de Wikipedia por parte de Sunshine Sachs, una agencia de relaciones públicas estadounidense, con fuerte presencia en Hollywood, especializada en comunicación de crisis, y que ha tenido en su cartera clientes como Ben Affleck o Leonardo DiCaprio.

El descubrimiento saltó a partir de la página de la entrada de otra de sus clientas, Naomi Campbell. La supermodelo publicó en 1994 el álbum de R&B, Babywoman, considerado por muchos el peor disco de la historia. En la Wikipedia se podía leer sobre él que había sido un “fracaso de crítica y ventas”, hasta que esa frase fue cambiada por la actual, mucho más amable, “fue un éxito comercial en Japón pero no recibió mucha atención en el resto del mundo”.

La actriz Mia Farrow. ampliar foto
La actriz Mia Farrow. cordon press

Esta edición fue la que hizo saltar las alarmas de Jack Craver, un periodista contratado por Wiki Strategies, consultora externa que se encarga de asesorar a sus clientes sobre cómo controlar su presencia en Wikipedia sin violar las normas de la enciclopedia. Y, por tanto, desde su posición, con interés en desenmascarar prácticas como la de Sunshine Sachs con quien comparten el objetivo de beneficiar la reputación online de sus clientes, pero a las que persigue por hacerlo de forma más torpe y rompiendo las reglas.

Craver rastreó la edición del perfil de Naomi Cambpell y de otras muchos clientes de Sunshine Sachs, y descubrió que la mayoría habían sido hechos por un usuario llamado Alexdltb, a quien, a partir de un soplo y de su investigación por redes sociales, identificó como Alexander De La Torre Bruno, empleado de Sunshine Sachs.

Según el informe de Craver, la mayoría de los cambios hechos habían sido buenos y constructivos, “actualizando hechos y reescribiendo frases pobres o arreglando enlaces rotos”, dice el New York Times. Pero había otros que, claramente, tenían un objetivo de mejorar la imagen de sus clientes. Como Mia Farrow. La entrada de la actriz habría sido alterada 18 veces este año. Y en una de esas veces borraron la frase “las actividades de Farrow en Ecuador, sin embargo, obtuvieron mala publicidad”.

Perfil alterado de Naomi Campbell. ampliar foto
Perfil alterado de Naomi Campbell.

Debido a estas prácticas, el año pasado la Fundación Wikipedia actualizó sus términos de uso permitiendo a usuarios de agencias actualizar entradas, pero con la condición de que los editores revelen su relación con dichas agencias. Y para asegurarse esa transparencia, logró un acuerdo con 10 grandes agencias de relaciones públicas y comunicación, entre las que estaban Ogilvy & Mather o Edelman, por el que se comprometieron a no volver a realizar este tipo de ediciones encubiertas en su propio interés.

Sunshine Sachs no estaba entre esas compañías firmantes, pero tras la revelación de esta semana, su fundador Ken Sunshine admitió en el New York Times que habían cometido un error al no informar de su asociación con el editor, como requiere Wikipedia, y que ya lo habían corregido. “Pensamos que las reglas son importantes, y nos aseguraremos de cumplirlas de ahora en adelante”, dijo Sunshine. “Nuestro objetivo es asegurarnos de que la información publicada por nuestros clientes es objetiva y rigurosa y con fuentes apropiadas”, añadió. Aunque no han dado marcha atrás en los cambios que hicieron en Wikipedia.