Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acosador de Mila Kunis se fuga de un centro de salud mental

Stuart Lynn Dunn fue condenado en 2012 por violar una orden de alejamiento contra la actriz

Mila Kunis ha recibido una mala noticia. Si hace dos años la actriz respiró aliviada cuando su acosador fue internado en un centro de salud mental tras violar una orden de alejamiento, ahora Stuart Lynn Dunn se ha escapado del Olive Vista Behavioral Health Center de Pomona (California), según informa Abc7.com. Según el medio estadounidense, la policía de Los Ángeles está rastreando la zona para localizar a Dunn, quien el sábado aprovechó un descuido de la seguridad del centro para escaparse.

Los hechos se remontan al año 2012, cuando Kunis empezó a comprobar que Dunn no era un fan más y llegó incluso a temer por su integridad. Dunn presuntamente entró en la casa de la intérprete de Cisne Negro en West Hollywood y poco después aparecía también en el garaje del gimnasio de Kunis tres días consecutivos. Entonces el hombre fue arrestado y la actriz conseguía que la justicia le otorgara una orden de alejamiento. Pero ahí no acabó la cosa. Poco después, Dunn intentataba en varias ocasiones ponerse en contacto con la actriz, así que en 2013 fue condenado por acosarla y fue sentenciado a permanecer seis meses en un centro de salud mental, así como también a permanecer alejado durante 10 años tanto de la actriz -quien le dijo al juez que sentía que su seguridad estaba amenazada- y sus representantes. En la actualidad, se encontraba él en el centro de Pomoa para una supervisión de su estado. Según ha informado el sheriff del condado de Los Ángeles, Martin Rodriguez, la actriz está al tanto de lo sucedido.

No es la primera vez que la hoy mujer de Ashton Kutcher veía vulnerada su intimidad –aunque sí probablemente la más seria. En 2011 Mila Kunis, junto a una cincuentena de famosas (como Scarlett Johansson o Christina Aguilera), fue víctima del hacker Christopher Chaney, quien pirateó sus cuentas de email y se apoderó de fotos privadas de la intérprete. En 2012, el juez federal de Los Ángeles condenó a Chaney a 10 años de cárcel y a pagar a sus víctimas una indemnización de 76.000 dólares.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información