Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nadie está dispuesto a alquilar la casa de los duques de Palma de Mallorca

El palacete de Pedralbes servirá para avalar la fianza millonaria impuesta a Urdangarin

En él viven actualmente la infanta Cristina, su marido y sus cuatro hijos

La hija de los Reyes quiere mudarse a un sitio sencillo, pero antes debe encontrar inquilinos

Ampliar foto
Iñaki Urdangarin, en Barcelona.

Los duques de Palma de Mallorca intentan alquilar sin éxito su palacete de Pedralbes. Desde el pasado mes de septiembre, la infanta y Urdangarin buscan inquilinos, pero la crisis económica y la mala fama de la casa, identificada como uno de los emblemas del caso Nóos, hacen difícil cerrar la operación, según fuentes del sector inmobiliario. La mansión, propiedad de la hija menor de los Reyes de España y de su esposo, se alquiló hace algo más de un año durante una temporada por 13.000 euros al mes. Ahora no hay quien quiera pagar esa cantidad y menos irse a vivir en un palacete tan en el punto de mira. El deseo de los duques es arrendar su mansión, no venderla, ya que se utilizará para pagar la fianza de cuatro millones de euros que ha impuesto a Urdangarin el juez José Castro. La vivienda está  valorada en seis millones de euros.

El abogado del duque de Palma, Mario Pascual Vives, ha asegurado a la agencia Efe que la fianza le parece "exagerada". Se trata de una fianza civil que se diferencia de la penal en que no se utiliza para eludir el ingreso en prisión. Si no tuvieran dinero para afrontar esa alta cantidad, responderían con bienes y propiedades.

En las últimas horas se han visto varios camiones sacando enseres de la casa, pero fuentes inmobiliarias aseguran que los duques están llevando algunas de sus pertenencias a un almacén, pero no están realizando ninguna mudanza. Además, informan que la infanta y Urdangarin no pueden trasladarse hasta que no alquilen Pedralbes. La pareja eso sí ha visto ya una vivienda unifamiliar mucho más modesta que la actual y que reúnen las medidas de seguridad necesarias. La casa del Rey no quiso pronunciarse sobre este tema.

Urdangarin no se deja ver mucho en público. Permanece una gran parte del día en la mansión barcelonesa preparando su defensa. El pasado día 11 se le vio en compañía de la infanta Cristina en un partido de balonmano que disputaban el Barça Intersport, el  antiguo equipo del duque de Palma, y el Fraikin Granollers, disputado en el Palau Blaugrana de Barcelona y que terminó con victoria local (31-24). Esta ha sido una de las escasas apariciones públicas de Urdangarin, jugador del Barcelona durante 14 temporadas, desde su imputación por supuesta corrupción en el caso Palma Arena.

ampliar foto
Un camión de mudanzas, estacionado a las puertas del palacete de Pedralbes, el 21 de noviembre de 2012.