Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ideas para optimizar el consumo de energía en casa

Ideas para optimizar el consumo de energía en casa

Por Jorge Romero, arquitecto especialista en energía y medio ambiente

La compra de una vivienda es el mayor desembolso económico que realizamos a lo largo de nuestra vida. Por lo tanto debemos tener en cuenta varios factores que arrastraremos durante toda la vida útil de nuestro hogar. Según el Banco de España el porcentaje de renta bruta disponible que los españoles destinaron al pago de la hipoteca de la vivienda, ha descendido progresivamente durante los últimos ejercicios hasta situarse en el 34,3%. En el año 2007 nos situábamos en casi un 44% debido a la “inexistente” burbuja. El motivo que explica este descenso es la caída acumulada del 22% en términos nominales del precio medio de la vivienda en España desde el inicio de la crisis. Pero a pesar del descenso, cada familia conoce el esfuerzo que realiza, por lo tanto es necesario que también conozca lo que va a consumir durante toda su vida útil.

En términos generales el sector residencial, es decir el conjunto de los hogares en España consumen el 17% de toda la energía final y el 25% de la electricidad. Según este estudio del IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía) sobre el análisis del consumo energético del sector residencial en España, el gasto medio energético anual por hogar es de 990 €.

En esta época veraniega en que se dispara el uso de los aparatos de aire acondicionado no está de más tener una visión general de su implantación. Por ejemplo el 49% de los hogares españoles dispone de algún tipo de sistema de aire acondicionado, básicamente de tipo individual, sin que se aprecien diferencias en el tipo de vivienda. Las diferencias están marcadas por el clima, puesto que es la zona mediterránea la más equipada: el 67% de los hogares disponen de un climatizador.

Pero el consumo total energético de la refrigeración en nuestros hogares representa sólo el 0,8% del total, mientras que la calefacción se sitúa en el 47%. Desde un punto de vista lógico, el diseño arquitectónico debería disminuir este tipo de consumos. El emplazamiento, la envolvente térmica y el aislamiento, entre otras variables, nos deberían llevar a crear espacios habitables y libres de consumo. La rehabilitación por lo tanto sería el ámbito correcto de actuación.

Podemos tomar como ejemplo un caso de rehabilitación térmica propuesto en la guía práctica de la energía para la rehabilitación de edificios publicado por el IDAE. Se trata de un bloque de viviendas de 30 años de antigüedad en la ciudad de Guadalajara. La actuación consiste en incorporar en las cuatro fachadas un aislamiento por el exterior y un aplacado. El resultado es una nueva fachada que ha conseguido aumentar su aislamiento en un 70% y el impacto en la disminución de las necesidades de calefacción es de aproximadamente un 35%. Por lo tanto se pasa de un gasto de 895 € anuales en calefacción a 585 €, lo que supone un ahorro anual por vivienda de 310 €. Si simultáneamente se mejorasen las ventanas, se conseguiría reducir las pérdidas de calor en invierno hasta un 45%, o lo que es lo mismo, un ahorro por vivienda de 400 €/año

Pero no sólo las actuaciones y el diseño en sí mismo es suficiente, los consumidores y su comportamiento juegan también un papel decisivo. Curiosamente el standby asociado a todos los aparatos y electrodomésticos del hogar representa un consumo energético del 2,3 % de la estructura de consumo total.

Según el Instituto Catalán de la Energía, para una familia de 4 personas, en un piso equipado de 90 m², el consumo eléctrico suplementario por los aparatos con standby supone un desembolso aproximado de 51 euros anuales. Para hacernos una idea y realizar nuestra propia valoración, podemos utilizar esta sencilla calculadora de consumos facilitada por la OCU (Organización de consumidores y usuarios). En definitiva, tenemos herramientas para optimizar el consumo de energía en casa.

Comentarios

¡Muy buenas ideas! Este año he decidido irme a vivir a una residencia por eso mismo. De hecho, me cambio a la nueva residencia universitaria de Madrid que se llama NEO MAGNA ( http://bit.ly/rneomagna2 ). Es un verdadero lujo. Aun así, cuanto más profundicemos estas ideas, mejor nos irá a todos.
Grandes consejos gracias!!!
enhorabuena, aplicando un poco de sentido común se ahorra mucho
Con la protección de los diferentes tipos de puertas y ventanas podemos también conseguir ahorrar mucho en la factura de la energía, la cual por cierto sube cada dia más, un 3% nada más empezar el año, no solo en nuestras casas, también en los combustibles para nuestros vehículos, mal empezamos esta legislatura, en la que se decian que no se iban a subir los impuestos, veremos a ver.