Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carga policial contra el 15-M en Salamanca

Una veintena de policías se enfrenta con los indignados causando cinco heridos

Los indignados de Salamanca, acampados en la Plaza de la Constitución de la ciudad castellana, denuncian una violenta agresión por parte de la Policía local que se saldó anoche con cinco personas heridas, una de ellas con una posible fractura en la nariz.

De vuelta hacia la acampada de un acto de carácter religioso organizado en el Aula Cultural de Caja Duero en el que participaban el presidente de la Fundación Interconomía, Alfredo Dagnino, y el obispo de Salamanca, Carlos López, y al que los indignados se habían acercado para proferir desde la calle proclamas, los manifestantes se encontraron con el alcalde de la ciudad, Julián Lanzarote, del Partido Popular.

Éstos, explican por teléfono portavoces del 15-M en Salamanca, comenzaron a seguirle por la calle Zamora, cercana a la Plaza Mayor, gritando, de modo pacífico, algunas de sus consignas.

Ante ello, varios agentes de la Policía local y policías secretas, decidieron acordonar la calle Toro, en los aledaños de la Plaza Mayor, y uno de ellos amenazó a una de las manifestantes -"o te callas o te doy una hostia"-.

Uno de sus compañeros sacó en ese momento su teléfono móvil para grabar lo ocurrido, lo que -explican los indignados- precipitó una carga por parte de al menos once policías locales, cuatro de ellos sin identificación, y cinco secretas con porras, patadas y gas pimienta. La policía local de la ciudad reconoce el enfrentamiento y lo califica de "rifirrafe".

El movimiento ya ha convocado para hoy por medio de Twitter (#acampadasala y @salasinmiedo) y Facebook una concentración a las 11.00 en la Plaza de la Constitución para denunciar, bajo el lema "No tenemos miedo", lo sucedido.