Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La limitación de la velocidad en autovías ahorra a España 94 millones

El consumo de combustible se redujo en marzo un 8,4% descontada la Semana Santa

La reducción de la velocidad máxima en autovías y autopistas a 110 kilómetros por hora supuso un gran impacto cuando fue aprobada tras el Consejo de Ministros del 4 de marzo. Casi dos meses después, el Gobierno presume de haber alcanzado el objetivo que se marcó con la medida, reducir el consumo de carburante, a la vez que demuestra que no existía detrás un afán recaudatorio, como se le acusó entonces.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, Miguel Sebastián, ha informado hoy de que el uso de combustible se ha reducido un 8,4% interanual en las tres semanas de marzo en que la medida ha estado vigente. Esto supone un ahorro de 94,2 millones de euros en la balanza de pagos que, según Sebastián, se han podido gastar en otros productos o servicios internos.

Si los datos se extrapolan a todo el año, Industria asegura que el ahorro alcanzaría los 1.150 millones aproximadamente. Según estos datos, se habrían cumplido las previsiones del Gobierno, que cifró un impacto de la medida del 50% en el total de ahorro previsto: 2.300 millones.

Además, el ahorro estimado para los ciudadanos es mayor ya que aproximadamente la mitad del precio del litro de carburante lo forman los impuestos. Preguntado por cuánto ha perdido el Estado con la pérdida de esos ingresos, Sebastián no ha querido contestar aunque sí ha estimado a la salida de su comparecencia en unos 200 millones de euros el dinero que han dejado de gastar en combustible los conductores.

Según los datos de Industria, el consumo de gasolina habría bajado entre el 7 y el 31 de marzo un 11,4%, mientras el de gasóleo lo hizo un 7,7%. Sebastián ha cifrado en 137.000 toneladas el petróleo ahorrado, es decir, 1,1 millones de barriles.

Industria, además, ha resaltado que el efecto positivo de la reducción de la velocidad se debe sobre todo a la concienciación de los ciudadanos, que han respetado el límite. La prueba, según Sebastián, es que desde que se puso en marcha las multas de tráfico por exceso de velocidad han bajado en torno a un 35%.

El ministro ha asegurado que la tendencia seguirá a la baja en abril y ha recordado que la medida de urgencia está en vigor hasta el 30 de junio. Entonces, el Consejo de Ministros decidirá si la prorroga o no. "Es prematuro hacer pronósticos sobre si se levantará o no", pero "ojalá bajen los precios del crudo" y pueda retirarse, ha afirmado.