Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La productividad en España

Hace unos días leí el artículo sobre lo mucho que trabajamos y lo poco productivos que somos en España. Me llegó al alma, pues es algo que he experimentado los últimos 10 años. Gracias a mis padres pude terminar mis estudios en Reino Unido, donde trabajé cuatro años. A mi vuelta a España ví que había mucho chisme en el trabajo. Mucho “me ha caído un marrón”. Mucho escurrir el bulto. Sin embargo, a las 10 de la mañana, cuando yo llevaba ya una hora y media trabajando en el momento más productivo del día, bajaba media empresa a desayunar. 30 minutos perdidos. Yo me sentía un marciano ahí. No le veía sentido alguno a perder tanto tiempo. Me quejaba de la cantidad de tiempo inútil que pasábamos en la oficina y que yo prefería utilizar para tener vida social, practicar un deporte o estudiar.

Trabajo desde hace dos años para una empresa de Estados Unidos donde no hay oficina. Todos trabajamos donde y cuando queramos desde casa, en un espacio de coworking o en una cafetería. Cualidades como ser proactivo, resolutivo e informar de tu progreso es todo lo que hace falta. Jamás volvería a una oficina. Es más, me siento más conectado a mis compañeros que en cualquier trabajo anterior. Cuánto nos queda por aprender aquí.— Juan Pablo Novillo Requena. 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.