Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La torre kamikaze

Si el adversario es un gran maestro muy fuerte y además hace jugadas raras puedes perder la serenidad, como ocurrió en esta partida

Posición tras 26 ..Dd5 pulsa en la foto
Posición tras 26 ..Dd5

Blancas: I. Nepomniachi (Rusia, 2.714). Negras: S. Grigoriants (Rusia, 2.573).Defensa Petrov (C43). XII Abierto Aeroflot (2ª ronda). Moscú, 28-3-2015.

Una torre suicida incomoda al rival y provoca que pierda el control de sus nervios: 1 e4 e5 2 Cf3 Cf6 3 d4 Cxe4 4 dxe5 d5 5 Cbd2 Cc5 6 Cb3 Cxb3 7 axb3 Ae7 8 Ad3 c5 9 c3 Cc6 10 Ta4! (controlar la cuarta horizontal es importante, pero además esta torre está destinada a misiones de ataque) 10 ..Ae6 11 0–0 h6 12 Te1 Dd7 13 Ad2 Td8 14 Dc2 a6 15 h3 Dc8 16 Tf4! b5 17 h4 g5?! (las máquinas aplauden esta jugada pero ¿por qué debilitar una posición muy sólida? Tras 17 ..Dd7 y 0–0, las negras estarían bien) 18 Tf6 g4 (tras 18 ..Cxe5 19 Txe6 Cxf3+ 20 gxf3 fxe6 21 Ag6+ Rd7 22 Txe6! Rxe6 23 Af5+ Rf6 24 Axc8 Txc8 25 h5 Ad6 26 Dg6+ Re7 27 b4!, la mala situación del rey negro daría ventaja blanca) 19 Ch2 Axf6?! (error de evaluación: las debilidades en casillas negras y el rey en el centro darán a las blancas una compensación más que suficiente por el material sacrificado; en cambio, tras 19 ..d4 20 Af4 h5 no sería tan fácil romper la posición de las negras) 20 exf6 Rd7 21 Af5 h5?! (los amigos inhumanos proponen una solución defensiva poco humana, pero quizá muy buena: entregar uno o dos peones para dar juego a las torres negras: 21 ..Tde8!, y si 22 Af4 Axf5 23 Dxf5+ Rd8 24 Dxd5+ Dd7 25 Dxd7+ Rxd7, y es probable que las negras no estén peor) 22 Af4! Tde8 23 Td1! d4? (con su rey en esta columna, Grigoriants debió jugar a la defensiva) 24 cxd4 Cxd4 25 b4! Dc6 26 bxc5 Dd5 (diagrama) 27 De4! Dxe4 28 Axe4 Ad5 29 Txd4 Txe4 30 Txd5+ Rc6 31 Tf5 The8 32 g3 Tb4 33 Txh5 Txb2 34 Cxg4 b4 35 Ce5+ Rb5 36 Cxf7, y Grigoriants se rindió. Correspondencia: ajedrez@elpais.es

Más información