Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La senadora María Jesús Burró muere en un accidente de tráfico

La política del PAR, de 36 años, ha fallecido en un choque frontal entre dos vehículos en Huesca

María Jesús Burró, senadora del PAR, falleció en la tarde de ayer en un accidente de tráfico en el puerto de Monrepós (Huesca), en un choque frontal entre dos vehículos cuando regresaba de la inauguración de la feria de Primavera en la localidad oscense de Biescas. Burró, de 36 años, viajaba con su marido, que resultó herido grave. Al tanatorio de Jaca, donde se encuentra la senadora fallecida, se desplazaron cargos de su partido, entre ellos el vicepresidente del PAR, Alfredo Boné, que fue su mentor y quien la impulsó a entrar en política. Boné ha destacado su juventud y su empuje y ha dicho de ella que tenía “una buenísima formación, encarnaba el futuro de Aragón. Pasó del mundo académico y profesional al de la política con una ilusión que yo he visto pocas veces”.

Natural de Albalate de Cinca, (Huesca) muy querida y conocida en su localidad —sus padres regentan un establecimiento de hostelería—, Burró peleaba por su pueblo, era una entusiasta de su provincia. Economista de formación trabajó en la empresa SODEMASA, dependiente del Departamento de Medio Ambiente. Profesora asociada de la Universidad, dejó su trabajo para integrarse en la política de forma plena y tras haber sido elegida concejal en su pueblo, ocupó el puesto de senadora por Huesca en virtud de los acuerdos del PP y el PAR en las ultimas generales. Contertulia de un programa de opinión de la cadena SER en Aragón, la senadora era una apasionada del órgano, lo tocaba en la iglesia de su pueblo. Burró nunca cejó en su empeño de que se restaurase el templo. Lo logró. Alli se casó el pasado mes de agosto.

Su muerte cayó ayer como una losa entre quienes la conocían. Entre ellos estaba el presidente del comité intercomarcal del Altoaragón del PAR, Joaquin Serrano, que recordaba su entusiasmo cuando se le anunció que iba a ser senadora por su provincia: “No lo dudó cuando cogió el guante, estaba dispuesta a hacer muchas cosas por su provincia”. De figura menuda pero de fuerte carácter y convicciones, defendía sus argumentos con vehemencia. El Gobierno de Aragón ha trasladado el pésame a su familia.

"Su carácter cercano y alegre, su responsabilidad y rigor en la labor encomendada, la juventud y firmes convicciones, su vocación de servicio público e inquietudes por la tarea común en su pueblo, la comarca, el Alto Aragón y nuestra Comunidad, las propuestas e iniciativas que estaba preparando harán que María Jesús deje un enorme y permanente recuerdo en el Partido Aragonés y en la política altoaragonesa, y su fallecimiento suponga una circunstancia muy dolorosa", ha asegurado el PAR. Asimismo, el partido ha transmitido "un mensaje de solidario apoyo a sus familiares y amigos, que eran muchos en el partido, y expresa el deseo de restablecimiento físico y anímico de su esposo".