Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Demasiado blanca para el papel de Nina Simone

Críticas a la elección de la actriz Zoe Saldana para interpretar a la cantante que falleció en 2003 en Francia, a los 70 años.

La actriz Zoe Saldana y la cantante Nina Simone. Ampliar foto
La actriz Zoe Saldana y la cantante Nina Simone.

Hollywood sabe que es imposible contentar a todo el público cuando se trata de escoger a un actor para dar vida a un personaje célebre. En esta ocasión es la elección de Zoe Saldana para interpretar a Nina Simone en una película basada en una autobiografía que la cantante publicó en 1992, la que ha generado la controversia. Las críticas no se han centrado en las aptitudes como actriz de la protagonista de Avatar sino en el color de su piel. Saldana es demasiado blanca.

Desde que The Hollywood Reporter confirmara hace un mes quien iba a encarnar a la genial vocalista, la Red ha servido de altavoz a los críticos con esa elección. La web Change.org solicitaba a los internautas que apoyaran un cambio en el casting por ser “importante para la memoria y la historia de Simone ser interpretada por alguien que tenga sus mismas características físicas”. En su página dedicada a las voces afroamericanas, The Huffington Post recibió numerosos mensajes en los que se vinculaba la decisión de escoger a Saldana a la tendencia de Hollywood de escoger a actrices “lo suficientemente poco negras” para cumplir con sus “parámetros de belleza femenina”. Otras entradas se quejaban de que era “demasiado guapa” para el papel.

Simone, que falleció en Francia en 2003, a los 70 años, fue una de las principales adalides del movimiento a favor de los derechos civiles en los años sesenta. Su imagen racial, con peinados afro, tocados y bisutería tribal, era parte del estilo personal de la cantante que le permitió, de la mano de su música, destacar en la industria del espectáculo y romper barreras. Para sus seguidores, su estética no debería estar sometida a los intereses de Hollywood. Una idea que su propia hija, Simone Kelly, defendió en The New York Times. “Mi madre creció en una época en la que le decían que su nariz era demasiado ancha y su piel demasiado oscura. La elección en cuanto a la apariencia física no es la más adecuada”, zanjaba Kelly.

'The Huffington Post' recibió numerosos mensajes en los que se vinculaba la decisión de escoger a Saldana a la tendencia de Hollywood de escoger a actrices “lo suficientemente poco negras” para cumplir con sus “parámetros de belleza femenina”

El padre de Saldana —nació en Passaic, Nueva Jersey, hace 34 años— es dominicano y su madre portorriqueña. La actriz no era la primera opción. Durante mucho tiempo, fue la cantante Mary J. Blige quien estuvo involucrada en el proyecto. No obstante, ninguna de las dos contaron con el beneplácito de la hija de la cantante, que hubiera preferido que Viola Davis o Kimberly Elise hicieran de su madre. La propia Simone, según reveló Kelly, siempre soñó con que Whoopy Goldberg la encarnara en el cine.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >