Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una amazona real en los Juegos Olímpicos

Zara Phillips, la nieta mayor de Isabel II, participará en Londres 2012 formando parte del equipo hípico de Concurso Completo. Su padre, Mark Phillips, es entrenador de EE UU

Zara Phillips, con su caballo 'Highkingdom', en una sesión de entrenamiento en Londres
Zara Phillips, con su caballo 'Highkingdom', en una sesión de entrenamiento en Londres Cordon Press

La familia real británica se va a los Juegos Olímpicos. Y no solo para asisitir a los actos inaugurales, o salir en las fotos disfrutando de las competiciones. Esta vez, la casa real tiene una digna representante participando para ganar el oro. Zara Phillips, la nieta de  Isabel II, compite este año en  los Juegos de Londres en la categoría de Concurso Completo. Phillips, de 32 años, sigue los pasos de sus padres, la princesa Ana de Inglaterra y el capitán Mark Phillips, que también formaron parte del  equipo ecuestre en 1972 y 1976.

No se trata de ninguna novata. Esta amazona tiene ya una amplia experiencia sobre el terreno que avala su selección. Ha participado dos veces en las pruebas previas para estar en los Juegos, pero en ambas ocasiones su caballo Toytown sufrió una lesión que le impidió continuar con el proceso. Esta vez concursa con High Kingdom.

Zara se sale de los estándares de glamur que rodean a otros miembros de la realeza. La prensa británica habla de ella más como una deportista de élite que como miembro de la casa real. A su boda con el jugador de rugby, Mike Tindall de 32 años en 2011, asistieron los miembros del equipo inglés, así como los miembros de la familia Windsor, en lugar de una multitud de políticos y diplomáticos de todo el mundo. La ceremonia también se desligó de los parámetros de lujo que caracterizan a otros miembros de la nobleza. Además de que no fue transmitida por televisión, la hija de la princesa Ana decidió casarse en la Iglesia de Canongate de Edimburgo, un templo más sencillo que la abadía de Westminster, en donde se casaron Guillermo y Catalina.

Sin embargo, los rumores que acompañan a cualquier miembro de la realeza o celebridad no la han dejado sola. Semanas después de su boda con Tindall, la prensa apuntó a que éste le había sido infiel con una mujer rubia, durante una noche de juerga. Phillips lo desmintió  y aseguró que se trataba solo de una amiga, la persona que había aparecido fotografiada con su marido. Después del incidente acudió a Nueva Zelanda donde se encontraba su marido, dos semanas antes de lo previsto para acallar los rumores. "Zara está tranquila con todo esto", dijo un portavoz de Philips quien señaló que todo el asunto se estaba exagerando.

Pero los escándalos familiares parecen no terminar ahí. Su padre, Mark Phillips, de 63 años, y entrenador del equipo ecuestre de Estados Unidos, ha dejado a su segunda esposa, Sandy, por Lauren Hough, una amazona de 35 años. El capitán Philips, ha declarado que es inmune a las críticas y que tiene el apoyo de todo su equipo. “No estoy aquí para ganar un concurso de popularidad”. Da la casualidad de que su nueva pareja forma parte de la selección norteamericana de hípica. El capitán tendrá el corazón dividido, entre su novia y su hija.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >