Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Emprendedores

Me declaro loca e ignorante porque hace ocho meses tuve la genialidea de convertirme en emprendedor y a fecha de hoy estoy traspasando mi negocio, y con una gran cantidad de deudas a mis espaldas. Durante este tiempo he generado cuatro empleos directos y alguno más indirecto. He cumplido hasta la fecha con todos los pagos a proveedores, Hacienda… pero Hacienda por su parte no ha realizado ni una sola devolución de IVA. Además, parece ser que se ha enviado una comunicación interna a los funcionarios del ministerio en la que se ordena la paralización de todas las devoluciones de IVA. Si se produjera la devolución de ese impuesto que he soportado durante estos meses podría saldar mis deudas, pero como no es así, la única salida es el cierre del negocio.

Una vez comentado el caso tengo una propuesta irrechazable tanto para el señor Montoro como para el señor Rajoy: Estaré encantada de traspasarle a uno o a los dos mi negocio. Si tanto se les llena la boca con la palabra “emprendedor”, les invito a emprender y a vivir en sus carnes lo que cada día sufrimos “los inconscientes” que hemos decidido embarcarnos en esta aventura (pesadilla).

Que emprendan ellos y así, la próxima vez que tengan la osadía de hablar de nosotros, tendrán conocimiento de causa. Saquen adelante mi negocio, sin ayudas ni subvenciones, soporten el IVA y paguen impuestos hasta por respirar y entonces se habrán ganado mi respeto, mi admiración y la de tantos otros en mi situación y podrán usar sin ningún reparo la palabra “emprendedor”. Yo asumiré mi fracaso e intentaré aprender de sus conocimientos para sacar un negocio hacia adelante cuando te están asfixiando. Señor Rajoy, señor Montoro, pónganse en contacto conmigo para determinar los términos del traspaso.— Estefanía García.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.