Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El club más selecto de la banca se contrae

Goldman Sachs restringe a 70 el número de socios que cada año acoge y convierte en la envidia de todo Wall Street

El club más selecto de la banca se contrae

Son los más envidiados de Wall Street. Cada dos años, el banco de inversiones Goldman Sachs elige a los que serán sus nuevos socios tras un intensivo proceso, que puede llegar a durar siete meses, en el que los candidatos son minuciosamente analizados. Finalmente, la lista con los seleccionados se hace pública a finales del mes de octubre o noviembre. Entrar a formar parte de las filas de la entidad es una de los títulos más codiciados a los que se puede aspirar en el mundo de las finanzas. Un título que este año resultará más difícil de alcanzar ya que el grupo ha decidido que este año se reducirá el número de bancos de inversiones elegidos a unos 70.

Los socios representan solo un 1% de los 34.000 empleados de Goldman Sachs. Consiguen un salario base anual de unos 900.000 dólares (681.776 euros) y más de un 20% de los beneficios anuales

“No se lo diga a mi mujer, pero haber sido elegido fue el mejor momento de mi vida”, rememoraba uno de los socios en el Financial News. No se trata solo de un hecho codiciado por el prestigio que acarrea sino también por los beneficios económicos que supone al que se encuentra entre esta selecta élite que representa tan solo un 1% de los 34.000 empleados de Golman Sachs. Los socios consiguen un salario base anual de unos 900.000 dólares (681.776 euros). Además, se llevan un buen pedazo de los beneficios, aproximadamente un 20% que se divide entre los miembros de esta clase preferente.

Entre los motivos que pueden haber llevado al gigante bancario a recortar sus plazas, que hace tan solo cuatro años se elevaban a 110, seguramente está la debilidad del mercado. Tras el endurecimiento de las regularizaciones financieras, provocado por la crisis que comenzó en 2008 y de la que Goldman Sachs es uno de los principales culpables, la situación del sector no ha terminado de levantar cabeza ya que hacer negocios se ha convertido en una actividad más costosa.

El grupo busca reducir las plazas para los nuevos socios y solo escoger a los  que puedan traer aire fresco y ayudar a remolcar el barco tras la crisis de 2008 de la que Sachs es parcialmente responsable

Golman Sachs ha animado a algunos de sus socios más veteranos a que se marchasen. La estrategia del grupo pasa por reducir las plazas para los nuevos socios y solo escoger a los más brillantes, aquellos que puedan traer aire fresco y ayudar a remolcar el barco y mejorar los beneficios. Otras medidas tomadas han pasado por el despido de personal, la utilización de tecnología para reducir costes y trasladar a algunos de sus trabajadores a otras áreas. El analista bancario Brad Hintz comenta al respecto que es difícil hacer muchos recortes más: “Con los nuevos requisitos a los que se enfrentan los bancos, nos tememos que el gasto para cumplir con la regularización va a aumentar”, añade.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.