Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"En EE UU tuve que explicar que el capirote no es del Ku Klux Klan"

Antonio Banderas habla del pregón de la Semana Santa de Málaga que pronuncia mañana

El cofrade de base José Antonio Domínguez Bandera, más conocido por su nombre artístico, Antonio Banderas, ha desvelado esta mañana a los medios algunos aspectos del pregón de la Semana Santa de Málaga, que pronunciará mañana en el Teatro Cervantes de su ciudad. "Nervioso no estoy todavía, aunque no descarto que mañana me dé la lipotimia que, por lo visto, les da a todos los pregoneros", ha bromeado el actor. Banderas, que se ha mostrado "muy ilusionado" ante este discurso, ha defendido que practicar las tradiciones de su tierra es compatible con la modernidad -"Acordémonos de Almodóvar, que cuando recogió su primer Oscar, citó a seis vírgenes", ha dicho-.

El actor también ha reivindicado el potencial económico de la Semana Santa, más allá de los turistas que atrae cada año: "Los cofrades no sabemos vendernos; detrás de labores como la confección del manto de la Virgen de Lágrimas y Favores -su cofradía- está el trabajo de 14 personas durante tres años. "Somos una industria y damos trabajo, aunque no está cuantificado. No todo el mundo sabe bordar o hacer encajes y se da trabajo a artesanos andaluces, porque los mantos no bajan del cielo volando", ha asegurado.

Banderas ha redactado un pregón de casi hora y media muy centrado en sus propias vivencias de la Semana Santa. "He tratado de llevar el pregón a la calle, y convertirme en testigo de las cosas que he ido viviendo desde niño y lo he situado en una serie de personajes, algunos reales y otros ficticios, que hablarán de la Semana Santa", ha afirmado el actor malagueño. A modo de anécdota, Banderas ha recordado cómo en algunos programas de televisión en Estados Unidos asociaron los capirotes que llevan los nazarenos con las vestiduras del grupo racista del Ku Klux Klan. "Para que entendieran el fenómeno y sin ánimo de ofenderles, tuve que explicarles que algunas de las cofradías de Málaga eran más antiguas que América".

Banderas ha asegurado que siempre ha tenido mucho interés en que su hija, Stella del Carmen, "respirase la sensualidad que desprende la Semana Santa". "Algún día no estaré aquí y mi hija visitará la ciudad y tendrá en la cabeza estos colores y olores, lo trascendente y espiritual de los malagueños", ha afirmado.

El actor comenzó a redactar el pregón a principios de año durante un viaje y lo perfeccionó durante tres semanas en Los Ángeles. La colaboración de su hermano Francisco, también cofrade, ha sido crucial. "Él ha jugado un papel fundamental no solo en el pregón, sino en toda mi vida cofrade. Yo le leía a través de Skype las páginas que iba redactando, y a medida que recibía su visto bueno, lo íbamos cerrando".

Banderas creó el año pasado, junto a la baronesa Thyssen, la Fundación Lágrimas y Favores, que otorga becas para estudiar en Estados Unidos y Canadá a alumnos de la Universidad de Málaga que no disponen de medios económicos y colabora con la Fundación Cudeca de cuidados paliativos del cáncer. Este año, la fundación ha añadido a sus estatutos una colaboración con Cáritas. "Era de cajón hacerlo. Invitamos a las cofradías a que ayuden a paliar los efectos de esta crisis terrible en la que estamos inmersos. Echar una manilla es posible".