Una decena de nuevos imputados por el fraude en las obras del Dique Este del puerto de Barcelona

La juez que instruye el caso ha resuelto citar a declarar a los nuevos acusados tras recibir un informe de la Agencia Tributaria

La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Barcelona ha citado a declarar como nuevos imputados a una decena de personas por su presunta implicación en la trama sospechosa de haber cometido fraude fiscal y malversación de fondos públicos en las obras de ampliación del Dique Este del puerto de Barcelona.

Según han informado fuentes judiciales, la juez ha decidido estas nuevas imputaciones tras recibir un informe de la Agencia Tributaria y otro de la Guardia Civil, más allá de mantener imputado al exdirector de obras del Dique Este, Xavier Martí, y las declaraciones están fijadas para los próximos días 5, 6 y 8 de abril.

Entre los nuevos imputados están empresas suministradoras que podrían haber ejercido de testaferros de la empresa subcontratada Coterras y representantes de la Unión Temporal de Empresas (UTE) que se conformó para construir el dique. Las suministradoras son pequeñas sociedades que trabajaban con Coterras suministrándole material, pero que se presume que podrían ser simples tapaderas que servían para justificar una actividad que nunca existió y que, en algunos casos, habían sido creadas por los propios implicados en la trama.

Más información
El Puerto reclama más de 40 millones a la UTE que construyó el dique Este

Por el momento, la investigación del caso tiene en el punto de mira a más de una decena de constructores, que llevan meses imputados, y trata de dilucidar cuánto dinero se llegó a defraudar.

El fraude por el que se investiga a responsables de empresas suministradoras de escollera y a la UTE formada para construir el dique podría ser de 7,4 millones de euros, que corresponden a la compra de piedra a Coterras. Además, se sospecha que pudieron vender por 18 millones de euros varias toneladas de escollera de baja calidad al Puerto para hacer una explanada donde se aparcaban los camiones, un precio muy por encima del real, según sospechan los investigadores.

En el caso están imputados los responsables de Coterras, que fueron detenidos y pasaron 20 días en prisión, el director de obras del Dique Este del Puerto, administradores de la UTE y proveedores, entre otros.

Según se desprende de la denuncia de la Fiscalía, presentada en junio de 2010 y admitida a trámite el 20 de julio por el juzgado, sospechan que nunca existieron las 850.000 toneladas de piedra suministradas por Coterras a la UTE del total de 11,6 millones de toneladas que se necesitarn. De hecho, fuentes judiciales han explicado que han investigado las canteras de donde al parecer tenía que proceder dicha piedra utilizada en la construcción del dique y que allí no hay ningún registro de que se suministrara las cantidades anotadas, y en muchos casos, no tenían la capacidad de alcanzar estos niveles de producción.

Asimismo, la investigación ha cotejado las matrículas de los vehículos que al parecer se dedicaban al transporte de dicha piedra, que en muchos casos eran solo camionetas o vehículos pequeños que no podían transportar piedra de estas dimensiones.

Obras del dique

Las obras del Dique Este se remontan al 5 de septiembre de 2001, cuando la Autoridad Portuaria de Barcelona adjudicó el proyecto de ampliación del dique a la UTE Dique Este, formada por FCC, Construcciones Rubau, Ferrovial-Agroman y Copisa.

Este proyecto se licitó por más de 165 millones de euros -83 financiados por fondos de cohesión europeos- y dos años después se aprobó un proyecto modificado con un presupuesto ampliado de 197 millones de euros.

Además de la denuncia penal, la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) presentó en septiembre pasado una demanda civil contra la UTE por un presunto fraude de 40,7 millones de euros en las obras de prolongación el dique Este del Puerto.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS