Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cuartel de la Stasi

El servicio de inteligencia de la RDA ha sido acusado de torturar y asesinar a los que amenazaban la supervivencia del régimen

  • El Ministerio para la Seguridad del Estado, más conocido por la abreviatura Stasi, fue el servicio de inteligencia de la República Democrática Alemana. El órgano se encargaba de controlar la supervivencia del sistema soviético en el Este alemán.
    1El Ministerio para la Seguridad del Estado, más conocido por la abreviatura Stasi, fue el servicio de inteligencia de la República Democrática Alemana. El órgano se encargaba de controlar la supervivencia del sistema soviético en el Este alemán. Reuters
  • Una sala de registro del edificio de la prisión central de la Stasi en Berlín, en el distrito de Hohenschoenhausen. Una construcción dedicada desde 1994 a la memoria histórica y la investigación de este servicio de inteligencia acusado de torturas y asesinatos.
    2Una sala de registro del edificio de la prisión central de la Stasi en Berlín, en el distrito de Hohenschoenhausen. Una construcción dedicada desde 1994 a la memoria histórica y la investigación de este servicio de inteligencia acusado de torturas y asesinatos. Reuters
  • En la imagen, las puertas de las celdas de la prisión central de la Stasi en Berlín, donde eran encarcelados tantos los activistas disidentes del régimen comunista, como aquellos ciudadanos que intentaban cruzar el Muro.
    3En la imagen, las puertas de las celdas de la prisión central de la Stasi en Berlín, donde eran encarcelados tantos los activistas disidentes del régimen comunista, como aquellos ciudadanos que intentaban cruzar el Muro. Reuters
  • A través de una apertura en la puerta de una celda, se puede observar el interior de uno de estos habitáculos con una cama, un escritorio, una silla y una ventana.
    4A través de una apertura en la puerta de una celda, se puede observar el interior de uno de estos habitáculos con una cama, un escritorio, una silla y una ventana. Reuters
  • La puerta de barrotes que se ve en la imagen era el acceso a la zona de enfermería de la prisión. Esta planta del edificio fue abierta al público por primera vez en septiembre de este año, 10 años después de la inauguración de este museo de la Stasi.
    5La puerta de barrotes que se ve en la imagen era el acceso a la zona de enfermería de la prisión. Esta planta del edificio fue abierta al público por primera vez en septiembre de este año, 10 años después de la inauguración de este museo de la Stasi. Reuters
  • Numerosos testimonios han denunciado las torturas físicas y psicológicas de los miembros de la Stasi a los detenidos. En la imagen, uno de los pasillos en una zona subterránea conocida como 'El Submarino'.
    6Numerosos testimonios han denunciado las torturas físicas y psicológicas de los miembros de la Stasi a los detenidos. En la imagen, uno de los pasillos en una zona subterránea conocida como 'El Submarino'. Reuters
  • En la imagen, un aparato reconstruido que se utilizaba para torturar a los presos hasta 1953. El maltrato consistía en encerrar al recluso durante días en estas celdas llamadas de agua.
    7En la imagen, un aparato reconstruido que se utilizaba para torturar a los presos hasta 1953. El maltrato consistía en encerrar al recluso durante días en estas celdas llamadas de agua. Getty Images
  • En la imagen, una de las celdas bajo tierra, en las que años después de la apertura de la prisión construyeron ventanas.
    8En la imagen, una de las celdas bajo tierra, en las que años después de la apertura de la prisión construyeron ventanas. Reuters
  • Dos grandes bañeras en el cuarto de baño de la enfermería de la prisión.
    9Dos grandes bañeras en el cuarto de baño de la enfermería de la prisión. Reuters
  • La sala de operaciones de la enfermería.
    10La sala de operaciones de la enfermería. Reuters
  • Una celda dentro de la zona de enfermería.
    11Una celda dentro de la zona de enfermería. Reuters
  • Una torre de vigilancia en la prisión central de la Stasi.
    12Una torre de vigilancia en la prisión central de la Stasi. Getty Images