Mujeres rurales... e iguales

Por CARMEN MORÁN

Las mujeres rurales están especialmente preocupadas por los recortes en el Estado de bienestar. El ya acusado éxodo femenino en los pueblos podría verse incrementado si desaparecen plazas de guardería, si disminuyen los transportes colectivos, los centros de día para atender a los ancianos o losservicios sanitarios. “Aunque esto, en principio, parece afectar por igual a hombres y a mujeres, por experiencia sabemos que no es así. Son ellas las que tradicionalmente se vienen encargando de esas tareas, de cuidar ancianos, de llevar a los niños a la escuela”, dice la presidenta de la federación demujeres rurales Fademur, Teresa López.

Las mujeres en el campo no solo se encargan de esas actividades, también encuentran en ellas un importante nicho de empleo. Así que, por ambas razones pueden verse impelidas a tomar una decisión que no deja de ser frecuente: abandonar el pueblo y trasladar la vivienda a las cabeceras de comarca, mejor dotadas de servicios y de oportunidades. Fademur reúne hoy a más de 1.000 mujeres en La Rioja para celebrar su día internacional bajo un lema: sin igualdad no hay futuro en el mundo rural. No, desde luego, si ellas siguen viéndose obligadas a dejar los pueblos. Y eso ocurre porque tienen más estudios que sus compañeros, porque la tradición las atenaza con más fuerza para que sigan desempeñando las tareas domésticas que siempre se asignaron a las mujeres, sin pedir permiso ni perdón, y porque la explotación de las tierras siempre ha caído del lado de los herederos. “Por eso hoy vamos a celebrar que se ha aprobado en el Congreso de los Diputados el decreto de cotitularidad, conseguido recientemente, que permite a las mujeres figurar como titulares de las fincas agrícolas o las explotaciones ganaderas donde siempre han trabajado a pesar de que estaban exclusivamente a nombre de sus maridos”, dice Teresa López.

En los pueblos de menos de 20.000 habitantes viven siete millones de mujeres, muchas de ellas colocadas bajo el epígrafe de amas de casa, cuando su participación en las explotaciones agrarias es similar o, en ocasiones, más intensa, que la de los hombres. Sin embargo, el miércoles pasado

recibieron el enésimo remojón: la política agraria común (PAC) que diseña la Comisión Europea ni siquiera las menciona, cuando es constatable que su presencia en el campo es vital para que el mundo rural mantenga su vigor en el conjunto de la sociedad. La igualdad entre hombres y mujeres, malherida en general, adopta en el campo, a veces, tintes patéticos. Y no precisamente por el papel que desempeñan las mujeres,aguerrido, firme y decisorio, sino por la escasa proyección pública que se deja entrever. Los modelos que trascienden suelen ser los de la mujer que cocina,que cuida de los suyos, que cose, que plancha, que va a la iglesia… la mujer en tanto novia, esposa y madre. Como si hubieran arañado parcelas de igualdad, que así ha sido, pero quisieran ocultarlas bajo un velo antes de salir a la calle.

Comentarios

Ya era hora!. Lo del campo es una vergüenza histórica. Mujeres trabajando y hasta pariendo mientras trabajaban y sin reconocimiento alguno, como una mera continuación de su dedicación a la familia. Trabajo Gratis. Ni sueldo ni jubilación ni reconocimiento alguno ni tierras.
Qué alegría llegar a la oficina y empezar la mañana leyendo este post. No podemos seguir ignorando a las mujeres rurales. En América Latina trabajan entre 14 y 16 horas diarias en cuidado del hogar y la familia, producción y procesamiento de alimentos y cría de animales. En el mundo, 600 millones de ellas sufren hambre y las débiles o inexistentes políticas públicas hacia ellas, las exponen cada vez más a los efectos de inundaciones y sequías, las obliga a migrar a las grandes ciudades y aumentar -aún más- su jornada de trabajo para lograr incrementar sus ingresos.Las mujeres productoras son con frecuencia las principales productoras de cultivos de subsistencia, las encargadas de la recolección de agua y leña para sus familias y las promotoras de la organización de sus comunidades, quienes exigen el cumplimiento de los derechos de todos y todas.
Dice aquí que "tienen más estudios que sus compañeros". ¿Para cuándo un post que trate este tema? ¿Por qué las situaciones de desigualdad en las que la mujer sale peor parada son enfatizadas, y aquellas en las que el hombre sale peor parado son aceptadas con normalidad? ¿Por qué al fracaso escolar masculino no se le da el mismo tratamiento que al del techo de cristal femenino? ¿Por qué en un caso se ignora como fruto de la decisión individual de los niños, y en el otro se enfatiza como discriminación por sexo? ¿Por qué no son ambos el resultado de decisiones individuales, o son ambos el resultado de la sociedad imponiendo injustamente sus roles a los individuos? ¿Para cuándo la igualdad en este aspecto?
"La igualdad entre hombres y mujeres, malherida en general, adopta en el campo, a veces, tintes patéticos. Y no precisamente por el papel que desempeñan las mujeres,aguerrido, firme y decisorio, sino por la escasa proyección pública que se deja entrever."Sí, es verdad, porque la proyección pública del hombre del campo es espectacular...
Como indica OXFAM en su informe "Cultivar un futuro mejor" (www.oxfam.org/crece): "... dotando a las mujeres del mismo nivel de acceso a los recursos que a los hombres, podrían incrementar los rendimientos de sus fincas entre un 20 y un 30 por ciento, reduciendo así el número de personas hambrientas en el mundo entre un 12 y un 17 por ciento."Poca broma.
Bien por ellas, pero cuando la mujer se va a quitar el lastre de ser trabajadora y sin gozar de sus propios méritos? Quien les dijo a estas mujeres que no son nada? No hay reconocimiento porque está en el status quo no tenerlo y esto lo cultivan y guardan las mismas mujeres. No van a pedir nada para sí mismas, ni siquiera justicia ni para ellas, ni para sus hijas cuando sufren abusos, desprecios y discriminación... pero bueno, no solo en España, tambien en Francia son objeto de insultos en su propio parlamento. Cuánto nos queda y que poco realistas mis compañeras cuando dicen y bueno.......
en el campo conviene ser mujer, porque los padres saben de sobra el escaso futuro que les espera a ellas. Por eso, es a ellas a quienes les pagan la carrera. Ellos se quedaran en el pueblo muertos de risa, yendo los viernes por la noche al puticlub. Fomentando el multicularismo, eso sí.
Pues tú misma, Pilar Paredes Martín. Tú eres LA ÚNICA, hasta el momento, que ha insinuado que estas mujeres no son NADA. Cada vez que me encuentro con una campesina no pienso para nada en su status ni en su valía. Me dejo llevar por la conversación, si la hay, o disfruto del paisaje o ambas cosas. La gente como tú, con vuestros alegatos desgastados impregnados de pasión, buen rollo y deseo del bien ajeno, es la que está etiquetándolo todo y obligando a los demás a categorizar. Tú misma, Pilarín, tú misma piensas que las campesinas NO SON NADA.
El mundo rural ha cambiado bastante. Unas amigas han montado un sexshop increible en Aranda de Duero (www.intimissimoaranda.com). Si he dicho Aranda, no Madrid o Barcelona. Desde allí hacen propuestas sobre sexualidad a las mujeres del mundo rural. Están asociadas con la Unidad de Fisioterapia de la Mujer y con sexologos.Eso es también el mundo de la mujer rural.Carla
Sí, claro, los hombres rurales, a diferencia de las mujeres, llevan una vida de marajá.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS