Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madres contra la impunidad

La historia de un grupo de colombianas que no se rindieron ante el asesinato de sus hijos a manos del Ejército. Las Madres de Soacha luchan desde entonces contra la impunidad. Los observadores internacionales denuncian la dejadez, incluso la complicidad del Estado en estos crímenes masivos.

  • El hijo de Luz Marina Bernal desapareció el 8 de enero de 2008. Se llamaba Leonardo Porras, tenía 26 años y vivía en la localidad de Soacha, pegada a Bogotá.
    1El hijo de Luz Marina Bernal desapareció el 8 de enero de 2008. Se llamaba Leonardo Porras, tenía 26 años y vivía en la localidad de Soacha, pegada a Bogotá. Oxfam Intermón
  • Ocho meses después de la desaparición de su hijo, Luz Marina recibió una llamada: le dijeron que el cadáver de Leonardo había aparecido en una fosa común en Ocaña, muy lejos de Soacha, junto con otros chicos.
    2Ocho meses después de la desaparición de su hijo, Luz Marina recibió una llamada: le dijeron que el cadáver de Leonardo había aparecido en una fosa común en Ocaña, muy lejos de Soacha, junto con otros chicos. Oxfam Intermón
  • “Su hijo era el jefe de un grupo narcoguerrillero”, le contó un fiscal a Luz Marina Bernal. “Se enfrentó a tiros con el Ejército y murió. En su mano derecha llevaba la pistola con la que disparó”.
    3“Su hijo era el jefe de un grupo narcoguerrillero”, le contó un fiscal a Luz Marina Bernal. “Se enfrentó a tiros con el Ejército y murió. En su mano derecha llevaba la pistola con la que disparó”. Oxfam Intermón
  • Leonardo, hijo de Marina, tenía una discapacidad mental de nacimiento, su edad mental equivalía a la de un niño de ocho años, no sabía leer ni escribir, tenía la parte derecha del cuerpo paralizada desde el nacimiento, incluida esa mano con la que decían que manejaba una pistola.
    4Leonardo, hijo de Marina, tenía una discapacidad mental de nacimiento, su edad mental equivalía a la de un niño de ocho años, no sabía leer ni escribir, tenía la parte derecha del cuerpo paralizada desde el nacimiento, incluida esa mano con la que decían que manejaba una pistola. Oxfam Intermón
  • Luz Marina Bernal y otras madres de chicos asesinados de la misma manera formaron el grupo de las diecinueve Madres de Soacha. Les llaman "los falsos positivos": secuestraban a jóvenes para asesinarlos, luego los vestían como guerrilleros y así cobraban recompensas del Gobierno. Y no se trata sólo de sus hijos. Hay muchos más. La Fiscalía has registrado 4.716 casos de homicidios presuntamente cometidos por agentes de las fuerzas públicas.
    5Luz Marina Bernal y otras madres de chicos asesinados de la misma manera formaron el grupo de las diecinueve Madres de Soacha. Les llaman "los falsos positivos": secuestraban a jóvenes para asesinarlos, luego los vestían como guerrilleros y así cobraban recompensas del Gobierno. Y no se trata sólo de sus hijos. Hay muchos más. La Fiscalía has registrado 4.716 casos de homicidios presuntamente cometidos por agentes de las fuerzas públicas. Oxfam Intermón
  • Una mujer carga unas maderas en la Comunidad Chuca de la Vaca del barrio de Kennedy, la segunda localidad más violenta de Bogotá.
    6Una mujer carga unas maderas en la Comunidad Chuca de la Vaca del barrio de Kennedy, la segunda localidad más violenta de Bogotá. Oxfam Intermón
  • El barrio se encuentra en una situación compleja debido a la desatención del Estado, es un sector sin presencia institucional, ni escuelas, ni servicios de salud, ni ningún servicio que garantice un cierto bienestar.
    7El barrio se encuentra en una situación compleja debido a la desatención del Estado, es un sector sin presencia institucional, ni escuelas, ni servicios de salud, ni ningún servicio que garantice un cierto bienestar. Oxfam Intermón
  • Zapatillas colgadas en cables en el Barrio Santo Domingo, Medellín.
    8Zapatillas colgadas en cables en el Barrio Santo Domingo, Medellín. Oxfam Intermón
  • Maria Sanabria, junto a la foto de su hijo Jaime Estiven Valencia Sanabria, asesinado por el ejercito colombiano. Fue uno de los casos que destapó el escándalo de los “falsos positivos”.
    9Maria Sanabria, junto a la foto de su hijo Jaime Estiven Valencia Sanabria, asesinado por el ejercito colombiano. Fue uno de los casos que destapó el escándalo de los “falsos positivos”. Oxfam Intermón