Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una doble de Angelina Jolie acusa a Murdoch de pinchar su teléfono

La actriz demanda a News Corporation por espiarla mientras rodaba 'Mrs and Mrs Smith' en 2005

Es la primera vez que se denuncia al grupo del magnate australiano desde Estados Unidos

Eunice Huthart, en una foto de su perfil de Twitter, y Angelina Jolie, en una de sus últimas apariciones. Ampliar foto
Eunice Huthart, en una foto de su perfil de Twitter, y Angelina Jolie, en una de sus últimas apariciones.

Una doble de Angelina Jolie presentó el martes una demanda contra News Corporation, en la que acusa al gigante de los medios de comunicación de haber pinchado su teléfono para espiar a la actriz de Hollywood.

Un portavoz de esta entidad declinó hacer comentarios sobre la querella, que fue presentada por la británica Eunice Huthart en un tribunal federal de Los Ángeles. En la demanda, que recogen diferentes medios locales, Huthart asegura que entre 2004 y 2005 sus familiares y amigos se quejaban porque no respondía a sus mensajes y después descubrió que el código del teléfono móvil había sido cambiado en varias ocasiones.

La doble acusa al grupo que preside el magnate Rupert Murdoch de haber interceptado varios de sus mensajes de voz en la época en la que trabajaba cerca de Jolie para rodar escenas de riesgo en la película Mr.& Mrs. Smith (2005).

Hurhart asegura que dos noticias publicadas en mayo de 2005 en diferentes medios de comunicación de News Corporation se escribieron a partir de información obtenida de mensajes del buzón de voz de su teléfono móvil. Una de ellas, publicada en News of the World, que cerró en 2011 tras el escándalo de las escuchas, asegura que la actriz amenaza con dejar su carrera en Hollywood, y la otra, aparecida en The Sun, menciona el interés de Jolie de montar en bici de montaña.

Con la demanda, la doble británica busca una indemnización por daños y perjuicios, sin especificar la presunta violación de las leyes de comunicación y de escuchas telefónicas, y por intrusión en asuntos privados, según la publicación especializada The Wrap.

El caso de las escuchas obligó a Rupert y James Murdoch a comparecer ante el Parlamento británico, donde aseguraron que no tenían conocimiento de que la práctica de los pinchazos estuviera extendida en el News of the World. Tras ese escándalo, James Murdoch dimitió, y News International (la subsidiaria británica de News Corporation) se comprometió a colaborar con la policía y, gracias a información interna, fueron detenidos varios empleados del Sun, el periódico más vendido del Reino Unido.