Palabra de Sara Carbonero

La periodista se convierte en altavoz de los secretos del vestuario del Madrid y se enfrenta, una vez más, a las críticas Es la difícil ecuación cuando conviven el trabajo y el amor

La periodista deportiva Sara Carbonero.
La periodista deportiva Sara Carbonero.Miguel A. Merinero

A Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, no le gustan las ruedas de prensa, prefiere actuar entre bambalinas. Pero la situación era tan tensa que no tuvo más remedio que enfrentarse a la prensa para desmentir las noticias de que el vestuario estaba en armas contra su entrenador, que los jugadores habían solicitado su cabeza. Sara Carbonero, la presentadora de deportes del informativo del mediodía de Telecinco, vio la comparecencia por televisión. Obligación de su trabajo como periodista. La información facilitada por el presidente madridista no ofreció ninguna novedad para ella: conocía la comida que días antes Florentino había mantenido con dos jugadores y estaba al corriente de lo que se iba a decir. Carbonero lo sabía como periodista y como novia del capitán del Real Madrid. Y es que ella convive con el amor y la profesión, convive con Iker Casillas.

 Si los periodistas no se creyeron la versión del club, menos aún ella. Carbonero conoce el día a día de la plantilla del Madrid. Por eso, cuando horas después cumplió con su compromiso semanal —que tiene desde abril del año pasado— en la cadena mexicana Televisa, habló con rotundidad. “El clima del vestuario, como sabéis todos, no es bueno. Es vox populi que los jugadores no comulgan para nada con su entrenador. Ahora mismo hay división en el vestuario y habrá que esperar a final de temporada para ver si Mourinho se va, porque ahora mismo tiene muchos frentes abiertos en el Madrid”. Consciente o no de la repercusión que iban a tener sus palabras, Carbonero dinamitó la estrategia del Real Madrid para tapar los asuntos de vestuario y dio la razón a sus compañeros periodistas que cada día ofrecen nuevos datos del enfrentamiento de Mourinho con sus jugadores. Carbonero no dijo nada que no estuviera en la calle, pero dicho por ella, todo se amplifica. Horas después, el vídeo de Televisa circulaba por las redes sociales a una velocidad tal que se convertía rápidamente en trending topic mundial en Twitter.

De todo ello se enteró Iker Casillas en su recién estrenada y lujosa casa en la selecta urbanización de La Finca, donde la pareja se acaba de instalar. El capitán del Madrid sabía cuál era la opinión de la periodista, formada con los datos que conoce como profesional de la prensa deportiva, pero también como su novia. Él también convive con el amor y la profesión.

Es un asunto diabólico y mal resuelto. Es cierto que ella era periodista antes del noviazgo

Alfredo Relaño, director del diario As, abordaba al día siguiente lo sucedido en su columna. “Es un asunto diabólico y mal resuelto. Es cierto que ella era periodista antes del noviazgo, siempre en deportes. Pero ahora es la novia del capitán, y cada cosa que comenta del interior de la plantilla tiende a ser considerada como una infidencia de Casillas. (...) Ahora habrá puesto los pelos de punta a Florentino y las orejas tiesas a Mourinho, que ya estaba mosca con el asunto”.

El periodista John Carlin lanzaba en Twitter una pregunta: “¿Habría dicho Carbonero lo que dijo si Casillas no estuviera tres meses de baja?”.

No parece que la periodista siguiera una estrategia pensando que su pareja, al estar lesionado, no iba a ser víctima de la ira de Mourinho. Carbonero opinó como profesional, como lo hizo hace algo más de un año cuando habló de Cristiano Ronaldo en el programa de Ana Rosa Quintana en Telecinco. “No está deprimido, no ha ido a un psicólogo como se ha contado estos días. Ronaldo siempre ha sido así, egoísta e individualista en el campo, y el Real Madrid ya le fichó así”. Sus palabras causaron tal enfado en el jugador portugués que pidió explicaciones a Casillas de lo dicho por su novia. En el vestuario, y con un vídeo de la grabación, ambos jugadores se enzarzaron en reproches y explicaciones.

Carbonero hace su trabajo, y Casillas, el suyo. Pero sus profesiones a veces colisionan. ¿La periodista debería renunciar a su trabajo como se reclama en algunos círculos? Parece una consideración machista, sostienen muchos de sus compañeros de profesión, sobre todo las mujeres. Y apuntan: ¿por qué no deja Casillas el suyo?

Alguna similitud hay entre esta pareja y otra bien distinta, la que conforman el presidente francés François Hollande y la periodista de asuntos políticos Valérie Trierweiler. La primera dama de Francia, en los meses que lleva en el Elíseo, ha opinado de política y ha sido reprendida, tanto que al final se ha visto obligada a modificar su trabajo. Ha optado por mantener algo de independencia profesional gracias a un par de crónicas mensuales que publica en la revista Paris Match, pero ha tenido que renunciar a la televisión y a otros proyectos periodísticos en los que estaba involucrada antes de mudarse al palacio presidencial.

Carbonero ha revalorizado su trabajo y su nómina desde que es pareja de Casillas. El portero ha ganado en imagen pública. Son algunas de las ventajas cuando el amor y la profesión conviven.

Sobre la firma

Mábel Galaz

Fue la primera mujer en pertenecer a la sección de Deportes de EL PAÍS. Luego hizo información de Madrid y Cultura. Impulsó la creación de las páginas de Gente y Estilo. Ha colaborado con varias cadenas de televisión y con la Cadena Ser. Ahora escribe en El País Semanal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción