Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El lenguaje de nuestros políticos

En el lenguaje cotidiano de nuestros políticos hay una tendencia creciente a utilizar el género gramatical femenino como muestra de corrección política al añadirlo sistemáticamente a cualquier genérico masculino. Cosas del tipo “los hombres y las mujeres” en referencia a cualquier colectivo. Esto, que podría considerarse, en el mejor de los casos, una demostración de cortesía masculina, en sí misma sospechosa, se convierte en una clara manifestación demagógica con fines electoralistas. Últimamente, sin embargo, se empieza a escuchar que junto al plural “nosotros”, que se refiere a ellos y ellas, un complemento gramaticalmente aberrante en boca de un hombre como es el “y nosotras”, con lo que el sujeto no se limita a incluir a las mujeres en todo colectivo sino que se transforma a sí mismo en femenino. Vale que quieran agradar a las mujeres, pero este destrozo gramatical tan ridículo solo pone al descubierto su intención espuria de no desagradar nunca a quienes puedan escuchar y votar después, o su ignorancia de la gramática. Si lo que quieren es solamente respetar a este colectivo podrían empezar por decir “nosotros y vosotras” y, en otros casos, empezar con el femenino que excluye el masculino, y complementar con este su referencia políticamente correcta a toda la población.— Ricardo López Piñuela.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.