Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las multas se disparan un 47% a los dos meses de la eliminación de la 'zona 80' en Barcelona

El responsable de Tránsito recuerda que ya advirtieron que serían más estrictos a la hora de sancionar

Las multas se han disparado un 47% en la antigua "zona 80" en los dos primeros meses tras la eliminación de este límite de la velocidad en los accesos a Barcelona, según ha anunciado hoy el director del Servicio Catalán del Tráfico, Joan Aregio. Aregio ha explicado que entre enero y febrero de este año -cuando aún estaba vigente el límite de la velocidad a 80 por hora en los accesos a Barcelona- se iniciaron un total de 7.079 expedintes sancionadores, mientras que entre marzo y abril -una vez suprimida la limitación a 80-, las multas se han disparado un 47% y han alcanzado las 10.434.

Aregio ha señalado que uno de los factores que explica este aumento de las sanciones es que con el anterior consejero Joan Saura -impulsor de la limitación a 80 en los accesos a Barcelona- se dio un margen de "permisividad" más amplio a la hora de no sancionar a los infractores en la "zona 80". El responsable de Tráfico ha recordado que cuando anunciaron la supresión de la limitación a 80 ya advirtieron de que serían más estrictos a la hora de sancionar a los conductores que rebasaran los límites establecidos.

Aregio no ha querido entrar en más detalles sobre el aumento de las sanciones impuestas, ya que cree que se trata de un período corto de tiempo y que hay meses con comportamientos atípicos que disparan las estadísticas. En cualquier caso, según los datos de Tráfico, el incremento del 47% de las multas entre enero y febrero y marzo-abril contrasta con el aumento de sólo el 18% de las multas en la misma comparativa del año pasado.

El responsable de Tráfico ha hecho un balance altamente positivo de la eliminación de la "zona 80" y ha remarcado que en dos meses -en los que la intensidad media de vehículos ha bajado un 2%-, las congestiones se ha reducido un 13% y el número de víctimas mortales y heridos graves ha bajado un 30%. Según Aregio, los que auguraban todo tipo de desastres por la eliminación de la "zona 80" se han quedado sin argumentos, porque la supresión de esta medida ha sido asumida por los conductores con "plena normalidad".

A falta de que se conozca la influencia que la supresión de la "zona 80" ha tenido en la calidad del aire, Aregio ha insistido que el cambio "ha valido la pena" y ha remarcado que no se plantean por el momento ninguna corrección al nuevo modelo. No obstante, ha precisado que están pendientes aún de un informe sobre el impacto sonoro en el tramo de la C-31 que transcurre junto a Montgat (Barcelona), después de que el Ayuntamiento ha aprobado una moción, con el respaldo incluso de CiU, pidiendo que se recupere el límite a 80 por hora vigente con la extinta "zona 80".

Asimismo, Aregio ha anunciado que ya han adjudicado la obra de instalación de los pórticos de la velocidad variable en la B-23 y que esperan que a finales de año este modelo -que actualmente funciona en los accesos a Barcelona por la autopista del Garraf y la autovía de Castelldefels- ya pueda estar vigente desde Molins de Rei (Barcelona) hasta la entrada a la capital catalana por la Diagonal.