Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Planeta Futuro

Sofía Moro. La retratista de la memoria

Sofía Moro recuerda la historia detrás de una selección de imágenes publicadas en El País Semanal que se expondrá en la edición 2014 de Photoespaña

  • "Las 'buenas' fotografías son las que nos son útiles para contar una historia. Las fotografías de un reportaje deben formar un relato visual nítido y comprensible, que ordene y dote de sentido gráfico la realidad a la que la fotografía te enfrenta. Se trata de interpretar esta realidad con las herramientas que el fotógrafo conoce bien. La fotografía, pues, no es la realidad en sí, sino una interpretación visual única y personalísima de esa realidad". Graduada en California en los noventa, Sofía Moro (1966) viajó al principio de su carrera a Guatemala para fotografiar un proyecto hospitalario y allí conoció a un colega, José Manuel Navia, que la marcó en un encuentro que ella considera fundamental. Y así aparece escrito en toda nota de prensa que anuncia su trabajo, como el de ahora en la FNAC de Madrid, dentro de Photoespaña 2014. Moro ha compaginado su trabajo para medios como El País Semanal, Vanity Fair o Vogue, con proyectos más personales, como 'Ellos y nosotros', que deriva en un libro homónimo donde recoge las fotografías e historias de veteranos de la Guerra Civil Española. En 2008 y en colaboración con Amnistía Internacional publicó el proyecto 'Defensores'. Sus fotografías se han expuesto en FotoPres'99, en el Centro Cultural de España en México, en PHotoEspaña o en la Galería Fernando Pradilla de Madrid. La imagen es más que un trabajo, asegura: "Las fotografías siguientes fueron realizadas para reportajes publicados en 'El País Semanal' en la última década. Yo creo que cuentan bien la historia que pretendieron narrar entonces, con respeto y con claridad. Ordenan lo que entonces vi y lo cuentan a mi manera".
    1Sofía Moro "Las 'buenas' fotografías son las que nos son útiles para contar una historia. Las fotografías de un reportaje deben formar un relato visual nítido y comprensible, que ordene y dote de sentido gráfico la realidad a la que la fotografía te enfrenta. Se trata de interpretar esta realidad con las herramientas que el fotógrafo conoce bien. La fotografía, pues, no es la realidad en sí, sino una interpretación visual única y personalísima de esa realidad". Graduada en California en los noventa, Sofía Moro (1966) viajó al principio de su carrera a Guatemala para fotografiar un proyecto hospitalario y allí conoció a un colega, José Manuel Navia, que la marcó en un encuentro que ella considera fundamental. Y así aparece escrito en toda nota de prensa que anuncia su trabajo, como el de ahora en la FNAC de Madrid, dentro de Photoespaña 2014. Moro ha compaginado su trabajo para medios como El País Semanal, Vanity Fair o Vogue, con proyectos más personales, como 'Ellos y nosotros', que deriva en un libro homónimo donde recoge las fotografías e historias de veteranos de la Guerra Civil Española. En 2008 y en colaboración con Amnistía Internacional publicó el proyecto 'Defensores'. Sus fotografías se han expuesto en FotoPres'99, en el Centro Cultural de España en México, en PHotoEspaña o en la Galería Fernando Pradilla de Madrid. La imagen es más que un trabajo, asegura: "Las fotografías siguientes fueron realizadas para reportajes publicados en 'El País Semanal' en la última década. Yo creo que cuentan bien la historia que pretendieron narrar entonces, con respeto y con claridad. Ordenan lo que entonces vi y lo cuentan a mi manera".
  • "En octubre de 2010, se cumplió el 10º aniversario de la primera exhumación e identificación de una víctima de la represión franquista en Priaranza del Bierzo (León). Emilio Silva consiguió sacar a su abuelo de la cuneta en la que había sido arrojado 64 años atrás. A raíz de su esfuerzo se creó la Asociación Para La Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). Las solicitudes se dispararon: 5277 de los mas de 100.000 desaparecidos en la Guerra Civil fueron exhumados. Muchas veces, los objetos nos cuentan una historia con más potencia que los retratos. Es el caso de estas botas. Son restos encontrado en la fosa de San Mamede do Río (Lugo) y pertenecen a José Antonio Rivas Carballés, fusilado allí el 4 de septiembre de 1936. Se sabe que son suyas porque los huesos de sus pies aún permanecen dentro. Los octogenarios del lugar reconocieron enseguida 'las botas buenas de Antonio'. Esta imagen fue la apertura de un reportaje publicado en el 'El País Semanal' en ese 2010 titulado 'La memoria de la tierra" y escrito por Lola Huete Machado".
    2Las botas de Antonio "En octubre de 2010, se cumplió el 10º aniversario de la primera exhumación e identificación de una víctima de la represión franquista en Priaranza del Bierzo (León). Emilio Silva consiguió sacar a su abuelo de la cuneta en la que había sido arrojado 64 años atrás. A raíz de su esfuerzo se creó la Asociación Para La Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). Las solicitudes se dispararon: 5277 de los mas de 100.000 desaparecidos en la Guerra Civil fueron exhumados. Muchas veces, los objetos nos cuentan una historia con más potencia que los retratos. Es el caso de estas botas. Son restos encontrado en la fosa de San Mamede do Río (Lugo) y pertenecen a José Antonio Rivas Carballés, fusilado allí el 4 de septiembre de 1936. Se sabe que son suyas porque los huesos de sus pies aún permanecen dentro. Los octogenarios del lugar reconocieron enseguida 'las botas buenas de Antonio'. Esta imagen fue la apertura de un reportaje publicado en el 'El País Semanal' en ese 2010 titulado 'La memoria de la tierra" y escrito por Lola Huete Machado".
  • "Esta fotografía también pertenece al mismo reportaje anterior. En ella se ve la exhumación de la fosa de Ágreda, con los restos de 'Los cuatro de Torrellas' asesinados el 19 de octubre de 1936: Luis Torres (35 años, jornalero), Marcelino Navarro ( de 17, alguacil), Gregorio Torres (alcalde) y Feliciano Lapuente (campesino, de 33). 74 años después de ser asesinados y arrojados a esta fosa, los expertos y voluntarios de la Sociedad Aranzadi, dirigidos por el forense Francisco Etxeberria y la antropóloga Lourdes Herrasti, llevaron a cabo la exhumación en Octubre de 2010. Me gusta la solemnidad, el silencio y el tiempo detenido en esta fotografía".
    3La memoria de la tierra "Esta fotografía también pertenece al mismo reportaje anterior. En ella se ve la exhumación de la fosa de Ágreda, con los restos de 'Los cuatro de Torrellas' asesinados el 19 de octubre de 1936: Luis Torres (35 años, jornalero), Marcelino Navarro ( de 17, alguacil), Gregorio Torres (alcalde) y Feliciano Lapuente (campesino, de 33). 74 años después de ser asesinados y arrojados a esta fosa, los expertos y voluntarios de la Sociedad Aranzadi, dirigidos por el forense Francisco Etxeberria y la antropóloga Lourdes Herrasti, llevaron a cabo la exhumación en Octubre de 2010. Me gusta la solemnidad, el silencio y el tiempo detenido en esta fotografía".
  • "Siempre he defendido el trabajo de Amnistía Internacional. He colaborado como fotógrafa con la ONG en múltiples ocasiones. En mayo de 2011, 'El País Semanal' decidió publicar un reportaje con motivo del 50 aniversario de la creación de la organización. Lo titularon 'El azote de los gobiernos'. Esta imagen pertenece a ese trabajo y cuenta la historia de Luz Marina Bernal, una de las madres de Soacha, que sostiene en sus manos las fotos de su hijo Fair Leonardo Porras, asesinado a los 26 años por el Ejercito colombiano en 2008, en Córdoba (Colombia), haciéndole pasar por guerrillero para cobrar así la recompensa oficial. Amnistía instó al Gobierno colombiano a investigar en profundidad y garantizar la seguridad de los familiares que eran amenazados sistemáticamente para hacerles callar".
    4El azote de los gobiernos "Siempre he defendido el trabajo de Amnistía Internacional. He colaborado como fotógrafa con la ONG en múltiples ocasiones. En mayo de 2011, 'El País Semanal' decidió publicar un reportaje con motivo del 50 aniversario de la creación de la organización. Lo titularon 'El azote de los gobiernos'. Esta imagen pertenece a ese trabajo y cuenta la historia de Luz Marina Bernal, una de las madres de Soacha, que sostiene en sus manos las fotos de su hijo Fair Leonardo Porras, asesinado a los 26 años por el Ejercito colombiano en 2008, en Córdoba (Colombia), haciéndole pasar por guerrillero para cobrar así la recompensa oficial. Amnistía instó al Gobierno colombiano a investigar en profundidad y garantizar la seguridad de los familiares que eran amenazados sistemáticamente para hacerles callar".
  • "En el año 2006 publiqué con la Editorial Blume el libro 'Ellos y nosotros'. Durante 10 años, había estado buscando y retratando a los últimos protagonistas vivos de la Guerra Civil Española. La generación del 36 que combatió por sus ideales. Brigadistas internacionales, fascistas italianos, jóvenes falangistas y leales republicanos. 'El País Semanal' publicó un reportaje hablando de este trabajo. Lo escribió el periodista Jesús Rodríguez. En la imagen, el marinero Adelino Souto (Obre, La Coruña, 1920) sirvió toda la guerra en Infantería de Marina con el bando Nacional. No estuvo nunca en el frente, siempre en la retaguardia en Asturias y Santander vigilando las entradas y salidas de los puertos. En esos años pasa los mejores momentos de su vida. Después de la guerra siguió trabajando en el mar de marino mercante hasta que decidió emigrar a Venezuela. Allí vivió hasta que murió su mujer en el 79 y regresó a Galicia".
    5La guerra de todos (I) "En el año 2006 publiqué con la Editorial Blume el libro 'Ellos y nosotros'. Durante 10 años, había estado buscando y retratando a los últimos protagonistas vivos de la Guerra Civil Española. La generación del 36 que combatió por sus ideales. Brigadistas internacionales, fascistas italianos, jóvenes falangistas y leales republicanos. 'El País Semanal' publicó un reportaje hablando de este trabajo. Lo escribió el periodista Jesús Rodríguez. En la imagen, el marinero Adelino Souto (Obre, La Coruña, 1920) sirvió toda la guerra en Infantería de Marina con el bando Nacional. No estuvo nunca en el frente, siempre en la retaguardia en Asturias y Santander vigilando las entradas y salidas de los puertos. En esos años pasa los mejores momentos de su vida. Después de la guerra siguió trabajando en el mar de marino mercante hasta que decidió emigrar a Venezuela. Allí vivió hasta que murió su mujer en el 79 y regresó a Galicia".
  • "Universo Lipiz (Matanzas, Cuba. 1918) vino a España a los 17 años de edad para unirse a las Brigadas Internacionales y luchar contra el fascismo. Después continuó la lucha durante la II Guerra Mundial en Europa. Este cubano puede contarse entre los muy pocos hombres que logró escapar del campo de concentración y exterminio nazi de Dachau. Huyó a la Francia ocupada por los nazis y volvió a cruzar la frontera de vuelta a España, desde donde Universo partió definitivamente a Cuba a finales de 1942".
    6La guerra de todos (II) "Universo Lipiz (Matanzas, Cuba. 1918) vino a España a los 17 años de edad para unirse a las Brigadas Internacionales y luchar contra el fascismo. Después continuó la lucha durante la II Guerra Mundial en Europa. Este cubano puede contarse entre los muy pocos hombres que logró escapar del campo de concentración y exterminio nazi de Dachau. Huyó a la Francia ocupada por los nazis y volvió a cruzar la frontera de vuelta a España, desde donde Universo partió definitivamente a Cuba a finales de 1942".
  • "Lina llevaba cuatro meses interna en la prisión de Carabanchel cuando la fotografié para un reportaje sobre la que fue la cárcel de mujeres más emblemática de Madrid. Corría 1993. No había sido juzgada, pero sabía lo que la esperaba: ocho años, dos meses y un día. Se dirigía a Francia cargada de papelinas pero la interceptaron en el aeropuerto de Barajas. No conocía Madrid, solo ese lugar y la cárcel. Todas sus amigas y conocidas estaban en el módulo 2 de este centro penitenciario tan destartalado y masificado que cerraría pocos años después".
    7Mujeres de Carabachel "Lina llevaba cuatro meses interna en la prisión de Carabanchel cuando la fotografié para un reportaje sobre la que fue la cárcel de mujeres más emblemática de Madrid. Corría 1993. No había sido juzgada, pero sabía lo que la esperaba: ocho años, dos meses y un día. Se dirigía a Francia cargada de papelinas pero la interceptaron en el aeropuerto de Barajas. No conocía Madrid, solo ese lugar y la cárcel. Todas sus amigas y conocidas estaban en el módulo 2 de este centro penitenciario tan destartalado y masificado que cerraría pocos años después".
  • "En 1995 viajé a Burundi para contar la historia de un médico de la organización Medicos Mundi. Estaba al cargo del único hospital para miembros de la etnia hutu que se mantenía en pie después de la gran masacre que destrozó el país en 1994. Esta era la incubadora del hospital, si se puede llamar así: un candil que daba calor al recién nacido. Esta foto contaba perfectamente la historia que tenia delante. No hacía falta más".
    8Un médico en el fin del mundo "En 1995 viajé a Burundi para contar la historia de un médico de la organización Medicos Mundi. Estaba al cargo del único hospital para miembros de la etnia hutu que se mantenía en pie después de la gran masacre que destrozó el país en 1994. Esta era la incubadora del hospital, si se puede llamar así: un candil que daba calor al recién nacido. Esta foto contaba perfectamente la historia que tenia delante. No hacía falta más".
  • "Jeanne d’Arc Ayinkamiye es de la etnia hutu y ha sufrido la oleada de revancha posterior al genocidio contra los tutsis de 1994. Tres hermanos de Jeanne d’Arc fueron asesinados, también lo fueron sus padres, otros dos hermanos y su hermana mayor junto a sus cinco hijos. Ella sufre una persecución constante y en 1998 fue detenida, torturada y encarcelada durante año y medio. A pesar de todo, o precisamente por ello, fundó la asociación Souvenirs des Parents du District de Gasiza con el objetivo de construir un futuro de reconciliación para Ruanda. La foto forma parte de la serie Defensores que realicé en abril de 2007 en Uganda. Viajé allí de la mano de Amnistía Internacional para fotografiar y entrevistar a los defensores de Derechos Humanos amparados por el programa de protección de la ONG en África".
    9Defensora Jeanne "Jeanne d’Arc Ayinkamiye es de la etnia hutu y ha sufrido la oleada de revancha posterior al genocidio contra los tutsis de 1994. Tres hermanos de Jeanne d’Arc fueron asesinados, también lo fueron sus padres, otros dos hermanos y su hermana mayor junto a sus cinco hijos. Ella sufre una persecución constante y en 1998 fue detenida, torturada y encarcelada durante año y medio. A pesar de todo, o precisamente por ello, fundó la asociación Souvenirs des Parents du District de Gasiza con el objetivo de construir un futuro de reconciliación para Ruanda. La foto forma parte de la serie Defensores que realicé en abril de 2007 en Uganda. Viajé allí de la mano de Amnistía Internacional para fotografiar y entrevistar a los defensores de Derechos Humanos amparados por el programa de protección de la ONG en África".
  • "Lourence Z. Misedah ha sido rechazado por su familia, excluido de la universidad y convertido en objeto de amenazas homófobas. Todo por atreverse a dar la cara en televisión para defender los derechos de la comunidad homosexual de su país, Kenia. Lourence es el representante de los jóvenes en las reuniones de GALCK (Coalición de gays y lesbianas en Kenia), una organización creada en el año 2006 con el objetivo de promover la defensa, el reconocimiento y la aceptación de los derechos humanos de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales). Esta imagen también forma parte de la serie 'Defensores' que realicé en 2007".
    10Defensor Lourence "Lourence Z. Misedah ha sido rechazado por su familia, excluido de la universidad y convertido en objeto de amenazas homófobas. Todo por atreverse a dar la cara en televisión para defender los derechos de la comunidad homosexual de su país, Kenia. Lourence es el representante de los jóvenes en las reuniones de GALCK (Coalición de gays y lesbianas en Kenia), una organización creada en el año 2006 con el objetivo de promover la defensa, el reconocimiento y la aceptación de los derechos humanos de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales). Esta imagen también forma parte de la serie 'Defensores' que realicé en 2007".
  • Derrick Jamison pasó 20 años en el corredor de la muerte por un crimen que no cometió. Cuando James Suggs, testigo presencial del robo y asesinato de un camarero en Cincinnati, vió las fotos de los sospechosos que le proporcionó la policía, identificó a dos hombres, pero ninguno de ellos fue Derrick Jamison. También hubo varias contradicciones entre las descripciones físicas de los autores dadas por los testigos y el aspecto de Derrick. Esta información fue eliminada en el juicio de Jamison, y como resultado, este hombre inocente pasó casi 20 años en el corredor de la muerte de Ohio por un crimen que no cometió. Tenía 23 años y salió con 43. Cuando Alvaro Corcuera y yo le conocimos tenía casi 50 años pero era como un niño grande, conservaba la inocencia de los 25.
    1120 años esperando la muerte Derrick Jamison pasó 20 años en el corredor de la muerte por un crimen que no cometió. Cuando James Suggs, testigo presencial del robo y asesinato de un camarero en Cincinnati, vió las fotos de los sospechosos que le proporcionó la policía, identificó a dos hombres, pero ninguno de ellos fue Derrick Jamison. También hubo varias contradicciones entre las descripciones físicas de los autores dadas por los testigos y el aspecto de Derrick. Esta información fue eliminada en el juicio de Jamison, y como resultado, este hombre inocente pasó casi 20 años en el corredor de la muerte de Ohio por un crimen que no cometió. Tenía 23 años y salió con 43. Cuando Alvaro Corcuera y yo le conocimos tenía casi 50 años pero era como un niño grande, conservaba la inocencia de los 25.