Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por ANATXU ZABALBEASCOA

Iluminar con latón

Iluminar con latón

FOTO: Fernando Alda

Latón. Un revestimiento, apenas un material, marca el carácter de este nuevo local madrileño. Los paneles de latón plegados y retroiluminados con leds que envuelven y decoran las paredes y la barra del bar, también lo iluminan perimetralmente. Pero además, lo animan cuando los brillos tenues de esas piezas se reflejan en el cuerpo de acero inoxidable que comprende el almacén y la zona de servicios del establecimiento. Business bar por la mañana y local de copas por la noche, La Butiq ocupa el antiguo espacio de una boutique de moda en La Moraleja, a las afueras de Madrid, de la que toma el nombre. El resto se lo da el latón.

Entre medianeras, con la calle a un lado y un patio utilizable detrás, la reforma realizada por la interiorista Isabel López Vilalta consistió en darle aire al establecimiento eliminando un antiguo altillo para ganar altura y en cerrar las fachadas con vidrios translúcidos para darle ambiente y sutileza. Para el interior, la diseñadora eligió una gran barra central capaz de organizar y distribuir el espacio. El resto lo han hecho los materiales. El nuevo local busca potenciar el tacto y la sutileza. Por eso hace dialogar al acero inoxidable –arenado, al igual que los vidrios- y al latón en una conversación que favorece la iluminación indirecta.

Una lámpara, diseñada especialmente para este proyecto, corona la barra en el centro del establecimiento. Y sirve para iluminar tanto el trabajo del barman como el ocio de los comensales. El logotipo pixelado del bar, realizado por los jóvenes grafistas de Unit-co, recubre los vidrios y parte de la caja de acero que esconde los servicios vistiéndolos de un estampado clásico pero abstracto. El resto no se dirige a la vista. El suelo, de tarima de madera oscura cortada a sierra, o el falso techo con absorbente acústico hablan al tacto y al oído. La vista descansa en este local iluminado con los brillos pardos del latón.

Presupuesto según la interiorista: 2000 euros por metro cuadrado.



Comentarios

A 2000 euros el metro cuadrado y calculando la superficie que se ve en las fotos, el latón sale a precio de oro. Eso sí, es precioso.
Me encanta!!!!!
Siguiendo con el comentario de José... para un edificio construído (recordemos que la intervención es tan sólo una reforma interior) 2.000 euros el metro es una monstruosidad. Además me hace gracia el apunte... Presupuesto "según" la interiorista. En fin, un aplauso por colocar el latón tan caro, ahora los consumidores del local pagarán 2.000 euros por metro cuadrado.