Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El futuro en sus manos

Una selección de imágenes de la muestra del fotógrafo valenciano Alberto Pla sobre cuatro de las comunidades más desfavorecidas de Haití

  • El fotógrafo valenciano Alberto Pla comenta una selección de imágenes de las que expone en la estación de Atocha en Madrid, que forman parte de su trabajo realizado para la organización TECHO en Haití. "Cada semana voluntarios de la organización (haitianos principalmente) y representantes de las comunidades se reúnen para discutir acerca de cuáles son las necesidades. No se trata de llegar y montar una presa de agua cuando a lo mejor no es lo que necesitan, si no de dialogar, muchas veces durante semanas, para llegar a acuerdos que realmente converjan en proyectos sólidos, que luego ellos mismos construirán o desarrollarán".
    1Mesas de trabajo El fotógrafo valenciano Alberto Pla comenta una selección de imágenes de las que expone en la estación de Atocha en Madrid, que forman parte de su trabajo realizado para la organización TECHO en Haití. "Cada semana voluntarios de la organización (haitianos principalmente) y representantes de las comunidades se reúnen para discutir acerca de cuáles son las necesidades. No se trata de llegar y montar una presa de agua cuando a lo mejor no es lo que necesitan, si no de dialogar, muchas veces durante semanas, para llegar a acuerdos que realmente converjan en proyectos sólidos, que luego ellos mismos construirán o desarrollarán".
  • "Aunque TECHO construye viviendas de emergencia debemos resaltar que “no solo hace casas”. La base de su proyecto se basa en el desarrollo comunitario y la acción conjunta entre pobladores y voluntarios. La sonrisa de estos niños representa el trabajo que realiza TECHO en las comunidades más desfavorecidas. De eso se trata la cooperación: pisar el terreno, oler a polvo, empatizar sus esquemas de pensamiento y entender cuáles son sus necesidades".
    2No solo son casas "Aunque TECHO construye viviendas de emergencia debemos resaltar que “no solo hace casas”. La base de su proyecto se basa en el desarrollo comunitario y la acción conjunta entre pobladores y voluntarios. La sonrisa de estos niños representa el trabajo que realiza TECHO en las comunidades más desfavorecidas. De eso se trata la cooperación: pisar el terreno, oler a polvo, empatizar sus esquemas de pensamiento y entender cuáles son sus necesidades".
  • Philipe, voluntario de TECHO (izquierda) y un líder de la comunidad dirigen una de las reuniones para señalizar las calles. Suelen hacerlas fuera de las casas porque el calor es asfixiante. En esta imagen ya han llegado al acuerdo y están discutiendo como llamarlas. En esta comunidad son personas desplazadas por el terremoto donde el Gobierno les dejó asentarse provisionalmente, pero ha pasado tanto tiempo que se ha convertido en su hogar. Existen actualmente muy pocas alternativas para ellos y con pocos recursos económicos les es muy difícil abandonar la zona de desplazados. Por eso, las comunidades deben de organizarse y la señalización de calles es algo vital. Cosas que aquí pasamos desapercibidas pero para ellos es sumamente importante".
    3El acuerdo Philipe, voluntario de TECHO (izquierda) y un líder de la comunidad dirigen una de las reuniones para señalizar las calles. Suelen hacerlas fuera de las casas porque el calor es asfixiante. En esta imagen ya han llegado al acuerdo y están discutiendo como llamarlas. En esta comunidad son personas desplazadas por el terremoto donde el Gobierno les dejó asentarse provisionalmente, pero ha pasado tanto tiempo que se ha convertido en su hogar. Existen actualmente muy pocas alternativas para ellos y con pocos recursos económicos les es muy difícil abandonar la zona de desplazados. Por eso, las comunidades deben de organizarse y la señalización de calles es algo vital. Cosas que aquí pasamos desapercibidas pero para ellos es sumamente importante".
  • "Es una clase particular dentro de un centro comunitario de Gariche Prince, de nuevo en una vivienda de emergencia construida por TECHO que, además de para reuniones, se usa para actividades extraescolares. Las profesoras son voluntarias y luchan, al igual que la organización, para dar oportunidades a muchos niños para que se formen. La educación es un tema continuo en mi trabajo, desde India a Mozambique, y aquí también queda reflejada".
    4Refuerzo escolar "Es una clase particular dentro de un centro comunitario de Gariche Prince, de nuevo en una vivienda de emergencia construida por TECHO que, además de para reuniones, se usa para actividades extraescolares. Las profesoras son voluntarias y luchan, al igual que la organización, para dar oportunidades a muchos niños para que se formen. La educación es un tema continuo en mi trabajo, desde India a Mozambique, y aquí también queda reflejada".
  • "Este niño vendía bolsitas de agua por 5 gourdas. Está en Pétion-Ville, un gran mercado en Puerto Príncipe. El niño está contento y me sonríe, pero cuando tengo la oportunidad, aludo a esta imagen para resaltar la necesidad de invertir en educación e incidir en la importancia de escolarizar a todos ellos. Algo muy complicado en un país como Haití".
    5Invertir en educación "Este niño vendía bolsitas de agua por 5 gourdas. Está en Pétion-Ville, un gran mercado en Puerto Príncipe. El niño está contento y me sonríe, pero cuando tengo la oportunidad, aludo a esta imagen para resaltar la necesidad de invertir en educación e incidir en la importancia de escolarizar a todos ellos. Algo muy complicado en un país como Haití".
  • “Aquí vemos como una mujer entra en éxtasis después de haber sido poseída por un loa (espíritu). Se trata de una ceremonia vudú, muy emocionante, celebrada el día de los muertos en Le Veque, en la comunidad de Cabaret. Es uno de los días más significativos para los haitianos y se celebran numerosos rituales. Percibí que el vudú es tabú, a pesar de que muchos haitianos lo practican y el sacerdote es una persona muy respetada en las comunidades. En los rituales se bebe un alcohol muy fuerte y hombres y mujeres bailan al son de los tambores”.
    6Una ceremonia tabú “Aquí vemos como una mujer entra en éxtasis después de haber sido poseída por un loa (espíritu). Se trata de una ceremonia vudú, muy emocionante, celebrada el día de los muertos en Le Veque, en la comunidad de Cabaret. Es uno de los días más significativos para los haitianos y se celebran numerosos rituales. Percibí que el vudú es tabú, a pesar de que muchos haitianos lo practican y el sacerdote es una persona muy respetada en las comunidades. En los rituales se bebe un alcohol muy fuerte y hombres y mujeres bailan al son de los tambores”.