Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gorbachov y Reagan vuelven a reunirse

Christoph Waltz y Michael Douglas rememoran en una película el encuentro de los líderes políticos en Islanda que marcó el fin de la Guerra Fría

Combo de imágenes de Gorbachov, Christoph Waltz, Reagan y Michael Douglas. CORDON PRESS

En tiempos en que está de moda llevar a la pantalla momentos clave de la historia llega la película Reykjavik que contará un encuentro clave para el mundo. El filme se centrará en la reunión de 1986 entre Mijail Gorbachov y Ronald Reagan, donde los líderes mundiales del momento se encontraron para marcar el fin de la Guerra Fría en 1986. La producción está prevista que comience a rodarse en marzo. Al frente del proyecto está Mike Newell, director de El amor en los tiempos del cólera, Harry Potter y el Cáliz de Fuego o Prince of Persia

El actor austríaco Christoph Waltz es el elegido para encarnar al líder soviético Mikhail Gorbachev. La estrella de Malditos bastardos aparecerá junto a Michael Douglas, quien hará de expresidente de EE UU Ronald Reagan. Douglas ya apareció en un papel similar en El presidente y Miss Wade. En septiembre de 2010 el actor hizo público que padecía un cáncer de garganta que se hallaba sometido a duras sesiones de quimioterapia. Este problema de salud supuso un parón en su carrera.

"Me siento muy afortunado de tener dos maestros de esta talla para retratar a estos dos hombres tan importantes, que marcaron siglo  XX", ha dicho Newell. Y añadió: "Reagan y Gorbachev fueron dos de los políticos más importantes de la historia. Estoy muy emocionado de ver cómo cada uno de estos grandes actores llega a enfrentarse a su papel".

La película será coproducida por Scott Free Productions, de Ridley Scott. "Estoy entusiasmado  no solo por la historia y el elenco increíble, sino también por el problema que aborda el tema de la  proliferación y la abolición de las armas nucleares", ha confesado. Y agregó: "La película ofrecerá al espectador una mirada única de dos de las figuras más grandes de la historia, Reagan y Gorbachev,  que sirvieron como catalizadores para uno de los momentos más definitivos de nuestra historia, el fin de la Guerra Fría".