Cartas al director
i

Irán no es solo su programa nuclear

Mientras las noticias que recibimos en la prensa sobre Irán giran en torno a su programa nuclear, miles de personas siguen sufriendo en sus cárceles y pueblos la represión del régimen.

En este momento acabo de recibir un correo que habla de un sindicalista, Reza Shahabi, detenido en la prisión de Evin de Teherán, que necesita con urgencia atención médica que no pueden prestarle allí y que las autoridades se niegan a concederle. Reza Shahabi cumple una condena de seis años de cárcel y es considerado preso de conciencia por Amnistía Internacional.

Pero no solamente hay sindicalistas o blogueros perseguidos; también hay comunidades enteras, como es el caso de los pacíficos miembros de la fe Baha’i, a los que además de perseguirles individualmente, les encarcelan a sus líderes, les prohíben reunirse, se les niega el acceso a la educación, les limitan el trabajo cuando no se lo cierran, y un largo etcétera.— Santiago Asperilla Mingallón.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50