Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo Museo de Fotografía de Huete

La localidad conquense inaugura un espacio para la imagen con fondos de la Fundación Antonio Pérez y exposiciones temporales

  • Un convento renacentista rehabilitado alberga el nuevo Museo de la Fotografía de Huete (Cuenca). 2.600 metros cuadrados para exposiciones, la colección permanente de Antonio Pérez, biblioteca, talleres, conferencias, una sala de audiovisual. El objetivo es descentrar la cultura de España y atraer turismo cultural a este pueblo.
    1Un convento renacentista rehabilitado alberga el nuevo Museo de la Fotografía de Huete (Cuenca). 2.600 metros cuadrados para exposiciones, la colección permanente de Antonio Pérez, biblioteca, talleres, conferencias, una sala de audiovisual. El objetivo es descentrar la cultura de España y atraer turismo cultural a este pueblo.
  • El claustro del antiguo convento de Jesús y María, hoy sede del nuevo Museo de Fotografía de Huete (Cuenca), un edificio renacentista rehabilitado.
    2El claustro del antiguo convento de Jesús y María, hoy sede del nuevo Museo de Fotografía de Huete (Cuenca), un edificio renacentista rehabilitado.
  • Vista de parte de la gran sala expositiva en la planta baja del museo. La imagen corresponde a los preparativos de esta semana, poco antes de la inauguración oficial del viernes, 12 de junio. Este espacio reúne unas 70 fotos de uno de los clásicos de la fotografía española, Françesc Català-Roca.
    3Vista de parte de la gran sala expositiva en la planta baja del museo. La imagen corresponde a los preparativos de esta semana, poco antes de la inauguración oficial del viernes, 12 de junio. Este espacio reúne unas 70 fotos de uno de los clásicos de la fotografía española, Françesc Català-Roca.
  • El Museo de Fotografía de Huete, en Cuenca, abre sus puertas con una exposición temporal de uno de los más grandes, Françesc Català-Roca. La sala acoge un centenar de fotos, entre ellas, 'Esperando el Gordo, Puerta del Sol', 1952.
    4El Museo de Fotografía de Huete, en Cuenca, abre sus puertas con una exposición temporal de uno de los más grandes, Françesc Català-Roca. La sala acoge un centenar de fotos, entre ellas, 'Esperando el Gordo, Puerta del Sol', 1952.
  • En la exposición de Català-Roca pueden verse algunas de sus imágenes más conocidas, las que tomó de Madrid, Barcelona, Cuenca, entre otras ciudades.
    5En la exposición de Català-Roca pueden verse algunas de sus imágenes más conocidas, las que tomó de Madrid, Barcelona, Cuenca, entre otras ciudades.
  • 'Gitanilla', de 1950, es una de las fotografías más célebres que realizó Català-Roca. Desde la montaña de Montjuïc y con las chimeneas de la ciudad al fondo. La exposición de este fotógrafo (Valls, 1922-Barcelona, 1998) en el Museo de Huete está comisariada por Chema Conesa y podrá verse hasta el 30 de agosto.
    6'Gitanilla', de 1950, es una de las fotografías más célebres que realizó Català-Roca. Desde la montaña de Montjuïc y con las chimeneas de la ciudad al fondo. La exposición de este fotógrafo (Valls, 1922-Barcelona, 1998) en el Museo de Huete está comisariada por Chema Conesa y podrá verse hasta el 30 de agosto.
  • Dos operarios colocan una de las fotografías de Català-Roca para la exposición, un retrato de Dalí.
    7Dos operarios colocan una de las fotografías de Català-Roca para la exposición, un retrato de Dalí.
  • 'Generación de los cincuenta. Provincia de Cuenca' (1954). El fotógrafo catalán documentó la vida española durante varias décadas. Esta imagen muestra la presencia de los símbolos de la dictadura franquista en el día a día de la época.
    8'Generación de los cincuenta. Provincia de Cuenca' (1954). El fotógrafo catalán documentó la vida española durante varias décadas. Esta imagen muestra la presencia de los símbolos de la dictadura franquista en el día a día de la época.
  • Publicidad en la calle, Calatrava, Murcia, 1968. La exposición 'Françesc Català-Roca. Obras maestras' permite ver los escenarios que recorrió este fotógrafo durante 30 años sumó 200.000 negativos.
    9Publicidad en la calle, Calatrava, Murcia, 1968. La exposición 'Françesc Català-Roca. Obras maestras' permite ver los escenarios que recorrió este fotógrafo durante 30 años sumó 200.000 negativos.
  • 'Gran Vía, Barcelona' (1954), una estampa habitual en grandes ciudades de España de los años cincuenta, los limpiabotas. Català-Roca comenzó como aprendiz de su padre, el también fotógrafo Pere Català-Roca.
    10'Gran Vía, Barcelona' (1954), una estampa habitual en grandes ciudades de España de los años cincuenta, los limpiabotas. Català-Roca comenzó como aprendiz de su padre, el también fotógrafo Pere Català-Roca.
  • El Museo de Huete de Fotografía abre con una selección de su colección permanente, formada por obras de varios autores que tienen la provincia de Cuenca como asunto central. Entre esos fotógrafos destaca Luis Escobar, retratista de grupos en la España de la primera mitad del siglo XX: En la foto, Escobar en un burro en uno de sus viajes como fotógrafo ambulante, en 1927.
    11El Museo de Huete de Fotografía abre con una selección de su colección permanente, formada por obras de varios autores que tienen la provincia de Cuenca como asunto central. Entre esos fotógrafos destaca Luis Escobar, retratista de grupos en la España de la primera mitad del siglo XX: En la foto, Escobar en un burro en uno de sus viajes como fotógrafo ambulante, en 1927.
  • Vendedores de pavos en la plaza Mayor de Albacete en la Navidad de 1926. Escobar buscaba siempre las fotos de grupos para poder vender copias a todos los retratados y ganar más dinero con una sola toma.
    12Vendedores de pavos en la plaza Mayor de Albacete en la Navidad de 1926. Escobar buscaba siempre las fotos de grupos para poder vender copias a todos los retratados y ganar más dinero con una sola toma.
  • Entre las imágenes más conocidas que tomó Luis Escobar está la de la agrupación socialista de su pueblo en Albacete, Villalgordo del Júcar, en 1925.
    13Entre las imágenes más conocidas que tomó Luis Escobar está la de la agrupación socialista de su pueblo en Albacete, Villalgordo del Júcar, en 1925.
  • Escobar retrató también las escenas de interior, la de los oficios, como esta barbería de Albacete, en 1928. El fotohistoriador Publio López Mondéjar tiene predilección por la obra de Escobar, al que llegó a conocer de niño, cuando este iba a casa de su abuela.
    14Escobar retrató también las escenas de interior, la de los oficios, como esta barbería de Albacete, en 1928. El fotohistoriador Publio López Mondéjar tiene predilección por la obra de Escobar, al que llegó a conocer de niño, cuando este iba a casa de su abuela.
  • 'Semana Santa en Ayora' (hacia 1925). Escobar llegó a trabajar en más de 200 pequeños pueblos en su trayectoria como fotógrafo. Él siempre estaba pendiente de las fiestas y celebraciones de cada localidad porque sabía que tendría trabajo.
    15'Semana Santa en Ayora' (hacia 1925). Escobar llegó a trabajar en más de 200 pequeños pueblos en su trayectoria como fotógrafo. Él siempre estaba pendiente de las fiestas y celebraciones de cada localidad porque sabía que tendría trabajo.
  • 16