Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Vulva o chochete?

¿Vulva o chochete?

Hace un par de semanas, un lector, Antonio Masia, escribía este comentario en el post de mi compañera Clara Blanchar sobre cómo se puede vivir con niños y sin coche:

Hola a todos,Permitidme que haga una pregunta que no viene a cuento pero es que nunca sale el tema. Tengo un hijo de 6 años y hija de 4 y me gustaria que me sugiriérais nombres para denominar el aparato genital de los niños. Con el niño nos hemos quedado con pilila, pero con la niña nos hemos atascado, empezó siendo culete para todo y ahora ella cuando lo usa con otra gente esta confusa por su reacción. Cómo le llamáis vosotros???He preguntado a familiares y amigos pero no me convence ninguna de sus ideas".

Entre los lectores que respondieron, había dos tendencias: los que utilizaban algún eufemismo, tipo "pipi", "papo" o "chichi", y los que preferían llamar a los genitales por su nombre: pene y testículos, y vulva y vagina, aunque suenen muy clínicos y fríos, como decía Antonio en otro comentario.

La verdad es que yo también le había dado vueltas a veces a esta cuestión, y es cierto que parece más complicado en el caso de las niñas: hablando con papá, es decir, en español, David tiene "pito" o "pitillo", algo que no dudo que todo el mundo entiende. Pero lo de Natalia es "tete" o "chisporri", y ya no tengo tan claro que fuera de casa se sepa a qué se refieren. Otros más comunes, como "chochete" o "chichi", me suenan algo bastos, aunque pueden dar lugar a anécdotas muy graciosas, como esta que contaba Ana Pantaleoni en otro post.Pese a ello, mi Eduardo defiende su uso porque las considera "palabras propias de la infancia", al igual que los juegos, o determinadas películas o libros.

En chino, uso para los dos el mismo eufemismo, algo así como "chuchu". Como en el caso de Antonio, nos cuesta usar los términos reales al hablar con niños tan pequeños, no por vergüenza o tabú, sino porque parece que no pegan mucho. Pero yo misma soy el ejemplo viviente de los riesgos de esta práctica: a mis 37 años, ¡tengo que mirar el diccionario para saber cómo se dice pene o vulva en chino! Y es que con mis padres siempre fue "chuchu" y no he estudiado en ese idioma ni he tenido conversaciones en chino sobre genitales...

Le consulto a mi educador infantil de cabecera, Javier Pizarro, que como profe de niños de 2-3 años, ha oído de todo: "chochete", "vulva", "rajita", incluso "pesetilla"... Sin embargo, él es partidario de llamar a las partes del cuerpo por su nombre. "Es cierto que pene o vulva son feos, y suenan raro en niños, pero también lo es esternocleidomastoideo", bromea.

Imagen de 'La educación sexual de la primera infancia' Pizarro cree que "no hay que usar eufemismos porque los niños perciben que hay un tabú, que hay algo malo y que lo tienen que explorar de otra manera". Es decir, que se dan cuenta en seguida de que mientras a las demás partes del cuerpo las llamamos por su nombre, sentimos cierta vergüenza al hablar de los genitales, que además están normalmente tapados. Y esto precisamente coloca un foco sobre estas partes, llama más su atención. Pero a la vez, no confían en nosotros para preguntarnos al notar nuestro reparo. Otro pero que le encuentra Pizarro al uso de eufemismos es que los que aluden a los genitales femeninos "muchas veces tienen connotaciones machistas, que van dejando un poso".

Este educador infantil recomienda tratar el tema "con naturalidad absoluta". Es decir, al cambiarlos o asearlos, decir, "ahora te voy a lavar el pene o la vulva", igual que se diría con las manos, los pies o cualquier otra parte. Es el mismo consejo que les da a los padres de sus alumnos, que, dice, se lo toman bien. "Pero sin hacer grandes fiestas, para no focalizar su atención en eso ni darle más importancia de la que tiene".

Cuando son más pequeños, simplemente basta con designar cada parte con su nombre. Pero más adelante, como hacia los dos años, empiezan a preguntar por las funciones de los genitales y notan que los masculinos y los femeninos son distintos. A los tres, por ejemplo, los niños se dan cuenta de que tienen erecciones, y sienten curiosidad por ello. Aunque el tema de la educación sexual da para un post mucho más amplio, no está de más adelantar alguna idea: Pizarro explica que no hay que agobiar a los críos con charlas detalladas, sino "dar la información que estén preparados para entender": por ejemplo, al principio es solo por donde se hace el pis, y después, se va añadiendo información, "pero a pasitos, para que vayan asumiendo los conceptos y elaborándolos".

"Están investigando y descubriendo su cuerpo todo el rato, y hay que ayudarlos con naturalidad", dice. Por eso, recomienda que los propios padres, que muchas veces no hemos tenido una educación sexual amplia ni adecuada, nos informemos y nos planteemos los temas que puedan ir surgiendo antes de enfrentarnos a sus dudas. Para eso, pueden servir guías como esta sobre educación sexual en la primera infancia y esta otra para niños de 6 a 12 años. En fin, ¡a estudiar!

Comentarios

Yo soy Pedagoga y recomiendo llamar a las cosas por su nombre. Cambiando los nombres estamos creando un tabú que no es necesario, pero pensad que además para los niños sí que se puede llamar pito o pilila pero para las chicas es mucho menos agraciado. Seguimos alejando sin quererlos a nuestras propias hijas del conociento de su propia sexualidad.
¿Por qué tratar de inculcarle a los niños palabras que muchas veces ni los adultos utilizamos? "Amiga, deberías comprarte una talla más de pantalones porque creo que con estos se te marca un poco la vulva" ...¿De verdad alguien ha dicho alguna vez esta frase sin sufrir después un repentino ataque de risa? No creo que haya ningún problema en utilizar palabras graciosas para referirse a los genitales si después al niño se le da una educación sexual sana donde no exista nada de lo que avergonzarse.Mi hija pequeña dice guauguau para referirse a los perros y dudo mucho que por ello desarrolle una conducta diferente hacia el mundo animal que el pequeño que al ver uno por la calle exclame "Mira, papá, un Basset Azul de Gascuña!
Lo de las "palabras propias de la infancia" me parece una soberana tontería. Una cosa es que los niños deformen las palabras con su lengua de trapo cuando están aprendiendo a hablar y otra que les enseñemos directamente a decir "guauguau", "pupa", etc.. Al niño le cuesta el mismo esfuerzo aprender a decir "perro" que "guaguguau". ¿Por qué enseñarle entonces la palabra "infantil" para que luego tenga que aprender la "adulta"? Me parece una pérdida de tiempo y una infravaloración de las capacidades de los niños. Lo mismo con las partes del cuerpo, incluidos los genitales. Otro argumento para que aprendan directamente a decir pene, testículos, vulva y vagina en el entorno familiar es que ya tendrán oportunidad fuera de él (sobre todo en el patio del colegio) para aprender otros eufemismos más o menos groseros o puritanos. Al menos, en el caso de mis hijos así ha sido, y saben muy bien en qué tipo de contexto y registro de lenguaje se pueden emplear las distintas denominaciones. Del mismo modo que pronuncian con soltura y emplean con propiedad "esternocleidomastoideo".
Hola. Me llamo Marta y hace unos años, cuando me casé, tuve que ir a terapia psicológica porque sufría dispaurenia y vaginismo. Mucha gente no conoce estos desórdenes sexuales, y no sabe que empiezan en la primera infancia, cuando la mamá te pega en la manito por "tocarte" o cuando le cambian el nombre a los genitales. Creo que es importante llamar a las cosas por su nombre, especialmente en el caso de las chicas, para que no sientan que hay algo malo en ello y en el futuro puedan tener una vida sexual sana. Yo todo esto no lo aprendí hasta los 23 años, pero ahora que lo sé, con mi nenita uso con naturalidad las palabra vagina, porque no quiero que ella sienta que hay algo malo en ninguna parte de su cuerpo.
Un niño con 19 meses no tiene la suficiente maduración cognitiva y linguística para pronunciar la palabra "perro" y no seré yo quien le dé en la mano y le grite ¡Que no te vuelva yo oír decir la palabra guauguau! Los extremos son malos en un lado y en otro.
BlogdeMadre, si el niño dice espontáneamente "guauguau" me parece estupendo, yo tampoco le contestaría la barbaridad que dices, le diría "sí, cariño, es un perro muy bonito" o algo por el estilo. Lo que me parece absurdo es que los adultos les enseñen las palabras infantilizadas "estándar". precisamente en un momento de su desarrollo en que más capacidad tienen para aprender a hablar correctamente su idioma materno e incluso otros. Algunas de las palabras que mis hijos deformaron o inventaron cuando aprendían a hablar han permanecido desde entonces en la "jerga" familiar por ingeniosas, divertidas, tiernas... Por cierto, con 19 meses o muy poco más (en cualquier caso menos de dos años), uno de ellos se cayó en el parque y una amable señora que acudió a ayudarle le preguntó "¿Te has hecho pupa?" a lo que él contestó "No señora, me he hecho daño", sin ningún recochineo, sencillamente no sabía lo que significaba "pupa", pero lo dedujo al poco tiempo. Y ten por seguro que si una amiga lleva unas mallas demasiado ajustadas, le diré sin sonrojo ni ataque de risa: "hija, cómprate una talla más, que con esa se te marcan hasta los labios menores".
Con todos mis respetos, los niños son eso, niños, y no podemos pretender hacerles hablar como adultos diciendo palabras como otorrinolaringólogo o esternocleidomastoideo. Todo debería tener su momento y su edad. No teoricemos tanto, por favor, que no debe ser tan difícil...
En casa decimos cola o platanito y manzanita. La verdad es que hay muchas denominaciones" lights" para los niños pero para las niñas todo parece que suena feo.
los niños se inventan palabras y es genial , pero creo absurdo que nosotros hablemos un lenguaje infantilizado con ellos que no es nuestro lenguaje natural. El gato se llama gato y si el niño le llama 'miau', genial pero yo me sentiría capaz de decirle, mira un 'miau' si yo digo gato.en el tema de vulva etc, mi hija siempre le ha llamado por su nombre, creo que lo aprendíó en la guarderia y los nombre eufemistcicos los ha ido aprendiendo sobre la marcha en la escuela, pero a ya no se nos hace raro que diga 'me pica la vulva' pues para ella es natural.como anécdota, una vez me preguntó por el nombre de otra parte de su cuerpo (más o menos detras de la rodilla) no conformandose con 'la parte de atras de la rodilla' y ahora un nombre muy popular en casa es el 'hueco poplíteo"
Yo digo chumi (de chumino) o chochete, así que mi hija de tres dice lo mismo, no le veo nada malo, vulva me parece demasiado, y picha o pilila, oir ecir testículos, pene o vulva a un niño pequeño suena un poco a "robainfancias", esos tres términos no son naturales en nuestro lenguaje,o por lo menos en el mío, así que si se quiere tratar con naturalidad pues llamémosle como lo hacemos normalmente.Una anécdota, mi marido es argentino y en su momento no estaba familiarizado con los nombres de los genitales y teniendo mi hija unos meses le dio: "Vamos a limpiar el c*ño a la bebita!!!!!"
Ja, ja, Montse, me has recordado que en mi casa ese hueco poplíteo lo llamamos "sobaco de la rodilla", precisamente porque fue así como lo bautizó espontáneamente uno de los niños; y el cuero cabelludo es el "culo cabelludo", porque nos hizo mucha gracia esa confusión que tuvo también uno de ellos. Y Miranda, en efecto, cada cosa a su tiempo: obviamente no aprendieron a decir otorrinolaringólogo ni esternocleidomastoideo a los 19 meses, sino varios años más tarde, cuando vino a cuento emplear esos términos (en el primer caso, cuando uno de ellos tuvo que acudir a ese especialista por un problema de salud, el segundo cuando empezarón a estudiar anatomía en clase). Que no estoy hablando de enseñarles palabros a los niños pequeños como si fueran loros, sino de enseñarles a hablar con propiedad, nada más.
Pues sinceramente para las niñas yo lo llamo " Kantorkiki" lo digo por si a alguien le parece mejor que pesetilla o rajita
me ha gustado lo de "robainfancias" para ciertos términos a edades muy tempranas (de 2 a 6 años); aunque, también digo que si no de uso común, sí es conveniente que vayan sabiendo que al igual que omóplato, trapecio y esternocleidomastoideo existe pene, vulva, clítoris, labios, frenillo, glande, testículos... Pero Pizarro lo apunta: conforme vayan siendo capaces de entenderlo. Personalmente prefiero que diga zapatos a papos, al mismo tiempo que prefiero que mi hija (30meses) diga chichi, chichirri, chimirri, chumichirri... (lo de chumi o chumino... es que por mi zona se entiende como un pelín más soez; así que lo dejaré para cuando sea algo mayor).
Hombre, Azul Lavanda yo estoy de acuerdo conque los peques pueden perfectamente con los nombres tecnicos, y en contra de usar un vocabulario infantilizado... pero seamos sinceros, ?quien de nosotros dice aquello de "tengo un picor en la vulva" sino es delante del medico? Si en tu familia funciona asi desde el principio, perfecto, pero las cosas como son, en la mia usamos eufemismos y no precisamente porque tengamos una relacion insana con el tema. El gluteus maximus tampoco se llama por su nombre tecnico en la vida diaria y todos comprendemos tarde o temprano que la palabra culo no es para usarla fuera de un ambito relajado. Los Supernenes usan diminutivos (por cierto, porque en aleman tambien se usan: traducido seria algo asi como el "hombre del pis" y la "mujer del pis"). SG ya se ha aprendido tambien los nombres tecnicos en los dos idiomas y supongo que los usa correctamente en contexto. Porque los niños otra cosa no, pero son listisimos para asimilar cuando y como se aplican las normas del lenguaje ;) Un supersaludo
Es obvio que me explico fatal, así que este será el último intento: que no digo que se penalice el uso de diminutivos (si uno de los niños me dice "tengo el pito rojo" no le digo "pues hasta que no digas que tienes el pene escocido no te doy la pomada"), sino que considero obligación de los padres eneseñar los términos con la mayor precisión posible; y a medida que vayan surgiendo otros nombres (en pelíuclas, en el parque, en el colegio), les expliquen cómo emplearlas con propiedad. Y economía de lenguaje, me parece más cómodo decir "culo" que "glúteos"; del mismo modo que me parece mucho más sencillo decir vulva en " Kantorkiki". Y sin pretender herir sensibilidades, "chici", "chocho", "potorro" y demás me suenan (desde pequeña) tan ordinarios como "coño", e incluso más hipócritas. Pero ahí ya nos mentemos en el lenguaje machista y ese es un tema para otra ocasión. Siguiendo con las anécdotas, el otro día uno de los niños dijo "cojón" en lugar de "cojín" y nos reímos mucho los dos, y todavía más cuando nos dimos cuenta de que en realidad nos estábamos descojonando. Pero antes de saber lo que era un cojón o un huevo, supo lo que era un testículo.
Incluso habiendo nacido en el 75, y con 3 niñas menores de 5 años... miedo me da.
mi peque (niña) tiene 4 años, y aunque en casa llamemos pepe a la vulva ella ya ha visto en el cole (desde antes de cumplir 3 años) que se llaman vulva y pene, y no creo que esto le esté causando confusión ( y por supuesto espero que no le provoque ningún desorden sexual en el futuro, como indicaba Marta), simplemente imagino que en cada sitio usará el nombre que corresponda.
Bueno, parece que to lo tengo fácil... mis hijos son varones!!! nunca he usado otras palabras más que pito, pitorro, culo, culete porque son las palabras que yo suelo usar. El pene y la vulva vendrán después, por ahora no se han mostrado muy interesados por el asunto...!
Hola, En casa, mi hija de 2 años lo llama pipi, y no porque sea un tema tabú, sino porque para ella es más fácil entender por donde hago pis, el pipi, y suena bonito, no es rudo....Cuando tenga edad estaré encantada de explicarle todos los nombres, funciones...pero ahora que es pequeña pipi nos suena muy bien. Pero tambien os digo que si mañana viene y me dice:" mami, mira mi vulva", pues no tendré problema, la diré pues sí,que es su vulva y así lo llamaríamos y punto. No veo el problema realmente. Por otra parte, estoy de acuerdo con Azul Lavanda, yo jamás diré a la niña GUAU, sino perro y si ella me dijese guau la diría: sí es un perro, sin más, pero porque no encuentro sentido en decir guau cuando un día tendrá que aprender que se dice perro, en cambio es que vulva al final tiene tantos nombres que no importa cual le pongas. Es como cuando los padres se empeñan en decir: toma el tete, en vez del chupete, si siempre decimos CHUPETE, al final de una manera u otra lo acabará diciendo, y aunque diga tete, tu le repites chupete y así aprende. Para acabar, creo que cuando vaya al cole, por la calle...a cualquiera que ella le diga: "este pantalón me aprieta en el pipi", la entenderán perfectamente y otra vez, suena mejor que decir: "me aprieta en la vulva". Yo no sé quien inventaría ese nombre de vulva, que suena rarísimo.
El gran problema es que pito es coloquial, no vulgar. Pero no existe ninguna forma coloquial que se use para vulva o vagina entendida por tdos. Chocho o pepe son muy vulgares. Obviamente, es reflejo de la sociedad machista en la que vivimos (el pene puede mencionarse de forma "normalizada" pero no la vulva, para la que no hay nombre). No es fácil...
Mi hijo tambien aprendio en el cole que se llaman vulva y pene. Pero la palabra culo en Mexico es muy grosera y no se dice, se dice cola. Pero nosotros le decimos culete en casa. A mi tampoco me gusta la palabra vulva (y eso que mi hijo se pasa el dia diciendola y tocandome!!), pero es que las otras me gustan menos todavia!! que horror! Lo mas gracioso es que aqui a las pastillas de homeopatia redondas las llaman chochos, y yo cada vez que lo dicen me harto de reir, claro! y para colmo cuando las tome yo!! cuando le dije a mi hermana que me chupaba 40 chochos a dia se quedo a cuadros porque no sabia que era, y cuando se lo explique a una amiga mexicana nos reimos sin parar horas!!
Si estamos de acuerdo, lo que queria recalcar es que seguramente los niños imitan lo que se dice en su entorno. Y si yo no uso la palabra vulva para hablar con mi madre (no se si caeria la pobre, sobre que le estoy hablando) pues es normal que mi hija tampoco la use conmigo. Una solucion intermedia es referirse a "tus partes"... Mas neutro no puede ser.Por cierto que la misma economia de lenguaje entre gluteo y culo, la hay entre testiculos y huevos. Un supersaludo
Para mí es chochete, yo no puedo usar con mi hija la palabra vulva porque nunca la uso para mí por lo que me resulta ridículo.
Me parece que en los comentarios algunas personas confunden el significado de la palabra "eufemismo". No se puede hablar de "culo" como un eufemismo (el eufemismo sería "trasero", por ejemplo), ni tampoco se puede hablar de "eufemismos más groseros". Si es más grosero, ya no es un eufemismo... Luego, palabras como "chocho" no son eufemismos, son simplemente coloquiales o vulgares (según el caso); "vulva" tampoco es un eufemismo, sino el nombre estándar (técnico). Y otras intencionadamente groseras, como "coño", son disfemismos.Por poner otro ejemplo: morir es el término habitual, fenecer, fallecer, pasar a mejor vida, etc. son eufemismos, y palmarla, diñarla, morder el polvo, etc. son disfemismos.Decir "guauguau" en lugar de perro tampoco tiene nada que ver con los eufemismos, porque a nadie le da pudor o le suena mal pronunciar "perro". Es un término infantil y nada más. Sin embargo, "picha" además de infantil es eufemístico y existe una razón, que a tu hijo de dos años no le dices: "No te rasques la polla (o los cojones, etc.)" (aunque a tu marido sí se lo dirías). Por eso no tiene sentido meter "guau-guau" y "picha" en el mismo saco, el motivo de llamarlos de otra manera es distinto.Espero no haber parecido muy pedante. No es mi intención. Pero supongo que habrá alguien a quien le interesen estas cosas...
Estando de visita en casa de una prima, cuando mi niña, de 18 meses usaba pañales, al proceder a cambiarla, estaba presente uno de sus nietos, un año mayor que mi niña. Al ver que la nena tenía algo diferente entre sus piernitas, muy sorprendido le dijo a la abuela: " No tiene pepe !!" . Entonces mi prima, con toda naturalidad le dijo: "No. Ella tiene pepa" y santo remedio.
cotorrita, asi le llamamos
Yo tengo un niño de casi tres años y decimos "pito" y "cataplines". No veo nada malo en ello. También decimos "sobaquillo" en lugar de "axila", y creo que seguimos llamando a las cosas por su nombre. Él sabe que los pies se llaman "pies", pero que también podemos decir "pinreles". Son denominaciones cariñosas que utilizamos simplemente porque nos gustan. Si me apetece decir "culete", ¿por qué narices tengo que decir "glúteos" o cualquier otra cosa? Sí es cierto que el caso de los genitales femeninos la cosa es más complicada, pero, bueno, las niñas de hoy ya lo cambiarán. Si es "vulva" lo que se está imponiendo, a sus hijas ya no les extrañará... Eso sí, a mí que no me roben mi "pito" ;-)
¡Qué curioso! Yo pensaba que "pocheta" estaba generalizado para llamar a la vulva, pero a lo mejor es un regionalismo, porque nadie lo ha mencionado. A mí ésta también me sonaba mal y empezamos a utilizar con mi peque "chochillo". Un día la seño de la guardería me contó muerta de risa que las peques de 2 años pasaron la mañana discutiendo por el nombre: para la mayoría era "pocheta" y para la mía "chochillo". ¡Y todas querían tener razón, claro!
Desde siempre hemos llamado a las cosas por su nombre: los perros son perros, el chupete chupete, la vulva vulva. Lo más gracioso fue un día que nuestra hija Ana, de 21 meses, nos dijo: "Papá tiene vulva" y le contestamos que no, que tiene pene. Y ella nos contestó: "Ana también, para peinar el pelo". Todavía nos estamos riendo.
Cuando yo era pequeña (tengo 42), diferenciaba entre "culo de atrás" y "culo de delante". A mí alrededor lo llamaban "pesetina" o "castaña".
Cuántos comentarios despierta este tema ....mmmm!!! Bueno, yo creo que cada uno haga lo que mejor considere. Yo le digo vulva a mi hija cuando la baño y con 14 meses sabe lo que es, pero si a alguien le resulta incómodo o raro decir vulva, su hija lo notará y, a los defensores de llamar a las cosas por su nombre --yo lo soy y lo practico-- les diré que causará exactamente el mismo efecto tabú. Lo que sí que creo que es importante es darles nombres diferenciados al pene y a la vulva del culo porque sobre todo después se pueden hacer unos líos muy grandes con el tema de por dónde salen los bebés. Mientras uno se sienta agusto y haga un esfuerzo por explicarles con calma y con normalidad las cosas, pues todos contentos.
Mis niñas siempre lo han llamado culillo y tan panchas que se quedan.Lo de vulva lo encuentro excesivo
para niñas en casa siempre he oido "potota"
Tengo tres hijos y la última la cuarta es una niña, tenia un problema para nombrar sus partes femeninas, asi que le pregunte a su pediatra que nombre podia usar, me aconsejo totete, y totete es el que uso, va muy bien.
Pues yo siempre lo he llamado chochono chichi
Nadie conoce el término TOTO?? De siempre he oído (al sur de Cádiz) ese término para referirse al kiwi
Mi niña de 30 meses sabe que los niños tienen pene y las niñas vulva; en su guardería 2 niños discutían como es que se le llamaba a la vulva: si chochete o kantorkiki.Mi hija molesta por la incultura de los niños les dijo: se le denomina 'vulva'.TODO POR SU NOMBRE SIEMPRE ES MEJOR, HACE A TUS NIÑOS CULTOS Y CORRECTOS.
El txitxingorri