Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cosas que usted nunca quiso saber de la Super Bowl

Broncos contra Seahawks: Más de 1.200 millones de cervezas, 43 anuncios y algunas prostitutas

Champ Bailey de los Broncos de Denver. Ampliar foto
Champ Bailey de los Broncos de Denver.

Cosas que usted siempre quiso saber sobre la Super Bowl pero que, realmente, jamás preguntó, porque, no nos engañemos, la Super Bowl a usted le interesa tanto como la evolución de la cotización de la moneda uzbeca o la reordenación de los pasos cebra en el centro de Ulan Bator. Así pues, en un acto que solo podemos calificar como de servicio, procedemos a enumerar lo que convierte a la Super Bowl en ese evento indispensable que usted este año tampoco verá. Eso sí, con un poco de suerte, mañana, durante el telediario se enterará de qué anuncios se han emitido durante el partido, quién cantó el himno, qué pasó durante la actuación musical que sucede en el descanso y qué famosos fueron a ver el juego. Si quiere saber quién ganó… ¿realmente cree que querrá saber quién ganó?

1. Si pone Super Bowl en Google Translator, el resultado que da es: Super Bowl. Si pone en práctica su plan sutil e introduce super y luego bowl, dice el robot: súper y, después, cuenco. Así de importante es este trofeo.

2. Este año juegan los Seahawks de Seattle contra los Broncos de Denver. Los primeros tienen el nombre menos memorable de la NFL. Los segundos, tal vez el único que le puede a usted sonar. ¿Por qué? Pues ni idea. Ya puestos… El equipo de Washington se llama Redskins. Si lo introduce junto en Google Translator, el resultado es redskins; si lo separa, pieles rojas. Por eso tal vez cada vez hay más gente que pide que se le cambie el nombre al equipo. Bueno, tal vez no lo piden por eso, pero deberían.

En 2010 se importaron 10.000 prostitutas para que se acostaran durante el fin de semana con entre 25 y 50 hombres

3. En el descanso de la Super Bowl, como en los de El tiempo entre costuras pero al contrario que en Días de Cine, ponen anuncios. Muchos. Este año se podrá ver el tráiler de Noé, de Darren Aronofsky, a Anna Kendrick explicando por qué no está lo suficientemente buena para protagonizar un anuncio de cervezas (promociona Newcastle Brown Ale, sin duda, la mejor birra del mundo), a Ellen Degeneres declarándose adicta a una aplicación musical de la que ya hemos olvidado el nombre, a un perro que se hace amigo de un caballo y juntos protagonizan una historia de amistad que resulta simplemente cursi hasta que se descubre que el anuncio es de Budweiser. Entonces, da susto. No se verá a Scarlett Johansson anunciando una máquina que le pone burbujas a cualquier líquido. Y no porque ponerle burbujas a cualquier líquido no sea algo que todos queremos ver a Scarlett hacer, sino por un tema de geoestrategia. Hay 43 anunciantes previstos durante la retransmisión. Los espacios publicitarios duran entre veinte segundos y dos minutos y pueden costar hasta 4,5 millones de dólares. Si tenía pensado alquilar uno para pedirle la mano a su novia, allá usted con su dinero.

4. En la Super Bowl hay prostitución. En 2010, el partido se jugaba en Miami. Según Forbes se importaron 10.000 prostitutas con el fin de que se acostaran cada día del fin de semana con entre 25 y 50 hombres. En 2011, el partido se jugó en Dallas y se arrestó a 133 chicas por practicar la prostitución siendo menores de edad. El viernes, en Nueva york, donde se juega el partido este año, se detuvo a 18 tipos por ofrecer packs de cocaína y acompañante femenina a los visitantes durante el fin de semana del juego. Se sospecha que eran miembros de una red que el año pasado, por estas mismas fechas facturó tres millones de dólares con este negocio.

Laura Bebo de los Carolina Panthers.
Laura Bebo de los Carolina Panthers.

 5. También hay juego. Uno de cada tres yanquis admite haber apostado a este partido y un 92%, según la CNN, confiesa que el balance pecuniario le sale abiertamente negativo. Y eso que ellos saben qué demonios es la línea de scrimmage.

 6. Una semana antes de la Super Bowl se celebra en Hawai la llamada Pro Bowl, que es una mezcla de All Star de la NBA y despedida de soltero. No se incluyen jugadores de los dos equipos finalistas, pero sí se invita a cheerleaders de todas las escuadras de la NFL. Los Carolina Panthers mandaron a una chica llamada Laura Bebo. Desde aquí queremos felicitar a sus padres por un trabajo impecable.

 7. U2 no actuará en el descanso, pero sí presentará, a través de un spot, dos minutos de su nuevo tema, Invisible. Teniendo en cuenta lo trepidante de un juego en el que cada medio minutos 22 tipos con sobrepeso se caen todos al suelo como fulminados por un rayo, se levantan, avanzan medio metro, se colocan en formación, vuelven a colisionar y a desmayarse y así durante tres horas, es de agradecer que los organizadores nos abran esta ventana de dos minutos para ir al baño. Si de camino al mismo se topa usted con un jugador de fútbol americano recuerde decirle que lleva gafas y que, en la cabeza no, que está estudiando.

Se espera que el 62% de los estadounidenses que tiene barbacoa la encienda y que 48 millones pida comida para llevar

 8. En el descanso de la Super Bowl del año 1987 se interpretaron temas de Bonanza, Flashdance e Indiana Jones. En el 92 actuaron Gloria Stefan y miembros del equipo olímpico estadounidense de patinaje artístico sobre hielo, lo que deja el disco de duetos de Hitler y Musolini grabado en Stalingrado como el segundo mejor momento musical de la historia de la humanidad. En 2004 se le salió un pecho tamaño pavo a Janet Jackson. En 2005 McCartney logró terminar su actuación vestido. Hace dos años actuaron Black Eyed Peas y el vórtice polar ni se inmutó. En 2012, MIA, acompañando a Madonna, realizó un gesto obsceno y mucha gente se enfadó. Hasta 1995, los principales patrocinadores del show fueron Coca Cola y Walt Disney. A partir de ese año, se han dio sucediendo diferentes marcas, siendo la primera en tomar el relevo a las dos grandes corporaciones norteamericanas el gigante cárnico Oscar Mayer, una casa con nombre de linebacker de los Kansas City Chiefs. No, la firma no patrocinaba el año de la teta de Janet Jackson. Fue publicidad gratuita.

9. Este año actuarán en el descanso Bruno Mars y Red Hot Chili Peppers. Flea, el bajista de estos últimos, es seguidor del equipo de baloncesto de la universidad de UCLA. En septiembre de este año amenizó el descanso de un partido con una interpretación al bajo del himno de las Estados Unidos de América. Llevaba unos pantalones verde esmeralda.

10. Nate Silver, el responsable del fascinante blog FiveThirtyEight, ha pronosticado que este año van a ganar los Seahawks. Silver es un experto en análisis de datos que empezó su carrera dedicado a la predicción beisbolística. En 2008 se pasó a la política, entró en el New York Times y acertó los resultados de 49 de los 50 estados de la Unión durante las elecciones presidenciales de aquel año. En 2012 no falló su predicción en ningún estado. Hoy trabaja para ESPN y Gawker dice que es una de las personas más influyentes de EE.UU.

11. La comida es muy importante en la Super Bowl. Se calcula que 48 millones de estadounidenses pedirán comida para llevar esta noche y que el 62% de los que tiene una barbacoa en casa hoy la encenderán. Se espera que se beban 50 millones de cajas (24 unidades) de cerveza. En España, la conexión se inicia a medianoche, demasiado tarde para cenar, pero una hora ideal para todo lo demás. Incluso para ver un partido de un deporte del que casi nadie aquí entiende nada y cuyos partidos duran lo mismo que un concierto de Springsteen.

12. En México sí que les gusta mucho la Super Bowl. De hecho, el partido que iba a enfrentar a los equipos de fútbol del Chivas y el Cruz Azul ha debido cambiar de horario ara no coincidir con el supercuenco.

13. Como Estados Unidos es un país que jamás fue romanizado, la edición de cada Super Bowl se presenta en números, esto, romanos. Esta es la XLVIII, o sea, la 48.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.