Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella considera la manifestación un acto de "provocación"

La teniente de alcalde compara la marcha laica con una eventual manifestación "antigais" durante el Orgullo

Para la teniente de alcalde de Madrid, Ana Botella, "son ganas de provocación" que se haya autorizado una manifestación laica para mañana a las siete y media de la tarde, coincidiendo con la Jornada Mundial de la Juventud en la que se espera la visita del Papa Benedicto XVI. La también concejal de Medio Ambiente ha comparado la marcha con una eventual protesta "antigais" durante la celebración del Día del Orgullo Gay. "Nunca se debe convocar nada anti a algo que ya está organizado", ha afirmado Botella.

La manifestación, convocada por -Europa Laica, la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL) y Redes Cristianas- con el lema De mis impuestos, al Papa cero, pasará finalmente por la Puerta del Sol. Los manifestantes habían pedido terminar en el kilómetro cero pero se han conformado con pasar por Sol con la condición de disponer de "calles amplias" para circular con facilidad y de tener "visibilidad". El acuerdo llegó después de que la Delegación del Gobierno rechazara el pasado lunes las tres alternativas de itinerario que habían pedido los convocantes y estos amenazaran con mantenerla a pesar del veto.

La número tres en la Alcaldía de Madrid ha insistido además en que el Papa "no solamente es un líder espiritual, sino que también es un jefe de estado que arrastra a un gran número de personas" y que su visita a la capital "va a dejar mucho dinero en la ciudad de Madrid y ha creado empleo temporal". Según Botella, la mayoría de los madrileños "están esperando un evento con proyección internacional", con independencia de sus creencias. Madrid va a ser "el escenario del mundo" ya que "probablemente no ha habido un evento en la historia de esta ciudad en el que se vaya a concentrar un mayor número de personas".