Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las azafatas de El Al se niegan a usar tacones de altos vuelos

Las tripulaciones femeninas se rebelan contra el sexismo en la compañía aérea de Israel

Un grupo de azafatas en el aeropuerto de Londres.
Un grupo de azafatas en el aeropuerto de Londres.

La normativa interna de uniformidad de las líneas aéreas de bandera en Israel obliga ahora a las azafatas a recibir a los pasajeros a bordo con calzado de tacón alto. Los responsables de El Al consideraban que con esta regla de etiqueta se iban a mejorar sus “niveles internacionales de representación” en la aviación civil. Pero al menos dos centenares de azafatas han plantado cara a esta imposición, que consideran sexista y contraria a las más elementales normas de seguridad a bordo.

El servicio de personal de vuelo recuperó esta semana los tacones al amparo de una vieja norma de la compañía caída en desuso hace años, que obligaba a usar zapatos considerados “presentables” antes del despegue. La diputada laborista Shelly Yachimovich se ha sumado a la protesta de las azafatas de El Al. “¿Por qué ellas tienen que llevar tacones hasta que el último pasajero se haya senado? ¡Que se pongan tacones en el trabajo los directivos de El Al!”, declaró la parlamentaria a la prensa israelí.

Organizaciones feministas, sindicatos y grupos profesionales de la aviación han coincidido en un frente de rechazo a la imposición de los tacones a las azafatas israelíes. Además del riesgo para la salud laboral de las empleadas, su uso puede ser considerado como un obstáculo a la hora de actuar en una situación de emergencia.

El personal masculino de los equipos de vuelo de El Al también ha apoyado a sus compañeras al presentarse con calzado con tacones en el momento del embarque de los pasajeros, informa Efe. Numerosos sobrecargos están eximiendo también a las azafatas de cumplir la orden de la compañía. “Hace unos años los tacones fueron prohibidos por razones de seguridad. ¿La seguridad ya no importa ahora?”, se preguntaba en voz alta una empleada de El Al citada por los medios de comunicación de Israel.