Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU arrasa en Girona, donde el PP vuelve a tener representación

Los resultados para el PSC son catastróficos al perder 18 puntos

El mapa electoral en Girona ha dado un vuelco. CiU se ha erigido en ganadora indiscutible de los comicios. No solo recuperan los nacionalistas su puesto como primera fuerza política en las elecciones generales en Girona, perdido en el 2004, sino que obtienen tres escaños de los seis en juego. El otro ganador es el Partido Popular, que obtiene un escaño. La derecha española solo lo había logrado dos veces en su historia.

Los resultados para el PSC son catastróficos: los socialistas pierden 18 puntos (del 39,5% al 21,4%) y pasan de tres a uno o dos diputados, ya que con el 98% de los votos escrutados aun baila un escaño entre PSC y ERC, el que se disputan la exalcaldesa de Salt, Iolanda Pineda, y la republicana Teresa Jordà.

La alegría entre los simpatizantes de CiU total. Los nacionalistas aspiraban a adelantar al PSC y colocarse como primera fuerza en Girona y lo han conseguido con creces. La federación obtiene un mejor resultado del que pronosticaban las encuestas, que preveían un empate en escaños con el PSC. Jordi Xuclà (CDC), Montserrat Surroca (UDC) y Carles Páramo (CiU) ?alcalde de Roses? serán los representantes de la federación. "Hemos dado la vuelta al resultado", declaró Jordi Xuclà, en referencia a que el auge de CiU es equiparable a la caída de los socialistas: la federación pasa del 27% de votos en 2008 a cerca del 40%.

Casi nadie en el PSC esperaba repetir los resultados de 2008, los mejores de la historia del partido, cuando obtuvieron tres diputados. Pero las encuestas no preveían un batacazo de tanta magnitud. El PSC ha perdido más de 70.000 votos en cuatro años y al Congreso solo entra Àlex Sáez, que será diputado por tercera legislatura consecutiva.

El otro gran ganador de los comicios es el Partido Popular, que obtiene cerca del 16% de los votos. Para encontrar precedentes hay que remontarse al año 2000, cuando el partido obtuvo un escaño bajo el paraguas de la mayoría absoluta de José María Aznar, y a 1982 (bajo las siglas de Alianza Popular). Enric Millo, portavoz de la formación en el parlamento catalán, deberá renunciar a su puesto para ocupar su silla en Madrid. ERC-Rcat-CatSí obtiene el resultado que se había marcado y conserva el diputado logrado en las últimas generales con cerca del 11% de los sufragios.