Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rouco: "Los problemas más serios de los jóvenes están en su alma"

El cardenal cree que los indignados "deben beber de fuentes de humanidad" distintas a la política

El arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, en el Foro de la Nueva Sociedad.
El arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, en el Foro de la Nueva Sociedad. EFE

"Los problemas de los jóvenes están en las situaciones de paro, pero sobre todo están en su alma. Ahí es el único sitio donde pueden solucionarse". Este es el mensaje del cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, a los indignados que expresan estos días su malestar concentrados en las principales plazas de las ciudades españolas.

"Los problemas de los jóvenes nada tienen que ver con la política, tienen que ver con su alma, con su corazón, con su vida más profunda y más íntima. A lo mejor es ahí donde están los problemas más serios", ha añadido el prelado. En su opinión, las demandas de estos ciudadanos indignados se sitúan en "un panorama de problemas que aparentemente se pueden resolver con mejoras técnicas, jurídicas, económicas o sociales".

"Lo importante es llamar a los bomberos"

Utilizando la comparación de una casa en llamas con la situación actual, Rouco ha señalado: "Si estamos en esta situación lo importante es llamar a los bomberos, pero sobre todo lo más importante es actuar para que esto no vuelva a pasar, y para ello se necesita algo más que soluciones técnicas. La democracia vive de presupuestos que ella misma no se puede dar. Debe beber de otras fuentes de humanidad".

El líder del catolicismo español ha sido el protagonista esta mañana de un desayuno convocado por el Foro de la Nueva Sociedad, de Nueva Economía Forum, en un lujoso hotel de Madrid, para hablar sobre la Jornada Mundial de la Juventud, convocada en Madrid para el próximo mes de agosto. Le acompañaron el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, el dirigente del PSOE, Álvaro Cuesta, los diputados del PP Jorge Fernández Díaz y Federico Trillo, y numerosos eclesiásticos, entre otros el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, y el obispo auxiliar de Madrid, Fidel Herráez.

Han estado presentes, además, numerosos empresarios, colaboradores necesarios en la financiación de unas jornadas que reunirán en Madrid durante tres días, según Rouco, a más millón y medio de jóvenes de 182 países. "No hay cosa más económica que rezar", ha replicado el cardenal cuando se le ha preguntado sobre los dineros que la Iglesia católica va a gastar, en plena crisis, en la organización de ese acontecimiento.