Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil citará a declarar a Marichalar por el accidente

El nieto mayor de los Reyes será dado de alta a final de semana

Jaime de Marichalar, en una calle de Madrid el pasado martes. GTRES

La Guardia Civil de Soria tiene previsto llamar a declarar a Jaime de Marichalar en relación con el accidente de escopeta que su hijo Felipe Juan Froilán sufrió el pasado lunes y que le causó graves heridas en el pie derecho a su hijo.Los agentes comisionados por el juez aún no saben en qué fecha lo harán.

La escopeta de caza, calibre 36, causante de las heridas es propiedad de Jaime de Marichalar y este tendrá que depositarla en la Intervención de Armas del instituto armado, cuando sea citado para que explique su versión de los hechos, a fin de que los expertos procedan a su análisis. Es probable que el arma le sea retirada en tanto se realizan las investigaciones y como medida precautoria, según fuentes del instituto armado.

También se espera que los investigadores realicen una inspección en la finca Garrejo en Garray (Soria) donde ocurrió el percance, con objeto de efectuar un infome destinado al juez que instruye las diliegencias.

El proceso comenzó una vez que el Hospital Santa Bárbara, donde Felipe fue atendido de urgencia nada más producirse el suceso, envió el parte de lesiones al juzgado de guardia.

Fuentes de la Guardia Civil han declarado a este periódico que consideran que se ha producido "una clara infracción". Según la legislación, Marichalar se enfrenta a una multa de entre 300 y 600 euros por una falta grave contemplada en el Reglamento de Armas, si se confirma que permitió que el hijo de la infanta Elena hiciera uso de un arma de fuego. Felipe tiene 13 años y no puede utilizar ninguna.

Felipe Marichalar y Borbón evoluciona muy bien de las heridas sufridas como consecuencia del disparo que se propinó en el pie el pasado lunes, según informan fuentes de la Casa del Rey. Está previsto que el nieto de los Reyes reciba el alta médica a final de la semana y que durante su estancia reciba la visita de don Juan Carlos. Por la clínica Quirón de Madrid, en la que Felipe se encuentra ingresado, ya han pasado la Reina y los príncipes de Asturias, acompañados de sus hijas Leonor y Sofía.

Según la versión facilitada por la Casa del Rey, el nieto de don Juan Carlos estaba realizando prácticas de tiro en el patio de la finca de la familia Marichalar cuando sufrió el accidente. La Reina, sin embargo, en declaraciones a la puerta del hospital Quirón de Madrid, donde se encuentra ingresado el niño, dijo que estaba “cazando”. Doña Elena no ha querido dar detalles: “Yo no estaba. Estaba con su padre”.

La Defensora del Pueblo, María Luisa Cava de Llano, ha opinado sobre lo sucedido y ha dicho en declaraciones a Telemadrid: “Las escopetas no son para los niños”. La legislación española que regula el uso de armas de fuego establece una edad mínima de 14 años para utilizar la escopeta con la que Felipe se disparó en el pie derecho.

La infanta ha decidido mantener su agenda de actos programada para ya ayer acudió a la Universidad Pontificia de Comillas para presidir la inauguración del XXIII coloquio anual de la Asociación Católica Internacional de Instituciones de Ciencias de la Educación (ACISE).