Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Violadores en la calle: 'dejà vu'

Violadores en la calle: 'dejà vu'

Desde que el Tribunal de Estrasburgo anuló la doctrina Parot flota en el ambiente una sensación de dejà vu, como si la sociedad española hubiera vuelto de golpe a los años 90. Las noticias de excarcelaciones de violadores y agresores como el violador del ascensor o el loco del chándal y la posible próxima puesta en libertad de Miquel Ricart, único condenado por el triple crimen de las niñas de Alcasser, está resucitando la alarma social que se forjó en todo el país hace dos décadas.

Los que tengan memoria de aquellos años recordarán el tratamiento informativo que se le daba a muchos de aquellos sucesos, en muchas ocasiones pasando de la información a lo macabro en un abrir y cerrar de ojos. Fueron años complicados para ser mujer. Especialmente tras el crimen de Alcasser, la alarma social se podía sentir como algo físico. A la puerta de los colegios los padres iban cada día a recoger a sus hijas, a muchas preadolescentes les prohibieron salir solas a la calle hasta que la policía no hubiera detenido a los culpables. En todas las localidades corrían rumores, bulos de la de la cercanía de Antonio Anglés, fugado de la justicia y supuestamente fallecido, como se supo años después. Anglés era visto todos los días en todas partes aunque nadie sabía quién le había visto en realidad.

Cada noche esa alarma se alimentaba desde la televisión, frente a la que los españoles se sentaban, entre horrorizados y curiosos, sabiéndose en peligro, inseguros ante tanto delincuente sexual que poco a poco las fuerzas de seguridad fueron retirando de la circulación.

Ahora, más de dos décadas después, esos nombres vuelven a las noticias. Y con ellos vuelven los rumores, los bulos, los temores. Y ahora la potencia de las redes sociales multiplica por mil la repercusión de cada rumor.

Uno abre su muro de Facebook y se encuentra con esas fotos de los condenados, con esas informaciones surgidas de la niebla y el miedo pero incontrastables. La Guardia Civil ha llegado a emitir comunicados negando la presencia de algunos de estos violadores por ciertas zonas.

Pero en la calle se empieza a notar otra vez esa sensación de angustia. El pasado fin de semana en una capital de provincia una joven volvía a casa de madrugada. Las calles estaban desiertas. De repente, en una esquina, una mujer de unos 50 años le llama la atención:

-“Perdona, ¿hacia dónde vas?”-.

-“A la calle Real”-.

-“¿Te importa que vaya contigo? Es que con toda la gentuza que están sacando de la cárcel a una le da miedo hasta salir a la calle”-.

Anécdotas como estas son las que generan el dejà vu. No es la única que he oído en los últimos días. Y los medios de comunicación deberíamos ser más responsables que la última vez. Informar no es alertar. El ambiente de miedo que vivió este país a mediados de los años 90 ha marcado una generación de mujeres. Mujeres que aprendieron pronto a no subirse a un coche con desconocidos, a desconfiar de las pisadas a sus espaldas en calles desiertas y a ver el miedo en los ojos de sus padres.

Ahora las víctimas de aquellos terribles sucesos vuelven a sentirse inseguras al pisar la calle, vuelven a revivir los hechos. Su temor es comprensible, pero no debemos sumir a una sociedad entera en el recelo, o el dejà vu terminará por atraparnos. No podemos permitir tener una nueva generación marcada por el miedo, de niñas que tengan que dormir durante meses con la luz encendida por el temor que respiran a su alrededor.

Imagen: Pedro Luis Gallego, el violador del ascensor, a la salida de la cárcel. / Luca Piergiovanni(EFE)

Comentarios

Si esto lo ve alguien que no sabe lo que ha pasado, creería que se trata de una película futurista, donde siempre se anuncia el caos, con los presos escapando y ocupando las calles, en fin... aún no puedo explicarme lo que ha ocurrido. Lo vivo con auténtico estupor.http://goo.gl/eBoHPJ
Como sra con carrera debería saber que es " déjà vu "
Los temores son fundados, porque nadie sabe dónde van a estar estos violadores que en la mayoría de los casos no se sabe dónde están y cualquier mujer en cualquier lugar de España puede ser su víctimas, ojalá me equivoque. Yo misma estoy preocupada porque tengo una hija que ahora está sola con su niña, si marido está de viaje en un zona un tanto aislada, antes no tenía este miedo. El tribunal de Estrasburgo nos ha hecho una enorme faena impidiendo que los multirreincidentes apliquen los beneficios penitenciaros a partir de su condena y no a partir de los 30 años que es lo máximo que van a cumplir.
Es "déjà vu" y no "dejà vu"
Basta de crear alarmismo! Las mujeres no necesitamos tener miedo, lo que necesitamos son instrumentos y educación para vencer los peligros que se nos presenten!Basta ya de crear mujeres miedosas y pequeñas que necesitan de hombres que las protejan!
Vivo en Canarias y mi hija que estudia en la península, en Levante. Uno de estos días me dijo:"¿Y tú que siempre estás al tanto de las noticias , por qué no me has advertido que habían soltado a violadores?...?Se dice que alguno está por aquí" . Le respondí que probablemente serían sólo rumores, a menos que hablaran de Ricart, que es de la zona, pero aún no ha salido. En todo caso, le dije que peligro de agresiones de este tipo puede haber siempre, de modo que tuviera precauciones...si es que eso puede ayudar a evitarlo. Me temo que no, que en cualquier momento alguien puede ser víctima de un ataque y no precisamente de desconocidos. Francamente, dudo que convictos de esos delitos y que salgan en libertad quieran regresar a prisión. 15 o 20 años entre rejas no deben de ser ninguna bicoca.
Si los violadores no están reinsertados, deberían de ser tratados como enfermos, recluyéndolos en centros especializados, y no dejarlos en libertad.
A mí aquello me pilló muy pequeña, y no tengo aquel recuerdo. Pero basta con salir a la calle cualquier noche para ver que las mujeres aún tienen que aguantar situaciones de lo más desagradables, estén o no esos encarcelados. El problema sigue ahí y es mucho más grande que unos cuantos presos.
La culpa de es estado de cosas,no es del ciudadano comùn,que aporyta sus impuestos al estado.La culpa la tienen los partidos politico,TODOS,que para distraer al personal con el pacto que han hecho con ETA,sacan a estos para tomarnos por tontos,haciendonos creer que esa es la doctrina Parot.Lo de los que nos gobiernan y la oposicion,es la peor ralea que nos ha tocado en democracia.
NO SE HA ANULADO LA DOCTRINA PAROT. NO SE HA "TUMBADO" NI DEROGADO. LA DOCTRINA PAROT SE ESTA APLICANDO A TODOS LOS CONDENADOS A PARTIR DE 2006. SE HA ANULADO LA APLICACION RETROACTIVA DE LA DOCTRINA PAROT. Como cualquier otro cambio en derecho penal vamos...
La cárcel debe ser un lugar para la reeducación y la reinserción de los delincuentes. no un sótano donde la sociedad esconda sus cadáveres. la Educación y reinserción centrada en el interés por reeducar al delincuente es el mejor instrumento para el perdón, condenar al delincuente a una vida de sufrimiento solo aumenta nuestro rencor y por lo tanto nuestro sufrimiento también. !Compasión para las víctimas, compasión para los agresores!.
Lo que Estrasburgo dice es que las penas no pueden ser retroactivas, no se si lo entiende, quizás sea mejor lo de la culpa es de Zapatero.
Lo que hay que hacer es cambiar las leyes ya. El problema es que la mayoría de los juristas y políticos juzgan a todo el mundo por el mismo rasero. Y no se puede juzgar igual a un psicópata, que no se va a reinsertar nunca, y que no va a cambiar, que a una persona que tomó una mala decisión o que tuvo un arrebato. Los psicópatas no son reinsertables, y cuando salen a la calle vuelven a delinquir. Lo demás es no queres ver la realidad y esconder la cabeza. Lo políticos están tardando en cambiar las leyes y en hacer que gente así, a la que no le importa matar o crear dolor en los demás porque no saben lo que es la empatía, siga en la calle o salga pronto de la cárcel. Tanta prisa que se dan con otras cosas y con esto siguen hablando del sexo de los ángeles. Recuerdo unas jornadas de derecho en las que un juez hablaba del caso de un empresario con mucho dinero que mató a su mujer, y después en el juicio dijo que él estaba reinsertado, su único problema era su mujer, ahora que estaba muerta él podía reinsertarse inmediatamente así que la condena le sobraba. ..
"Fueron años complicados para ser mujer". ¡Sí, es verdad! ¡Es tan complicado ser mujer en un país del primer mundo! ¡Sobre todo si se tiene una carrera universitaria y un trabajo en el periódico más leído en lengua castellana!
Si los violadores no están reinsertados, deberían de ser tratados como enfermos, recluyéndolos en centros especializados, y no dejarlos en libertad.Publicado por: Nely García | 29/11/2013 15:05:43 Exacto.Es como si se deja suelto a un león por la calle. Si alguien cumple su condena pero es un peligro social, esa persona tiene que estar vigilada y controlada. Si no es en la cárcel, en algún centro psiquiátrico, pero lo que no se puede hacer es dejar suelto a alguien que se sabe que es un peligro porque no está reinsertado ni reformado.
Esto era previsible, una traición y una puñetera vergüenza. Ya lo contemplaba en el libro “El Desgobierno judicial” de Alejandro Nieto. Jueces y políticos son los primeros delincuentes. Adiós al Estado de Derecho. Bienvenido el estado torcido, el caos, el reinado de la delincuencia, la apología del terrorismo y de la delincuencia. El asesinato convertido en derecho humano por obra y gracia de unos infames jueces europeos que deberían estar, no sé cómo, pero en la cárcel seguro. Si a esto sumamos la crisis en la que han participado, la corrupción, el nepotismo, los pelotazos, el gigantesco paro y deuda, la inmigración masivo invasiva e ilegal, el independentismo, está claro que los jueces, neoliberales, nacionalistas, izquierda, ongs, obispos, etc., nos están llevando a un enfrentamiento civil nuevamente y eso no se puede consentir.
Lo mas justo seria defender a la gente inocente de la sociedad. Para ello, lo ideal seria eliminar de la faz de la tierra a todos los violadores, pederastas, asesinos, etc. Sin dolor, venganza ni nada, solo para que no esten entre nosotros y defender asi a nuestros pequeños. Es mas seguro, mas economico que estar manteniendolos en carceles con cursitos de costura y carreras de derecho, e incluso mas ecologico, ahorrandonos las emisiones de CO2 que provoca cada ser humano. Estos seres son despreciables, un peligro para la sociedad, no merecen vivir, y sobre todo, ante la minima posibilidad de que un ser inocente pueda sufrir a estos hijos de la gran, mejor es eliminarlos, y asi todos tan contentos. Buenas noches a tod@s
@Cabezadecanoa ¿Y con gente (inocente) como Ahmed Tommouhi qué hacemos? ¿Los resucitamos como a Lázaro?
Es que hay algunos-as que son tan bestias como los violadores a los que repudian. Harían lo mismo en las circunstancias de esos violadores. No a la pena de muerte y sí a la lucha contra la estu pidez.