Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

El pánico a la lengua extranjera

Como profesora de escuelas oficiales de idiomas, no puedo condonar que el nivel de inglés de nuestra comisión en la candidatura olímpica no estuviera a la altura de las circunstancias. Sin embargo, lo que más representa precisamente nuestro nivel de inglés es la escabechina a la que hemos sometido el discurso de Ana Botella. Decenas de fotos manipuladas, viñetas y chistes inundan nuestras redes sociales y teléfonos móviles desde apenas unos minutos después de que la alcaldesa finalizara su discurso. El ingenio español es rápido, no espera; y es cruel, no deja títere con cabeza.

Si leemos entre líneas, más allá de la vergüenza ajena está la vergüenza propia. Estoy harta de ver en mis aulas alumnos adultos que llevan toda la vida estudiando inglés y apenas pueden hilar un discurso.

Primero, cúlpese a un sistema educativo que nunca ha sabido responder a la demanda de una enseñanza en condiciones de la lengua extranjera. Pero, además, estos alumnos han desarrollado un sentido del ridículo exacerbado, un pánico a hablar inglés, debido a la ansiedad generada precisamente por la mofa con que los errores o la falta de competencia son recibidos en público. Apuesto a que los autores de los ingeniosos chistes no podrían tirar la primera piedra.— Patricia Plaza Arregui.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS