Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Sol pide "más madera"

Los activistas amplían el campamento, crean zonas en las que se prohíbe grabar a los medios y las comisiones de respeto e infantil

Aunque se oían voces de retirada, la comisión de infraestructuras ha puesto punto en boca a los rumores. Con la petición de "más madera" -en referencia a los palés con los que cubren el suelo- para ampliar el campamento, el Movimiento 15-M consolida su concentración en la Puerta del Sol. El día ha transcurrido entre reunión y reunión. Pequeñas asambleas, que no corrillos, en los que se concedía a todo el mundo un minuto para exponer su postura en cuanto a qué hacer mañana, jornada de reflexión electoral, y el domingo de votación. Los asistentes han contado en su turno de palabra por qué están allí, qué hacer a partir de ahora, qué quieren en el futuro...

Se cumplen cinco días de acampada y hay mucha más gente que en los días anteriores, a pesar de que la Junta Electoral Central haya vetado la concentración. No todos los que había en la plaza eran activistas del 15-M. El Movimiento ha atraído la atención de curiosos, turistas y paseantes.

Una comisión de respeto

La afluencia de personas a la Puerta del Sol ha hecho que los activistas crearan dos comisiones más para organizarse. Las decisiones se van tomando en función de las necesidades. Ayer por la noche, por ejemplo, muchos de los concentrados estaban consumiendo alcohol en la calle y terminaron orinando en la calle. El Movimiento, que siempre ha querido mostrarse cívico y responsable con el estado de la Puerta del Sol, limpiando y barriendo continuamente los desperdicios, ha creado una comisión de respeto. Tiene la función de reprochar su conducta a quienes beben y después se desahogan en la vía pública.

Para facilitar a los activistas con hijos que puedan participar en las tareas del campamento, se ha creado también una comisión infantil, una especie de guardería que vigilará a los niños. Esta comisión será una de las limitaciones que los medios de comunicación encontrarán a la hora de informar, establecidas también hoy. Tiene prohibido grabar imágenes para preservar la intimidad de los menores.

El Movimiento está tomando sus precauciones a la hora de permitir filmar a los medios. Hoy han decidido que se va a prohibir grabar en las zonas de la acampada en las que se encuentran la guardería, la enfermería, la comisión de asuntos legales y la de comunicación. Desde hace días se impide además, que los periodistas tomen imágenes de quienes participan en las asambleas. Ha habido voces discordantes con esta decisión que han pedido respetar el derecho a la información recogido en la Constitución. La comisión de Comunicación ha recordado que este asunto ya se decidió hace en los primeros días y entonces se acordó no permitir que las reuniones sean grabadas para evitar "que se manipule" lo que en ellas se debate. No obstante, finalmente se ha decidido que se permitirá a los periodistas recoger lo que pase en las asambleas a cambio de que no se filme en las cuatro zonas señaladas.

En general, en el campamento reina el civismo, pero un quiosquero de la plaza se queja de que la gente que se sube en el techo lo ha hundido. "La mayoría es respetuosa, pero deberían controlar a los que no lo son", dice. Los que sí están rentabilizando las protestas son las pizzerías que están abiertas las 24 horas y van a dar a la plaza. Desde que se creó el campamento todos los días son como una madrugada de sábado. La plaza nunca descansa.