Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Tuve un hijo hace 10 años"

Schwarzenegger desvela, tras dejar de ser gobernador, que le fue infiel a su esposa con una empleada de su hogar

No habrá ganado muchos premios como actor, pero ha sido capaz de engañar con maestría a su familia durante una década. Arnold Schwarzenegger, de 63 años, esperó a abandonar su puesto como gobernador de California para confesarle a su mujer que había tenido un hijo 10 años antes con una empleada de su hogar. La relación entre la pareja ya estaba maltrecha, pero aquella revelación ha llevado a Maria Shriver, afamada periodista y miembro del clan Kennedy, a hacer las maletas y marcharse con premura a un hotel, antes de esperar a los trámites formales de separación. La pareja tiene cuatro hijos, de 21, 19, 17 y 13 años.

"Tuve un hijo hace 10 años. Después de dejar el puesto de gobernador le conté a mi mujer este hecho. Entiendo y merezco las expresiones de enfado y decepción entre mis amigos y familiares. No hay excusas para ello y asumo toda la responsabilidad por el daño que he causado. Le he pedido perdón a Maria, a mis hijos y a mi familia. Lo siento, sinceramente", dijo el actor, nacido en Austria, en un comunicado. El primer medio en revelar la existencia de ese hijo fue el diario californiano Los Angeles Times.

El hijo secreto de Schwarzenegger nació antes de que el actor ganara sus primeras elecciones para gobernador en 2003. La empleada del hogar, que estaba casada con otro hombre cuando se quedó embarazada, siguió trabajando en la mansión de los Schwarzenegger en la localidad de Brentwood hasta este mismo año. Se marchó tras un acuerdo con el exgobernador y recibe una pensión para el mantenimiento del hijo. La mujer trabajó para el matrimonio durante dos décadas.

Shriver, que tiene 55 años, es sobrina del fallecido expresidente John F. Kennedy. Su padre, Sargent Shriver, cuñado de Kennedy, falleció el pasado 18 de enero, algo que le afectó profundamente. Por aquella época se enteró del hijo secreto de su marido. Durante ocho años, Shriver dejó entre paréntesis una exitosa carrera como presentadora de televisión en Estados Unidos para dedicarse discretamente a las labores de primera dama de California.

En las elecciones de 2003 hubo ya diversas denuncias públicas por supuestos excesos contra mujeres por parte del actor y culturista. Entonces, Shriver le defendió públicamente en diversos mítines. "No estaría aquí si este hombre no fuera un ser humano sobresaliente", dijo en una reunión con mujeres republicanas en el condado de Orange: "No me tomaría todo este tiempo, no hubiera dejado un trabajo que amo, no haría nada de esto si no amara a este hombre". Justo por aquella época, Schwarzenegger engendró su hijo con otra mujer.

Las diferencias entonces eran solo políticas. El actor es un republicano moderado, que en las elecciones de 2008 pidió el voto para John McCain. Su mujer es, por familia, una demócrata de pedigrí, que apoyó en diversas comparecencias a Barack Obama.A parte de eso, el matrimonio pareció, durante 25 años, en aparente armonía. Pero como suele suceder en el mundo del cine y de la política, no todas las apariencias eran ciertas en la mansión del gobernador.