Cartas al director
i

El problema de Gibraltar

El desarrollo de los acontecimientos en la verja de Gibraltar pone de manifiesto la incapacidad e inoperancia de nuestros políticos. El arrojar bloques de hormigón en los caladeros, las interminables horas se espera en la aduana, el incesante tráfico del contrabando de tabaco y el trapicheo del buquering que se desarrolla en las aguas de la bahía, donde el continuo flujo de carburante descartado llega a nuestras playas en forma de bolas de chapapote contaminándolas permanentemente, nos preocupa a todos los ciudadanos de la zona que asistimos atónitos a ello.

¿Es nuevo todo lo anteriormente dicho? Pues no. No lo es. Llevamos años y años asistiendo a lo mismo y nos preguntamos, claro está, ¿qué han hecho mientras tanto nuestros políticos?

La Junta de Andalucía aún no ha dicho esta boca es mía. ¿No se han reunido las partes antes de llegar a tomar estas medidas unilaterales? ¿Qué ha hecho la UE, la ONU, los Partidos políticos y los Gobiernos implicados después de las numerosas crisis? ¿Es que quieren hacer patria de manera tribal? Solo cabe decirnos si sirven para algo. Preocupados únicamente por la poltrona y el nepotismo, en estos tiempos la virtud y la honradez nos piden socorro, ¿vamos a negarnos a escucharlas?— José Luis Zarzuela Yáñez.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50