Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre se atrinchera en la Sanidad sin proponer nada nuevo

Se centra en prometer que "seguirá siendo universal, gratuita y de la máxima calidad" para alejar el fantasma del copago.- Promete terminar los tres hospitales pendientes de la anterior legislatura

La presidenta del PP de Madrid y candidata a revalidar el cargo, Esperanza Aguirre, ha presentado esta mañana sus propuestas en materia de Sanidad. A falta de grandes novedades, ha sido un acto dedicado a defenderse de los ataques socialistas en este capítulo y a prometer que consolidará un sistema sanitario que Aguirre ha situado "entre los mejores del mundo". Su plan para los próximos cuatro años estará más centrado en los pacientes que en las "reivindicaciones sindicales".

El PSM, que ha hecho de la defensa de lo público su bandera, sostiene que el PP planea la implantación del copago la siguiente legislatura, que empezaría por convertir en de pago 22 servicios hasta ahora gratuitos. Una vez más, Aguirre ha asegurado que, mientras ella sea presidenta, "la sanidad madrileña seguirá siendo universal, gratuita y de la máxima calidad", frase que se está convirtiendo en el lema de su campaña por encima del oficial, el amable "centrados en ti", y que se escucha de su propia boca en las nuevas cuñas radiofónicas estrenadas hoy en las que acusa al PSM de mentir.

Para el PP de Madrid, ha dicho Aguirre, "la sanidad es la principal política social" porque la salud es "el bien más preciado de todos". A juicio de Aguirre, "los socialistas mienten, asustan y agobian a los ciudadados para conseguir votos. "Mentir sobre algo tan serio como la sanidad es injusto, ruin e inmoral" porque "es mentir para asustar a las personas cuando son más vulnerable", ha remachado. El PP, además de quejarse de la campaña socialista ante la Junta Electoral, ha presentado una demanda contra Tomás Gómez por calumnias.

Consultas de alta resolución

En Arganda del Rey, ha mantenido un encuentro a la americana en el que ha ido presentando a distintos profesionales sanitarios -una enferma renal, un enfermero, una médico de familia y un farmacéutico, estos tres últimos, candidatos del PP en distintas localidades-, que han relatado sus experiencias personales para elogiar la gestión del Gobierno de Aguirre en la Sanidad madrileña.

Aguirre ha dicho que seguirá impulsando la libre elección de médico, enfermera, pediatra, médico especialista y hospital, medida que puso en marcha en la legislatura que ahora termina, al igual que "la excelencia de los profesionales". Por otra parte, ha prometido que "potenciará" las consultas de alta resolución, que funcionan ya en algunos hospitales y que pueden diagnosticar, en una sola visita, la mayor parte de los problemas de salud, e implantará las recetas electrónicas en los centros de Atención Primaria. También ha asegurado que "mejorará" la atención sanitaria a los pacientes crónicos,especialmente a los que padecen diabetes, hipertensión, enfermedades respiratorias y Alzheimer.

El resto del acto lo ha dedicado a presumir de cifras, al asegurar que desde que es presidenta se ha iniciado "un gran proceso de modernización de la sanidad pública madrileña". Y ahí van las cifras: "72 centros de salud más desde 2003, 3.300 médicos y 2.400 enfermeras más y un aumento del presupuesto más de un 55%". Sobre los hospitales, Aguirre se ha comprometido a poner en marcha los tres nuevos hospitales de Torrejón de Ardoz, Mostoles y Collado Villalba, que deberían haberse terminado antes de que terminara la legislatura y que también serán de gestión privada. De hecho, uno de los prometidos se quedará sin hacer, el de Carabanchel. Según la presidenta, estos nuevos hospitales aportarán 600 camas más al sistema. También ha prometido reformar los antiguos, sobre todo los que "son de referencia para toda España", aunque sin concretar fechas ni presupuestos.