Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La salubridad en los centros de salud

En 23 años que llevo ejerciendo como pediatra del Servicio Madrileño de Salud, nunca hubiera pensado que viviría una situación como la presente. Ya no me refiero al descaro con que nuestros gestores están privatizando la sanidad pública (“externalizando”, según su lenguaje), sino que, tal vez para justificar este despropósito, la dotación de recursos de los centros sanitarios públicos se ha reducido hasta límites intolerables.

No han sido solo los recortes en prestaciones sanitarias. Ahora se recorta hasta en salubridad.

Empezaron quitando las sabanillas de papel que protegían las camillas, sustituyéndolas por otras de papel que se rompen con mirarlas. Desde ahora, además, solo habrá servicio de limpieza la mitad del tiempo que están funcionando los centros de salud.

Quizá tendremos que fregar las consultas cuando terminemos nuestra actividad profesional. Vivir para verlo.— Luis C. Aragón Buñuel.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.