Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ashton y Demi, ¿divorcio en 140 caracteres?

Varios medios estadounidenses afirman que la pareja ha iniciado los trámites para una separación millonaria

¿Divorcio en 140 caracteres? Eso es lo que parece está ocurriendo entre Ashton Kutcher y Demi Moore. Varios medios de comunicación de Estados Unidos aseguran que la pareja está al borde del divorcio. Es más, afirman que sus abogados ya están negociando el reparto económico y se habla de una separación de 290 millones de dólares (casi 215 millones de euros).

Fuentes próximas a la pareja aseguran que estos ya no viven juntos desde hace semanas. Las últimas fotos de ambos juntos se obtuvieron en julio pasado. Desde entonces se han dejado ver por separado. Inicialmente se pensó que la distancia se debía a motivos profesionales. Ella está rodando en Nueva York su próxima película y él se encuentra inmerso en la nueva etapa de la serie Dos hombres y medio. Pero lo raro del asunto es que, a diferencia de lo sucedido en otras ocasiones, la pareja no ha hecho una escapada en sus trabajos para pasar unos días juntos. Tampoco el pasado día 24 de septiembre, cuando se cumplía su sexto aniversario de boda. Ni tan siquiera, ellos que son los reyes de Twitter, se mandan mensajes desde hace tiempo, tampoco en esa señalada fecha. De hecho, el día anterior, 23 de septiembre, ella colgó un único mensaje en la red social, una frase del filósofo griego Epícteto: "Cuando estemos ofendidos por el error de alguna persona, debemos girar hacia nosotros mismos y estudiar nuestros propios fallos. Entonces olvidaremos la ira".

La pareja, que comenzó a salir en 2003, se casó en 2005. Hace un año empezaron a circular rumores de infidelidad y dieron comienzo los problemas maritales que intentaron resolver con un viaje espiritual a Israel.

Pero ahora los rumores de infidelidad parece que tienen algo más de fundamento. Una joven ha asegurado a una publicación digital que mantuvo relaciones con el actor la noche de su sexto aniversario de bodas, que pasó de fiesta con unos amigos en San Diego.

De momento, sus respectivos agentes no han querido hablar del asunto. Habrá que estar atentos a Twitter.