Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ya es oficial: las gemelas Olsen triunfan en la industria de la moda

Las actrices y diseñadoras ganan el premio CFDA y confirman así su lugar en la primera división del 'fashion system'

Ampliar foto
Ashley y Mary Kate Olsen con el galardón de la CFDA a la mejor colección femenina de 2011.

La revista Time incluía hace dos meses a las otrora actrices infantiles y hoy diseñadoras Mary Kate y Ashley Olsen en la lista de los 100 mayores iconos de la historia de la moda. A no pocos les escandalizó que estas gemelas, famosas por interpretar a Michele Tanner en la serie Padres Forzosos, fueran aupadas a la misma categoría que Coco Chanel, Cristobal Balenciaga o Alexander McQueen. La influyente publicación Vogue USA ahondaba en la polémica al asegurar que “no sería una gran sorpresa que las pequeñas [de 25 años] se convirtiesen en dos de las principales protagonistas de la moda americana de la primera mitad del siglo XXI”. Lejos de exagerada, dicha afirmación ha resultado ser premonitoria. Las gemelas acaban de recibir el premio del Council of Fashion Designers of America (CFDA) a la mejor colección femenina del año, imponiéndose a dos pesos pesados de la industria estadounidense como son Marc Jacobs y Proenza Schouler. El galardón, uno de los más prestigiosos del mundo, viene a confirmar que su firma The Row, lejos de encuadrarse dentro de la frágil tendencia de las marcas de famosos, tiene un valor intrínseco al margen de la celebridad de sus creadoras. Las Olsen han conquistado un hueco en la primera división de la moda.

The Row le ha arrebatado el galardón a   Marc Jacobs y Proenza Schouler

Algo que parecía poco más que impensable cuando, con 12 años, lanzaron su primera marca:  Marykateandashley. Pensada como una suerte de catálogo de camisetas, perfumes y objetos de decoración, productos de semimerchandising todos ellos, se distribuía a través de la cadena de almacenes de bajo coste Wall Mart en Estados Unidos y de Alcampo, en España. Un debut textil que contribuyó ampliar aún más la fortuna que habían amasado protagonizando películas infantiles y adolescentes para el videoclub.

Antes de dar el salto a la categoría de diseñadoras maduras, su pasión por los desfiles y sus personales estilismos, inmortalizados día tras día por la prensa amarilla, las auparon a la categoría de iconos de la moda, fueron it girls antes incluso de se acuñase el término. Porque las Olsen no han dejado de ser famosas ni un solo segundo desde que debutasen en televisión con nueve meses. Las páginas del corazón las han visto crecer, recogiendo desde su llegada a Nueva York para estudiar en la universidad hasta el supuesto noviazgo de Mary Kate con Oliver Sarkozy, hermano del ex presidente francés, pasando por sus entradas y salidas de rehabilitación.

Sus marcas facturan más de 760 millones de euros, según publica Vogue

Quizá por su condición de personajes mediáticos, la industria de la moda recibió con recelo la llegada de Elisabeth and James –su marca más accesible- y The Row, más lujosa y aspiracional. Los prejuicios hacían esperar que acabasen en el cajón de los juguetes rotos, junto a otras firmas de famosos como JLO y Sweetface, de Jennifer López; Bitten, de Sarah Jessica Parker; o Twenty8Twelve, que sigue en activo aunque sin la actriz Sienna Miller y su hermana Savannah al frente. Pero las Olsen parecen haber llegado a la moda para quedarse. El año pasado se lanzaron a la producción de complementos y sus marcas facturan hoy más de 760 millones de euros, según publica Vogue. El hecho de que, hace un mes, la firma italiana de zapatillas Superga las nombrase directoras creativas es solo una prueba más de su ascendente estrella, del imparable éxito de las Olsen, a las que las nuevas generaciones reconocen ya como diseñadoras y no como ex niñas prodigio.

Fe de errores

En el artículo “Ya es oficial: las gemelas Olsen triunfan en la industria de la moda” publicado el 6 de junio en la sección de Gente se asegura que las diseñadoras facturan 760.000 millones de euros, cuando la cifra exacta es 760 millones de euros.