Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La rebelión de los invisibles

Los sin techo se suman con una acción en el centro de Barcelona a la treintena de protestas en España por la marginación social que sufre el colectivo

Cientos de máscaras blancas han cubierto hoy los rostros de personas sin techo en plaza de Sant Jaume de Barcelona. El motivo de la protesta, denunciar una situación que afecta alrededor de 900 personas en la capital catalana, según informa Cáritas. Este acto, organizado por 28 entidades involucradas en la ayuda a personas sin hogar, se ha convocado en una treintena de ciudades españolas y forma parte de la campaña de denuncia que se organiza a lo largo de toda esta semana bajo la consigna "Todos somos ciudadanos, nadie sin hogar".

En el momento justo en que el reloj de la catedral marcaba las 12.00, alrededor de 200 personas han ocupado el centro de la plaza de Sant Jaume. Los brazos alzados hacia el Ayuntamiento de Barcelona de los manifestantes dejaban claro el mensaje: "Todos somos iguales, todos somos personas", y las caras cubiertas con máscaras blancas, todas iguales, daban fe de ello.

"Tenemos derecho a que se nos respete", ha denunciado Joseph Kweku Mensah, una de las personas sin hogar concentradas hoy en el centro de Barcelona. Kweku, que llegó a España desde Ghana hace más de 30 años, colabora con la Fundación Arrels, una de lasentidades que forma parte de esta campaña de sensibilización. Para Isabel Alonso, colaboradora de dicha fundación,el acto es una forma de concienciar a la sociedad sobre la "difícil situación" que algunas personas sufren cuando viven en la calle.

Por su parte, Ramón Noró, portavoz de la Xarxa d'Atenció a Persones sense Llar, considera "de forma positiva" que Barcelona se haya sumado por primera vez a esta campaña ya que "las personas sin hogar también tienen derechos". Dentro de esta iniciativa, también se han organizado otras actividades como jornadas de puertas abiertas en centros de acogida o charlas informativas sobre la situación de las personas que viven en la calle.

"La ineficacia a la hora de tramitar los empadronamientos es uno de los principales problemas que sufren las personas sin hogar", ha asegurado Tere Bermúdez, responsable contra la exclusión social en Barcelona de Cáritas y coordinadora de esta campaña, y ha pedido una mayor eficacia en estos trámites así como la posibilidad a acceder a viviendas de protección oficial por parte de las personas sin hogar. El derecho a una vivienda ha sido una de las principales reivindicaciones que se han escuchado hoy en plaza de Sant Jaume. "Somos personas que nos rebelamos contra la invisibilidad", decía uno de los manifestantes sin hogar y ha añadido: "Se nos criminaliza por ser pobres, pero somos ciudadanos".

Esta campaña, que lleva activa en Europa desde hace 20 años, persigue luchar precisamente contra esta invisibilidad y contra la falta de derechos de las personas sin hogar a través de la concienciación social. Reivindica también una respuesta de las sdministraciones y el Parlamento Europeo ya que, tal y como recuerda Bermúdez, este organismo hizo una declaración el año 2010 en la que buscaba erradicar de las calles a los sin hogar en cinco años.