Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ahijada de Madonna, rival de Lady Gaga

Nicki Minaj, reina del 'rap' e icono de la moda, es la cantante con más influencia según ‘The New York Times'

Ampliar foto
Nicki Minaj, en su último disco 'Beez in the trap'.

Hay estrellas que nacen y otras que se hacen y luego está Nicki Minaj. La rapera más influyente de todos los tiempos, según la revista Rolling Stone y el diario The New York Times, se ha hecho un hueco en el opaco mundo masculino del hip hop cumpliendo a rajatabla con los tres principios que ella siempre destaca que debe tener una estrella del rap: unas letras sucias, una imagen impactante y un olfato para los negocios. Ahijada musical de Madonna, Lady Gaga ve en ella una rival que ya le ha arrebatado algún que otro contrato

Su apariencia de Barbie tecnicolor -con predilección por la ropa extravagante, las pelucas imposibles y los colores eléctricos, especialmente el rosa- combinada con una canciones en las que fluye un lenguaje gansteril y duro han convertido a Nicki Minaj, de 29 años y nacida en Trinidad Tobago, en uno de los iconos más transgresores del panorama musical actual.

Su apariencia de Barbie tecnicolor combinada con una canciones en las que fluye un lenguaje gansteril la han convertido en uno de los iconos más transgresores 

Sus apariciones, da igual que sea en la alfombra roja de una entrega de premios o en la Semana de la Moda de Nueva York, no dejan a nadie indiferente. En cuanto a su vida privada, a Minaj le gusta jugar a la ambigüedad sexual y en más de una ocasión ha dado a entender que era bisexual. Sin embargo, en algunas entrevistas ha asegurado que nunca ha tenido relaciones con una mujer. 

Llevó la polémica a la última edición de los Grammy con una actuación en la que simulaba un exorcismo, antes se había presentado a la gala acompañada de un hombre disfrazado de Papa como “complemento”, según reconoció ella misma a los reporteros.

Sin embargo, más allá de su imagen provocadora, Nicki Minaj es una de las cantantes que más ha vendido en los últimos años. Ningún artista ha tenido el mismo impacto que ella en la industria del hip hop. Antes de sacar a la venta su primer disco, Pink Friday, ya había colocado cuatro de los temas en los que había colaborado entre los 100 singles más vendidos. Your love, su primera canción en solitario, alcanzó el número uno en las listas de rap.

Llevó la polémica a la última edición de los Grammy con una actuación en la que simulaba un exorcismo

Era la primera vez en siete años que una mujer colocaba un tema en lo más alto. La última en hacerlo, en 2003, fue su némeis Lil’ Kim, pero se trataba de una colaboración. Su último disco, Pink Friday: Roman Reloaded, que salió a la venta el 2 de abril, lleva el mismo camino que su antecesor.

Desde entonces, todo lo que toca Minaj se convierte en oro. Su primer álbum es disco de platino. No tiene competidora en el mundo del hip hop y tampoco quien le haga sombra en cuanto a colaboraciones. No solo ha participado con los más grandes del mundo del rap, como Kanye West o Jay-Z, sino con personalidades del mundo del pop, como Mariah Carey, Christina Aguilera o Britney Spears, de quien fue telonera en su última gira.

La última en reclamar sus servicios ha sido Madonna. La cantante decidió rodearse de dos de las jóvenes estrellas con más impacto en la industria musical para lanzar en su último disco. Junto a M.I.A, actuaron en la Super Bowl, si bien en este caso fue la cantante británica la que protagonizó el momento controvertido del espectáculo al hacer el símbolo de la peineta ante las cámaras.

Las revistas se la rifan. Ha copado una veintena de portadas y en su entorno aseguran que pronto protagonizará la de Vogue

Minaj se codea con los grandes de la industria, es la única mujer entre la lista de los 20 “Reyes del Rap” que este verano publicó la revista Rolling Stone. La cantante ocupa el sexto lugar por detrás de los todopoderosos Jay-Z, Lil Wayne, su padrino en la industria, Eminem, Drake, Kanye West y T.I. La publicación se basó en las ventas de discos, posición en las listas de R&B, hip hop y rap, las visitas a YouTube, los seguidores de las redes sociales y el número de premios ganados. En todas ellas estaba entre los siete primeros lugares. “Siento que me tratan como una igual, que me respetan”, declaró la cantante a la revista Allure.

La influencia de Minaj no se extiende solo al ámbito musical. Su particular estilo la ha convertido en una presencia imprescindible en el mundo de la moda. Las revistas se la rifan. Ha copado una veintena de portadas, entre ellas Elle, Cosmopolitan, Allure o V, y en su entorno aseguran que pronto protagonizará la de Vogue. Su todopoderosa editora, Anna Wintour, es su amiga y valedora y la invitó al desfile de Carolina Herrera en la Semana de la Moda de Nueva York.

La relación de Minaj con la moda viene de largo. Cuando era una adolescente en Nueva York (a donde se mudó desde Trinidad Tobago junto a su familia con cinco años) se diseñaba sus propios modelos. El año pasado actuó en la presentación de Victoria´s Secret y la colección de Versace para H&M y está trabajando en una línea propia. Algo en lo que tiene experiencia pues ya ha sacado una línea de cosméticos con la casa MAC. “Nunca he visto la música como mi única meta, tengo otros intereses”, declaró durante la Semana de la Moda de Nueva York.