Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Un Oscar para Jennifer Aniston?

La presión para que se case y sea madre se mantiene, pero algo sí que ha cambiado en la vida de esta actriz. Por fin empieza a dejar atrás a la inolvidable Rachel de ‘Friends’ y su nombre suena como candidata a los grandes premios del cine

La actriz estadounidense Jennifer Aniston, el pasado mes de noviembre. Ampliar foto
La actriz estadounidense Jennifer Aniston, el pasado mes de noviembre.

Haces meses, la mera sugerencia de un Oscar para Jennifer Aniston hubiera sido cosa de risa. En cine, la por siempre Rachel de la serie Friends sirve para comedias ligeras, como su papel protagonista en Somos los Miller, la segunda comedia más taquillera de 2013. Y para vender, a su pesar, todas las revistas del corazón del mundo, entre otras cosas como la exesposa de Brad Pitt ahora prometida del también actor Justin Theorux. Pero el Oscar parecía cosa de otros, tipo Angelina Jolie y su Invencible o Pitt y su Furia. Al menos así apuntaba la cartelera cinematográfica hasta que Aniston, de 45 años, presentó en el Festival Internacional de Toronto su última película, Cake. Lo hizo a cara descubierta. Un filme independiente rodado en 25 días a las órdenes de Daniel Barnz donde interpreta a una mujer al borde del suicidio, víctima de terribles dolores crónicos.

La crítica lo define como su Monster, la cinta que llevó a Charlize Theron al Oscar. O su Monster’s Ball, que hizo lo mismo por Halle Berry. Y en Toronto el público se puso en pie para ovacionar un filme que es el pastelito de cualquier actor. Es cierto que en Toronto suelen ser agradecidos y reciben con vítores casi todos los filmes que comienzan allí su campaña al Oscar. Y que el poderío de Aniston en Hollywood la situó en 2013 entre las tres primeras actrices de la industria, según la revista Forbes. Un poder que respalda la fortuna que amasó durante su década en Friends y con sus múltiples patrocinios (SmartWater, Aveeno), que le da dinero suficiente para pagarse la mejor campaña promocional del mundo. La misma publicación le estima unas ganancias de 25,4 millones de euros.Ya lo intentó el pasado año con otro proyecto indie que presentó en Toronto, Life of Crime, y no llegó lejos. Pero esta vez parece que va en serio, a juzgar por las candidaturas como mejor actriz conseguidas en los Globos de Oro, en los premios del Sindicato de actores y los Critic’s Choice. Aniston está que no se lo cree. Como dijo al conocer la noticia de sus nominaciones, se le cayó la mandíbula a los pies de la sorpresa. “¡Ser reconocida por algo que amo es tan refrescante!”, apreció la actriz de esta nueva etapa de su carrera. Pero como hay que mantener las formas, Aniston prefirió desviar la conversación hacia las fiestas navideñas. “Llevo casi 15 años celebrando en Navidades la fiesta del árbol, donde todos mis amigos hacen sus propios ornamentos y los cuelgan. Son los mejores regalos, los más personales, hechos con amor”.

Pregunta: ¿Ha pensado en sus buenos propósitos para el nuevo año?

Respuesta: Soy de las que prefiero no ponerme metas porque no me gusta que no se cumplan. Tengo muchas cosas en mente para el 2015. Pero lo mejor, lo que no me espero.

P. ¿El año de la boda?

R. Una pregunta que nunca he oído antes (risas). Hay planes pero no hay prisa. No nos sentimos menos pareja porque nos falte ese pedazo de papel en el que dice que estamos casados. La presión es intensa para que nos casemos pero prefiero no prestarle más atención al tema y seguir adelante con nuestras vidas.

P. Adelante hacia otra cita como la del Oscar. Son muchos los que comentan que Cake es su Monster’s Ball.

R. No sé que decir. Un honor, una alegría y un momento para la reflexión porque Monster’s Ball es una película fantástica.

P. ¿Es lo que buscaba en Cake?

R. Desde que leí el guion supe que haría lo que fuera por interpretar el papel de Claire, que sería capaz de ir y volver a la luna con tal de trabajar con Daniel y que no le decepcionaría.

P. ¿Nunca le preocupó la falta de maquillaje?

R. Nunca me he visto peor. Puedes decirlo. Pero no podía ser de otro modo. Y es lo bueno de ser actor, que tenemos un arsenal de personajes en nuestro interior.

LA PRESIÓN DE LA MATERNIDAD

“No me gusta la presión que me ponen a mí, y las mujeres, de que has fracasado como mujer porque no has tenido hijos”. De esta manera Jennifer Aniston expresaba su hartazgo al sentirse permanentemente cuestionada al no haber sido madre, mientras su exmarido Brad Pitt —de quien se divorció en 2005— y Angelina Jolie son padres de seis hijos. Cada aparición pública de la actriz se convierte en un escrutinio para determinar si existe o no una sospechosa barriga. Pero una cosa le duele por encima de todo: “La acusación de que he puesto mi carrera por encima de mi deseo de ser madre”, dijo recientemente a la revista Allure. En la entrevista, tachó de insultante y denigrante que incluso la hayan calificado de egoísta.

Si en los tiempos de Friends el peinado de Rachel era motivo de titulares y cambios en la moda, ahora el cuerpo de Aniston, junto con el de Gisele Bündchen y el de Penélope Cruz, está entre los más buscados por aquellas que van al cirujano plástico, indicaba una encuesta del gremio. Aún así, a Aniston no le ha importado abandonar su envidiada forma con tal de ser fiel a su meta como actriz. ¿Sexista? Ella es la primera en subrayar lo injusto que es que la Academia, año tras año, se fije en las intérpretes cuando no se muestran atractivas en la pantalla. Pero la táctica parece efectiva a juzgar por las Theron, Berry, Nicole Kidman y hasta Cate Blanchett que se llevaron la estatuilla antes. O por la posible candidatura que defenderá Julianne Moore, víctima del alzhéimer en Still Alice, o Reese Witherspoon, también sin maquillaje y una mochila a la espalda, en Wild.

Pregunta. ¿Qué piensa de su competencia en esta temporada de premios?

Respuesta.El mero hecho de que se hable de esta pequeña gema de película es abrumador. Todavía me quedan muchas películas por ver, pero entre las que he visto está Into The Woods. El trabajo de Emily Blunt es extraordinario. Como lo es el de Meryl Streep, obviamente. Me encanta ver mujeres valientes haciendo trabajos maravillosos.

P. ¿Echa de menos a sus compañeros de Friends?

R. Siempre serán mis amigos. Aquellos diez años probablemente fueron los más importantes de mi carrera y estoy muy agradecida. Nos lo pasamos tan bien. Hemos hecho lo imposible por volver a reunirnos pero no hubo forma. Quedo a cenar con Courtney [Cox] y Lisa [Kudrow] a menudo. Somos familia. Crecimos juntos.Aunque lo que la prensa del corazón se empeña en verle crecer es la barriga. Y ella al fin se confiesa cansada de que digan que ha preferido una carrera en Hollywood a la maternidad.

Más información