Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Dona sangre, dona vida

Hoy en día, en el siglo XXI, la donación de sangre es una acción indispensable que nuestra sociedad requiere. Cada día muchas personas necesitan que les transfundan sangre en los hospitales por un accidente o por una operación. Para mantener cubiertas las demandas habituales de sangre, es necesario que alrededor del 4% de la población sea donante, aunque sobrepasar este número nunca sería malo por si en un momento dado hay una demanda extraordinaria.

Las asociaciones de donantes hacen muchas campañas de publicidad para explicar a la sociedad la importancia que tiene donar sangre. Lamentablemente, mucha gente no conoce cómo es el proceso y se tiene miedo o inseguridad por si hace daño. La donación sólo es un pinchazo que lo hace una enfermera que se preocupa de que todo vaya bien. Otra razón por la que la gente no dona es porque piensa que si no pertenece al grupo 0 (que es el donante universal, es decir, el que puede servir para todas las personas) no merece la pena hacerlo, ya que su tipo de sangre no tiene uso. Es un error.

Aunque los menores de edad tenemos prohibida la donación por motivos de salud, creemos que es una buena acción y que debería estar mucho más interiorizada por los ciudadanos. No sólo por los demás, sino porque en algún momento de nuestra vida, probablemente, todos necesitemos una transfusión de sangre. Vivir en sociedad significa pensar en los demás.— Asier Jalle y Fernando Echeverría, futuros donantes. Pamplona.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.