Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Es feminista Beyoncé?

Beyoncé en una de sus muchas poses sensuales.
Beyoncé en una de sus muchas poses sensuales.

A bote pronto, la curvilínea y voluptuosa Beyoncé, que acaba de triunfar en los MTV Video Musical Awards, no parece un modelo de feminista ni nos remite precisamente a una combativa Audre Lorde, aunque encarne como ella el empoderamiento de la mujer y, en concreto, de la mujer negra.

En Druk in love (Borrachos de amor), ganador del video del año en los citados galardones, es toda muslo, transparencias y joyería ramplona. Para colmo, la artista texana no deja de insistir en que no sólo es feminista, sino que el suyo es el feminismo que se lleva ahora, el de la mujer que no odia a los hombres (¿desde cuándo los odian las feministas?) y que se sirve de su cuerpo como se le antoja.

Y es que uno de los nudos gordianos del feminismo, y acaso su talón de Aquiles, es el de la liberación del cuerpo: décadas y décadas reivindicando el derecho de las mujeres a usar nuestro cuerpo como nos venga en gana (incluida por supuesto la faceta reproductiva, de tan aciaga actualidad), para acabar ahora recelando de aquellas que lo muestran en exceso, que en lugar de usarlo como quisiera cierto feminismo ya periclitado, lo exhiben sin recato y hacen de él bandera. La polémica en torno al aireamiento de pechos de las aguerridas chicas de Femen es un buen ejemplo, al existir quien piensa que sexualizando su cuerpo deslegitiman el objetivo que las mueve: defender la libertad de las mujeres.

Aunque la polémica hace tiempo que colea, está hoy más que nunca servida, siendo los tiempos que corren cada día más amigos de la imagen y del espectáculo. ¿Cómo prescindir del cuerpo o disimularlo en lo que Vargas Llosa ha bautizado como la civilización del espectáculo? Cuando tras siglos de ocultación, de “ablación” del cuerpo, llegó el destape (y no, no me refiero al cine guarrillo y cutrón de la Transición), los conservadores se echaron las manos a la cabeza: era el comienzo de un viaje hacia la liberación de la mujer ya sin posible retroceso, el reinado de lo que el francés Gilles Lipovetsky llamó “la tercera mujer”, una mujer sujeto y no objeto. Pero como toda cara tiene su cruz, pasadas las décadas una amplia corriente del feminismo opina que la liberación de la mujer se ha despeñado por precipicios en los que no tenía que caer.

"Drunk in love", de Beyoncé.

Desde los felices años veinte, incluyendo la aportación de Coco Chanel en la reinvención de nuestra imagen, y con especial hincapié en los 60 (con el invento de la minifalda por parte de la diseñadora Mary Quant), las ansias de mostrar piel han ido en aumento entre las mujeres. Así, mientras los hombres de hoy siguen aferrados al sempiterno terno o como mucho exhiben un furtivo tatuaje, algunas mujeres se desviven por resaltar sus encantos casi hasta la desnudez. Son el blanco perfecto para los dardos del feminismo más purista u ortodoxo, y peor cuanto más célebres y famosas sean; no porque den más rabia (que también), sino por su efecto ejemplarizante y multiplicador, sobre todo entre las tiernas jovencitas, dispuestas a obedecer la dictadura de las modas al precio que sea.

Aunque durante todo el siglo XX han sido una cuantas las divas consagradas a resaltar sus encantos y Marilyn Monroe sabía muy bien lo que hacía cuando alentaba a las tropas que ardían en testosterona, la rabiosa sexualización del cuerpo femenino se ha convertido últimamente en una práctica habitual entre las reinas del pop, cuya imagen se propaga muy por encima de la de las reinas de la interpretación. De Madonna a Miles Cyrus pasando por Jennifer Lopez, Britney Spears, Mariah Carey, Katy Perry y tantas otras, ninguna se conforma con insinuar lo que posee sino que lo muestra sin recato. ¿Quién no recuerda los corsés-sujetador que le diseñaba a Madonna su amigo Jean Paul Gaultier? ¿Y cuál es la parte de la anatomía de Shakira más aplaudida?

Ya en los años 70, el grupo de Boston publicó Nuestros cuerpos, nuestras vidas y arremetió contra el uso que la sociedad patriarcal hacia de los cuerpos femeninos. Desde entonces ha sido un no parar en la reivindicación del autogobierno del cuerpo. Y va y ahora las divas de los escenarios se ponen de acuerdo en emular a Brigitte Bardot en su faceta más explosiva, de modo que a casi todas les hemos confundido alguna vez el canalillo con el ombligo.

Ante este panorama, sólo faltaba Beyoncé incluyendo en su último álbum a la escritora nigeriana, y activista feminista, Chimamanda Ngozi Adichie, cuyo video con la charla “We should be all feminists” ha dado la vuelta al mundo y debiera ser obligatorio en las escuelas donde se forjan los hombres y las mujeres del mañana. Se diría que un gesto tan simbólico como ese no parece que pueda atribuirse a una artista antifeminista, pues mientras Madonna insiste en huir como de la peste de la desacreditada palabreja y repite que ella es en todo caso “humanista”, Beyoncé se moja como ahora mismo tantos famosos a favor de la ELA.

"We shoul be all feminists", conferencia de Chimamanda Ngozi Adichie.

¿Es Beyoncé pues la musa del nuevo feminismo, el que enseña muslo y pechuga? ¿Responde su gesto a una operación de marketing destinada a que las mujeres también compren sus discos? ¿Es una chica simple a la que gusta gustar o, para decirlo con Aristóteles, usa su cuerpo como instrumento del alma? Hay opiniones para todos los gustos: algunos/as creen que se trata de un feminismo pasado por el cedazo del patriarcado, es decir que se invalida a sí mismo, y otros/as quieren ver en ella el empoderamiento real de una mujer libre. Parecería lógico pensar que, si su camino hacia el empoderamiento pasa por sus caderas, it’s her choice. Pero hay en juego algo más que su mera pertenencia al club.

La tremendamente sexualizada Queen Bey, como la llaman, es la dueña de uno de esos “cuerpos que importan”, para emplear la denominación de Judith Butler (Cuerpos que importan. Sobre los límites materiales y discursivos del “sexo”). En consecuencia, incluirla en el círculo feminista a pesar de encarnar el prototipo de la mujer construida para reinar en el aún hoy hegemónico universo patriarcal y heterosexual, pasa por ahondar en un debate que no se está dando a fondo. El quid de la cuestión sería: ¿es Beyoncé una víctima del patriarcado o se sirve de las leyes que lo rigen –la mujer como objeto- para lograr sus objetivos? Y más aún: ¿es complaciente o subversivo reivindicar el cuerpo y la sexualidad? La bomba femenina que fue Mae West también usaba su cuerpo como instrumento de empowerment y, vista desde el presente, resulta de lo más revolucionaria.

Quizás la respuesta esté en practicar un feminismo mucho más sincrético, mucho más inclusivo en cuanto a corrientes y tendencias. Lipovetsky ya anunció que el feminismo del siglo XXI sería un feminismo que no estaría en guerra contra la femineidad, menos militante y… más irónico. ¿Puede ser irónico un canalillo? Quienes creemos en la seducción como arte creemos que sí, aunque al vulgar juego de caderas de Queen Bey prefiramos con mucho la sensualidad sutil de una Juliette Binoche o la elegancia británica de una Tilda Swinton.

Mª Ángeles Cabré es escritora, crítica literaria y directora del Observatorio Cultural de Género. Su último libro es el ensayo Leer y escribir en femenino (2013).

Comentarios

No comparto el tema de ser feminista. Perseguimos el machismo y promovemos el feminismo?
Hace nada y menos, Beyoncé era la mujer más influyente del mundo. Visto y leido en éste Blog. Hoy muslo y pechuga, simple como el mecanismo de un botijo que dirian en la USA profunda del medio oeste.Video como "we should be all feminist" que deberian ser obligatorio en las escuelas ... Si, hemos leido bien o-b-l-i-g-a-t-o-r-i-o porque "yo lo valgo" ó porque "comulga con la visión politicamente correcta" de esa educación para ésta nueva ciudadania, la que domamos, intoxicamos y modelamos con sloganes de "género" -gender- como Empowerment que bien poco tiene que ver con empoderamiento -false friends- sino, "fortalecimiento."
No he podido con el video OBLIGATORIO. Insoportable. Insufrible. Injusto. Intolerable. ¿Y después tiene las narices de preguntar si existe un feminismo que odie a los hombres? ¿Es que no existe un feminismo capaz de contruirse a sí mismo sin cuestionar mi masculinidad y lo que a mí me dé la gana hacer con ella? Me entero de que ponen este video a mis hijos en el colegio y les denuncio por adoctrinamiento y sectarismo.
El espectáculo es un negocio. La feminidad no se sabe muy bien lo que es sino es lo que toda mujer tiene simplemente por ser tal. Nada que ver con un espectáculo. Si miramos los animales ¿tantas diferencias debidas al sexo? Un gato o una gata son felinos. Salvo por necesidades de reproducción se comportan igual. La mayoría de diferencias en humanos (notablemente en el vestido) obedecen a roles e imperativos sociales.
Hay un montaje destinado a decir a la gente lo que debe o no debe hacer desde que nace.
Hay que ver cuánto les gustan los anglicismos a los que escriben en El País. (Voy a empezare a negarme a llamarlos "periodistas".) Empoderamiento, traducción del inglés "empowerment", en castellano puede, y debe, sustituirse por cualquiera de estas opciones: potenciación, fortalecimiento, revalorización, incremento, acrecentación, robustecimiento.... ¿sigo?Pero no, como tantas otras palabras innecesarias derivadas del lnglés, también esta fascina y deslumbra a nuestros escribidores, que se aprestan a usarla con alegre frivolidad. Esnobismo, se llama esa figura. (Por lo demás, considerar si estas señoras que enseñan sus opulencias por os escenarios del mundo, son o no feministas, resulta, cuendo menos, superfluo: está a la vista.)
De toda la vida a vestirse como una prostituta porque tu ausencia de talento requiere que para vender un producto tengas que dar un espectaculo que nada tiene que ver con tu supuesto arte, en este caso la musica...se le ha llamado "no dar pa mas" y no creo que haya que confundirlo con el feminismo pues no tiene nada que ver. Estas señoras se autoconvierten en objetos tremendamente sexualizados.....no por feminismo sino porque con algo hay que distraer al personal para que no se fije en la infima calidad del producto que le intentas vender
@Colores:te recomiendo que hables con un biologo o zoologo sobre los difrentes roles entre sexos de los mamiferos...lo digo porque la ignorancia es un mal que tiene cura si se tiene interes.
Pero bueno, es que nadie oye ese "eat the cake" en "drunk in love"? Miren esa parte de la biografia de tina turner en you tube con la tarta en la cafeteria, es OBVIO que quien canta eso no puede ser feminista.
Beyonce es sexista; sólo hay que oír 'Just a boy' (especialmente con el correspondiente videoclip).Naranjas de Valencia: evidentemente, el equivalente femenino del machismo no es el feminismo, sino el hembrismo. Es una diferencia de 1º de igualdad. Por eso el machismo es una lacra y el feminismo una lucha legítima y necesaria.
Marcel tienes toda al razon pero entiende que muchas hembristas en especial las que ocupan cargos de poder en gobierno y administracion se han arrohjado sobre sus hombros la capa del feminismo..........cuando las feministas mas relevantes se comportan como hembristas es normal que la gente le empieze a tener tirria al feminismo....ya se empieza a asociar mas con discriminacion que con igualdad
@ Polémico. Te recomiendo que leas lo que he escrito. Dejando la cuestión del sexo y la reproducción, si tienes una pareja de gatos de sexo distinto verás que juegan y hacen lo mismo.
En cambio (a diferencia de los animales en los ambos cazan ...) una niña desde que es pequeña ya la visten de niña, le colocan pendientes, le dicen que cierre las piernas .... Le comen el coco como al niño ...
Está claro que todo este asunto de los excesos de las divas del pop, con picos tan extremos como los vídeos más sexuales de Miley Cyrus, de la misma Beyoncé y de los vídeos, en general, de Nicki Minaj, nos tiene a muchos descolocados. Especialmente a los aficionados a la música. Nos pueden gustar, y mucho, las canciones, nos admiramos de cómo el pop supercomercial se ha convertido en campo de experimentación de los productores más descarados del planeta, y, admitir que realmente algunas de estas divas tienen talento. Quien haya visto bailar a Beyoncé o actuar en directo, dejándose literalmente la piel en ellos, sudando como una posesa mientras no para de moverse y cantar mejor que bien, no podrá negarlo. Escuchar los discos de Beyoncé tampoco es mala idea si te gusta la música, y si te gusta la música negra, el soul y la música de baile, especialmente. Tiene montones de canciones espléndidas junto a otras más normalitas. Ella no se puede comparar a Britney Spears o Miley Cyrus. Forma parte de una tradición musical, la del soul, a la que ha aportado innovación, carisma y buenas canciones, que es lo que importa. En cuanto a que use la pornografía en ocasiones para llamar la atención lo atribuyo al puritanismo estadounidense. En un país donde lincharon a Janet Jackson por enseñar un pezón está claro que jugar con los tabúes da mucho juego. Total, que es como lo del destape para nosotros, los españoles, que no nos rasgamos las vestiduras por ver una teta. Es mi opinión, ¿eh? Que nadie me coma por eso.
Y otra cosa, vaya, vaya telita con las opiniones de la gente, respetables pero absurdas; señores: TOLERANCIA, esa es la palabra, no juzguen a nadie por usar su cuerpo para vender o enseñar mas pierna o porque su vestido tenga mas transparencias.¡Qué estamos en el siglo 21!!!! Déjense de absurdeces y abran su mente!
El debate es interesante sobre todo porque la propia Beyoncé se autodenomina feminista, de ahí que algo de sentido tenga concederle un cierto interés por el fortalecimiento de las mujeres y por el rol que estas desempeñan en la sociedad. Pero hay algo que no me cuadra, porque conseguir esa imagen física, excesivamente cuidada y sexualizada, no le ocupa poco tiempo a Beyoncé, como al resto de mujeres que tratan de imitarla como modelo a seguir. Las mujeres gastan mucho, muchísimo tiempo y esfuerzo en tratar de parecer atractivas, sexuales y bellas, como Beyoncé. Porque el físico de Beyoncé no es solo genética, es trabajo, dedicación. Son horas de blanqueamiento de piel, de blanqueamiento dental, de extensiones de cabello, de abdominales, de tratamientos contra la celulitis, horas y horas estudiando qué corsé hace el pecho más atractivo o qué body hace el culo más insinuante, qué maquillaje es la última moda y cuál hace los ojos más grandes. Todo ese tiempo dedicado a conseguir ese ideal de belleza, las mujeres se lo restan a estudiar para convertirse en químicas, a leer para ser escritoras, a hacer política para acabar como presidentas del Gobierno. Beyoncé, por mucha buena intención que tenga, termina cosificando a las mujeres, porque las convierte en cuerpos, más que en mentes, cuerpos bellos y atractivos. El mensaje es: el éxito es ser explosiva, si no lo eres por mucho que seas química no serás exitosa. Los referentes femeninos para las niñas de hoy son mujeres que explotan su cuerpo. ¿Por qué van a querer ser químicas? ¿Un mundo de mujeres dedicadas a ser bellas es un mundo mejor para las mujeres? No creo que ese sea el buen camino para el fortalecimiento de la mujer. Por eso no puedo compartir que Beyoncé sea feminista.
ejem, un gato y una gata son completamente diferentes en su comportamieto y es precisamente porque tienen sexo diferente. El sexo marca el comportamiento, es así.
LOL en serio Colorines pregunta a un biologo o zoologo y deja de hacer el ridiculo. Tambien te recomiendo como cura para la ignorancia que te informas sobre la paradoja noruega para que veas hasta que punto nuestros intereses estan determinados por nuestra herencia....logicamente salvo para los que se creen que los mamiferos macho y hembra solo se diferencian en lo sexual
Como tu misma lo has dicho, el feminismo "Es el de la liberación del cuerpo: décadas y décadas reivindicando el derecho de las mujeres a usar nuestro cuerpo como nos venga en gana (incluida por supuesto la faceta reproductiva, de tan aciaga actualidad)" por ende te contradiceS cuando criticas a Beyonce.El feminismo lucha por la igualdad de derechos, tambien es luchar por el propio derecho de expresarnos, vestirnos y mostrarnos como queramos sin prejuicios. No tenia conocimiento de que para ser feminista tabien hay que seguir algun prototipo.Muchas mujeres se confunden y creen ser feminista es no afeitarse los pelos, ni usar maquillaje o un estilo x de vestir. NO ERES, NO SOMOS, QUIENES PARA JUZGAR SI BEYONCE ES O NO FEMINISTANO ES JUSTO DECIR QUE ES SOLO MUSLOS Y PECUGAUNA VERDADERA FEMINISTA (SUPONGO) NO SE EXPRESA COMO TU LO HACES Beyonce es una mujer igual que tu, igual que yo,igual que otras y si ella se autoproclama feminista quizás es porque lo siente así, aunque venda su imagen. UNA MUJER PUEDE USAR TACONES, MAQUILLAJE, VESTIRSE COMO SE SIENTA COMODA, MOSTRAR O NO MOSTRAR LO QUE QUIERA Y SENTIRSE FEMINISTAS POR QUE ENTIENDE QUE DEFIENDE SUS DERECHOS COMO INDIVIDUO, COMO MUJER.QUIEN DICE QUE PARA SER FEMINISTA HAY QUE ESTAR DESaREGLADA O DESCUIDADA, O QUE ESTARLO ES FEMINISMO? DONDE LO DICE??? ME PREGUNTO SI TAMBIEN CRITICAN A LAS MUJERES CASADAS QUE DICEN SER FEMINISTAS?No es bueno ser extremistasEL FEMINISMO Y LA FEMINIDAD SON DOS COSAS DIFERENTES Y ENTIENDO QUE UNA NO VA ENCONTRA DE LA OTRA . SE PUEDE SER FEMENINA Y FEMINISTA.Y ESTE ARTICULO ES UNOS MAS QUE ME PENSAR QUE LAS MUJERES SOMOS NUESTRAS PROPIAS ENEMIGAS. QUE FEMINISTA ELLA CRITICANDO A UNA MUJER POR QUE SE VISTE, SE VE,VAILA Y SE EXPRESA COMO QUIERA. CONTRADICTORIO, DEFINITIVAMENTE COMO DICE CHRIS ROCK: WOMANS HATE WOMASN
Yo me considero feminista aun cuando algunas de ellas me excluyen por no ser militante. El feminismo se hace todos los días con las actitudes, los comentarios y en cada momento de la vida. Es la necesidad de reivindicar una situación muy dispar en todos los ámbitos, desde en la educación hasta en la alimentación; sin embargo, es un error pensar que las mujeres tienen que odiar a los varones y decir que nuestro género va a hacer todo mejor que ellos.De lo que se trata es de abrir el acceso a esferas donde se toman decisiones. Lo peor que podemos hacer las mujeres es no darnos mutuamente la mano y no ayudarnos entre nosotras. Hay quienes piensan que únicamente se puede ser feminista trabajando fuera de la casa, sin respetar a quienes eligen quedarse en el hogar con los niños, temporal o permanentemente. Creo que estamos atrasadas, hay demasiados grupos de poca influencia y escaso conocimiento para aprovechar los medios de comunicación.
Mientras vosotros perdéis el tiempo en discutir si ella es o no feminista, si enseña o no su cuerpo y si se blanquea o no la piel, ella tiene 1 billón de dólares en el banco.Dejar de perder el tiempo en criticar a una persona que sólo se dedica a hacer su trabajo de una forma sublime y a defender los derechos que ella cree que debe defender y poneos a trabajar, igual algún día llegáis a tener su patrimonio.
Bueno "criticar" a Beyoncé porque tiene éxito... demuestra lo crudo que lo tenemos las mujeres... No veo a mucha gente criticando a ¿?¿Es que yo no puedo ir con canas por la calle o con unos kilitos de más? venga ya... que soy libre de hacer lo que me dé la gana... que por suerte he nacido en un lugar donde dispongo de "cierta" libertad porque otras uf !!! Y esta señora no parece que sea tan "libre" como pretende demostrar... Ser feminista es una forma de vivir...